Se abrió la primera fecha del grupo B, con dos partidos sumamente atractivos que nos hacen ilusionar con una serie parejísima. El local y el favorito, picaron en punta en sus primeros juegos.

Japón 74 - Francia 70

La selección gala fue la que tomó la primera ventaja pese al inicio parejo. Haciendo valer su diferencia de centímetros, colocó un 9-2 para tomar una renta de 7. El ingreso de Mawuli fue importante para que el equipo asiático nivelara el peso de su rival y entró al segundo chico sólo a 4 unidades. Las japonesas saltaron al cuarto siguiente con un tubo al aro y con un par de bombazos revirtieron rápidamente el marcador. Garnier pidió minuto para un elenco francés que empezó a generar desde el bajo y otra vez logró tomar el mando del partido. El ingreso de Johannes también le dio tiro de cuarta a Francia, pero Japón con la velocidad de sus perimetrales y un triple bárbaro de Akaho, otra vez pasó al frente. Fue de todas formas el equipo azul, quien aprovechando otra vez su altura, hizo estragos desde el poste bajo para pasar y liderar al entretiempo, 36-34.

Las locales salieron con una elevada intensidad a la segunda parte, castigando las pérdidas rivales con puntos y lideradas por una Machida que desde su explosión para atacar el aro, su lectura de juego y un triple grande, hizo destrozos en la defensa contraria. Su selección sintió su descanso y del otro lado, Gruda castigó con su fade away que le hizo acortar a las galas su máxima desventaja en contra. Machida se consagró como figura alcanzando la decena de asistencias para un triple de Takada con el que respiraron Hovasse y sus dirigidas. Francia atacando desde bloqueos directos logró empardar un juego al que logró bajarle el rimo con su defensa de cambio de marca. Japón sostuvo su goleo tripleando desde pases para romper una defensa que no permitió ataques al aro. Ambos equipos nos regalaron un tremendo final con los últimos cuatro minutos prácticamente de punto a punto. Las asiáticas otra vez encontraron en un triple tras descarga una de sus armas más confiables. Nagaoka fue la encargada de poner un gritado bombazo que le dio a su equipo 4 de ventaja a 30 segundos del cierre. Si bien las francesas dieron un sustito, las dueñas de casa con libres de Hayashi lograron liquidar un pesado punto pensando en la clasificación.

Nigeria 72 - Estados Unidos 81

Las africanas iniciaron con una agresiva defensa que dificultó a su contrario cargar abajo, dejándolo sin anotar de campo los cuatro primeros minutos. En cancha contraria diversificó su goleo y llegó a tomar ventaja de 8-1. Taurasi con un bombazo destrabó el goleo de su equipo e inició un parcial de 11-0 con el que Estados Unidos revirtió el score. Ibekwe fue quien cortó la racha negativa con un par de bombazos transformando el juego de rachas en uno de punto a punto. Tras minuto, Nigeria llevó la tablita a la cancha a la perfección, terminando el cuarto con una bomba más de Ibikwe para dejar el score 20-17 a favor. Con Amukumara asumiendo en ofensiva, Nigeria llegó a tomar 5 de renta, pero cuando las Yankees pudieron controlar la anarquía ofensiva de su rival, defendiendo por detrás de los bloqueos y evitando rompimientos, del otro lado cargaron de buena manera el bajo y anotaron también en transición, desde la confiable conducción de Bird, para poner un pesado 23-0. Las nigerianas perdieron la brújula del partido, y ante no poder romper, apelaron a una infinidad de triples dejando el aro abollado con un 4/19 en un primer tiempo que perdieron 44-32, pese a un nuevo bombazo sobre la bocina, en este caso, de Elonu.

El arranque de la segunda parte fue similar al final de la primera, con un Nigeria que inició 0/7 en triples y un equipo norteamericano que hizo estragos en la pintura y se refugió en una zona 2-3, con la que pudo anotar en contraataque, para aumentar a 22 la ventaja con un 14-4. Con una clara mejoría cuando fue al bajo, la selección de África logró ponerse a 17, pero se encontró con un bombazo asesino de Loyd sobre la chicharra que aumentó a 20 la ventaja terminado el tercer cuarto. Las nigerianas echaron el resto con una presión en toda la cancha con la que forzaron a su rival a muchas pérdidas. Pese a no conseguir cortar inmediatamente la ventaja, trabajaron con más paciencia las ofensivas, lograron cargar el bajo y correr la cancha. Con confianza, los triples aparecieron, primero Amukamara, después Elonu con falta incluida, para dejar a su equipos sólo a 8 con tres por jugar, con un parcial de 12-0. Tras minuto de tiempo, despertó el equipo de Staley, que defendió bien el bajo y que acertó a distancia para recuperar dos dígitos de ventaja y quebrar un partido chivo.

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Japón consiguió un triunfo importantísimo en sus aspiraciones para pasar de ronda. La conducción de Rui Machida fue esencial, no sólo por sus 11 asistencias. Tuvo un pasaje fugaz que le dio a las dueñas de casa la ventaja que a posteriori significaría el partido. Desde su rápido rompimiento generó ventajas, desde su lectura nutrió a su equipo de unidades en el bajo y con un triple pesado, permitió ilusionar a su país, con seguir avanzando en su Juego Olímpico.

 

😮 LA SORPRESA 😮

Pese a llegar a estar perdiendo por 22, Nigeria vendió carísima su derrota ante la selección favorita, Estados Unidos. A pesar de “domar” por momentos el partido, sacó a la selección norteamericana de su juego y la invitó a participar en su terreno. Con un equipo que físicamente raspó y se hizo sentir y con una Promise Amukamara, de explosivo primer paso, las campeonas de África lograron darle un sustito a Estados Unidos que ya pensaban en un baño de agua caliente en la Villa Olímpica y tuvo que transpirar algo más para cerrar el partido. Y quien te dice que hubiese pasado si el 6/28 en triples era un poquito más alto. ¡Cómo está el grupo B! De pronóstico reservado.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Así como nos deshicimos en elogios con el partidún de Nigeria, el palo tampoco va a faltar. Si hay algo por lo que destacan las selecciones africanas es por su juego físico y su intensidad. A las nigerianas por momentos le faltó esto para pelear el partido. Toleraron 19 de los 41 rebotes que se disputaron en su aro para sufrir 19 puntos de segunda oportunidad y además se comieron 28 puntos de contraataque. ¡Puede y debe mejorar!

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Rui Machida (Japón), Sue Bird (Estados Unidos), Moeko Nagaoka (Japón), Sandrine Gruda (Francia) y A’ja Wilson (Estados Unidos).

 

💿 BONUS TRACK 💿

Si destacamos y aplaudimos las 11 asistencias de Rui Machida, no podemos dejar de hacerlo con las 13 de Sue Bird. La conductora de Estados Unidos dejó de lado su goleo para abastecer permanentemente al bajo de su selección. Su lectura de juego en transición fue más que clave para empezar a destrabar una defensa que comenzó dejando pocos espacios. Pero a Bird sin dudas le quedará esta particular noche en su recuerdo porque entrará en los libros de historia. Sue ingresó en el top 5 de máximas asistidoras en un sólo juego, en la rica historia de los Juegos Olímpicos. Además, en los últimos 15 años, nadie había alcanzado la marca de las 13 asistencias. La base que cualquiera, quisiera tener en su equipo.

.