Bélgica volvió a dar clases de basquetbol ante Puerto Rico que se hunde en el grupo C mientras que Estados Unidos batalló con las locales y lidera las acciones en el grupo B

Bélgica 87 - Puerto Rico 52

En el comienzo del juego los dos planteles ingresaron al rectángulo de juego con la intención de estudiarse los movimientos y la poca eficacia en los lanzamientos provocó que se vuelva parejo hasta la mitad del periodo. De ahí en más Bélgica comenzó a encontrar soluciones con el extra pass buscando siempre a la mejor ubicada y de a poco empezó a flechar la cancha. Los minutos finales fueron todos para la selección europea que de la mano de Hanne Mestdagh logró quedarse con los primeros 10 por 23 a 16.

En el complemento de la primera parte Bélgica fue muy superior que su rival y el poderío colectivo fue la principal arma a la hora de las ofensivas. Los aportes de Emma Meesseman y Kim Mestdagh fueron cruciales para que de a poco la diferencia en el marcador fuera en aumento. Del otro lado de la vereda Jazmon Gwathmey era la única que intentaba frenar el atropello de las del viejo continente pero ya era tarde y se irían al descanso ganando 43 a 24.

Tras el parate largo los equipos volvieron a la cancha con baja efectividad en sus lanzamientos y eso se vio reflejado en los minutos iniciales del periodo. Con el correr de los minutos Bélgica volvía a tomar las riendas del juego mientras que Puerto Rico no ofrecía algún tipo de resistencia. India Pagan buscó alguna alternativa a la hora del ataque para el equipo centroamericano pero la ráfaga europea era cada vez más fuerte y entraban a jugar el último periodo ganando 60 a 37.

En los 10 minutos restantes Bélgica se encargó de rotar el plantel y controlar el juego a su placer a pesar de las modificaciones. Las hermanas Mestdagh se encargaron de dar la daga final a un Puerto Rico que nunca pudo hacerle frente al plantel europeo. Las terceras en el campeonato del viejo continente este año se quedaron con las acciones por 87 a 52.

Estados Unidos 86 - Japon 69

Las norteamericanas comenzaron mostrando su poderío y rápidamente lograron sacar una renta gracias a los aportes de Diana Taurasi y Brittney Griner. Con el desarrollo del periodo las falencias defensivas de la visita comenzaron a decir presente y las locatarias ajustaron su ofensiva para ponerse en juego rápidamente. Saki Hayashi se cargó el equipo al hombro y no solo aporto su cuota goleadora si no que se encargó de mover el balón y buscar los espacios que dejaba Estados Unidos. Un cierre deluxe nipon que contó con un triple de Saori Miyazaki le terminó dando la ventaja al cabo de los primeros 10 minutos por 30 a 28.

En el segundo periodo Japón volvió a mantener la sintonía del cierre del primer cuarto y llevó de igual a igual al seleccionado norteamericano. Con el correr de los minutos la eficacia goleadora de las locales empezó a bajar y Estados Unidos no las perdonó. Las asiáticas se clavaron en 36 en el score y las dirigidas por Dawn Staley sacaron a relucir su inmenso abanico de opciones y pasaron de largo en el score para irse al descanso largo ganando por 49 a 40.

En la vuelta de los dos planteles al rectángulo de juego el encuentro entró en un meseta donde fue costoso salir para ambas selecciones. Los errores empezaron a aparecer y la solidez colectiva fue en descenso. Fue A´Ja Wilson quien se encargó de levantar al equipo norteamericano en los momentos claves y eso provocó que las locales no tengan la capacidad de acercarse en el juego. Em la otra vereda Maki Takada era quien buscaba otra alternativa pero no llegaba a buen puerto y Estados Unidos entraba a los últimos 10 ganando 63 a 53.

En el periodo final volvieron a mostrar su poderío al igual que en el primer cuarto. Los aros se abrieron nuevamente y los sistemas que no funcionaron durante gran parte del juego volvieron a funcionar. En las locales Takada seguía siendo la pieza más importante en ofensiva mientras que en las norteamericanas era turno de lucimiento de Chelsea Gray. Estados Unidos manejó los hilos del último cuarto a la perfeccion y llegó con una renta al cierre para abrochar las acciones por 86 a 69.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Bélgica ha mostrado una solvencia ofensiva importante en sus presentaciones y eso va de la mano al gran momento que está atravesando Emma Meesseman en estos Juegos Olímpicos. Tras una soberbia performance en la primera actuación, en su segundo juego se despachó con 26 puntos y 15 rebotes. La jugadora que supo ser MVP de las finales de la WNBA en 2019 donde consigió el torneo con Washington Mystics esa una pieza clave en el andamiaje de la selección Belga y lo está demostrando en esta cita internacional.

 

😮 LA SORPRESA 😮

Japón tuvo a maltraer en gran parte del juego a Estados Unidos. Su gran rendimiento colectivo y su defensa férrea le permitió estar en juego en gran parte del encuentro. Un gran primer cuarto de las niponas generó que se quedé en tierras asiáticas la primera parte del encuentro pero luego le costó pegar en los momentos claves del cotejo. No logró quedarse con el cotejo ant una potencia mundial pero lo tuvo entre la espada la pared en varios momentos de los 40 minutos.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Puerto Rico no es una potencia ni mucho menos en el básquetbol femenino pero su bajo porcentaje de acierto ha sido lo más negativo de la jornada. Terminó con 24% de tiros de campo anotando solo 17 tiros de los 71 que lanzó. El peor porcentaje lo tiene más allá de los 6.75 finalizando con 4 convertidos de 28 lanzados. En tiros que valen dos puntos mejoró apenas el porcentaje con un 30% de conversión sumando en 13 de 43 tiros tomados. Noche negra para las centroamericanas. 

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Kim Mestdagh (Bélgica), Hanne Mestdagh (Bélgica),A´Ja Wilson (Estados Unidos) , Emma Meesseman (Bélgica) y Brittney Griner (Estados Unidos)

 

💿 BONUS TRACK 💿

Cada vez que sucede algo en la los núcleos familiares nunca falta la abuela que en pleno domingo familiar grita al aire “todo queda en familia”. Lo mismo sucede en cada práctica y en estos Juegos Olímpicos en la selección de Bélgica. Es que el entrenador Phillip Mestdagh es padre de dos de las figuras del seleccionado: Kim y Ken. Bélgica viene derechita en el certamen ganando en sus dos presentaciones y afianzando cada vez más los lazos familiares.

.