Fue el turno de Diego Losada de pasar por la ronda de los DTs previo al Metro. El responsable técnico de Cordón no le huyó a la presión.

Es recién tu segundo trabajo como entrenador principal y además hace algunos años que no integrabas ningún cuerpo técnico, ¿costó un poco la vuelta?

Siempre seguí vinculado al básquet siguiéndolo, pero ahora hace algunos años que no integraba ningún equipo por lo que no estaba “adentro de la cancha”. Puede ser que al principio me costó un poco agarrarle el ritmo a la vuelta. En mi familia mi padre fue jugador y técnico, por lo que siempre el básquet tuvo un lugar importante en mi vida y fue un tema diario. La memoria deportiva sigue presente por lo que el proceso de la vuelta se hizo de manera más sencilla.

¿Qué haya sido Cordón el club influyó para tu vuelta?

Sin dudas. Un par de veces ya me habían buscado del club y como yo estaba en ese momento con otras cosas, no se había dado. Este año también se da un pedido personal de mi padre con muchos años en Cordón, tenemos muchos sentimientos arraigados acá, lo que me llevó a tomar la decisión de volver y darle una mano al club en lograr el ascenso que tanto merece y que tan cerca hemos estado.

¿Cómo encontraste al club?

Bien. Con muchas ganas de parte de los dirigentes de hacer las cosas bien, ordenadas, lo más profesional posible. Estamos todos unidos en busca del mismo objetivo, ascender.

Ya con el plantel confirmado, ¿Cómo viene la preparación?

El plantel está confirmado, pero aún no lo hemos podido parar completo en cancha. En estos días está llegando Tintorelli, Bernardo Barrera recién hace pocos días terminó su participación en Argentina; por lo que recién en la semana previa al inicio podremos tener el equipo completo para preparar bien el debut. No es lo ideal, pero sabemos que casi todos los cuadros están en situaciones parecidas. Hay que adaptarse a la realidad y trabajar pensando en positivo.

Varios equipos tuvieron contratiempos con el COVID, ¿Cómo les influyó a ustedes?

Tuvimos un jugador que se contagió cuando vino del interior, por lo que todos tuvimos que entrar en cuarentena una semana, que también fue un contratiempo al trancar la preparación por ese período. Afortunadamente sólo quedó en eso, pero nos seguimos cuidando con todas las medidas necesarias. 

Tenés algunos jugadores de experiencia y varios jóvenes en el equipo, ¿qué estilo de juego intentarás darle?

El plantel es una mezcla muy buena de experiencia y juventud, que es el ideal para un equipo, sobre todo para uno con aspiraciones importantes. La idea es hacer un juego fluido, yo hago mucho hincapié en el tema defensivo. El básquet está claro que es ataque y defensa, quizás hoy en día muchos equipos se centran más en el aspecto ofensivo, para mí es un 50-50. Los jugadores entienden bien el juego y captaron la idea de a lo que queremos jugar, por lo que creo que vamos a andar en un buen nivel.

Mauricio Aguiar viene de una inactividad considerable, pero es un jugador de categoría e ilusiona mucho a la gente de Cordón, ¿cómo lo estás viendo?

Indudablemente hay mucha ilusión de lo que él pueda dar. Desde la primera charla que tuvimos me quedó claro el profesional que es y con las ganas que venía. Él está hace un año y medio sin jugar, su idea era volver a competir quizás para un retiro, pero siempre hacerlo de la mejor manera y al 100%. Sus palabras fueron “para hacerlo, lo voy a hacer bien, si no, no vuelvo”, eso me dejó muy contento. Es el capitán del equipo, es el líder y es de esos líderes positivos que suman mucho.

Parecería que va a ser un campeonato parejo con varios buenos equipos, ¿lo ves así o hay algunos equipos por encima del resto en lo previo?

En lo previo veo tres o cuatro equipos que pueden estar un poco por encima, pero estos torneos que son bastante cortos ya nos demostraron que siempre hay algún tapado que nadie daba, con algún buen extranjero y un equipo que se ensambla bien se meten en la definición. El ejemplo más claro es Olivol el año pasado, nadie lo daba como candidato y terminó ascendiendo. En principio creo que Larre Borges, 25 de Agosto, Cordón; son los equipos que apostaron más fuerte, pero eso no te asegura nada. Va a ser un torneo parejo, esperemos que atractivo y lindo de ver, porque como todos estamos con muchas ganas, la gente quiere ver básquet.

¿Entonces el objetivo es el ascenso?

El objetivo es el ascenso, no pensar así nos hace más débiles. Hay que ser coherente con la propuesta del club, a lo que aspira y el esfuerzo que está haciendo para tener un plantel muy competitivo. Esas presiones tanto los jugadores como el cuerpo técnico tenemos que asumirlas y enfrentarlas. Acá apostamos a subir, si no lo logramos yo lo tomo como un fracaso. Hay que ser claro con el mensaje y asumir la presión.

Por distintas razones el ascenso le viene siendo esquivo a Cordón, ¿Aunque sean planteles distintos se siente un poco de esa presión extra?

No, porque son planteles distintos. Se renueva la ilusión, se renuevan las ganas y lo pasado ya está. Tenemos claro para qué estamos y estamos trabajando para que eso suceda, a consciencia y en forma profesional. Después, obviamente la realidad la marcará lo que se vea en la cancha.

¿Qué opinión tenés sobre la forma de disputa del torneo?

Yo creo que el torneo es demasiado corto. Los clubes, la gente, los hinchas; se merecen algo un poquito más largo en el tiempo. Es lo que hay, hay que adaptarse y las reglas del juego son parejas para todos.