Con una gran actuación de su “Big Three”, Milwaukee Bucks venció a domicilio a Phoenix Suns y se puso 3-2 al frente en las Finales de la NBA. Los de Wisconsin buscarán el próximo martes ganar un anillo después de 50 años.

Phoenix Suns (2) 119 - 123 Milwaukee Bucks (3)

Por el quinto juego de las NBA Finals 2021 se enfrentaban Phoenix Suns y Milwaukee Bucks. La serie se encontraba 2-2, luego de que ambos equipos ganarán sus dos partidos disputados en condición de local. El ganador de este partido quedaría a un triunfo de consagrarse campeón, uno por primera vez en su historia y otro luego de 50 años. Los dirigidos por Monty Williams saltaron a la cancha con Chris Paul, Devin Booker, Mikal Bridges, Jae Crowder y Deandre Ayton. Por su parte, los comandados por Mike Budenholzer lo hicieron con Jrue Holiday, Khris Middleton, P.J. Tucker, Giannis Antetokounmpo y Brook Lopez.

El encuentro celebrado en el Footprint Center presentó un inicio bastante atractivo, en el cual ambos equipos encontraban gol exterior. El conjunto locatario lo hacía por intermedio de Jae Crowder, mientras que el elenco visitante a través de Khris Middleton. De a poco, los del desierto fueron ajustando la defensa, mientras que en el otro costado de la cancha, apareció en todo su esplendor la figura de Devin Booker. Sobre el cierre del primer periodo, con una bandeja y un triple de Mikal Bridges, los campeones del Oeste lograron abrir una ventaja de 16 unidades (32-16). No obstante, entre el final de dicho cuarto y el arranque del segundo, los de Wisconsin colocaron un contundente parcial de 34-17, que les daba la posibilidad de pasar al frente en el marcador. En ese lapso del juego fue determinante Jrue Holiday, que cuando Giannis salió a tomar su primer descanso, se puso al equipo sobre sus hombros. En el epílogo de la etapa inicial se produjo un interesante intercambio de canastas, en el cual sobresalían los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes. El local encontró soluciones en Cameron Johnson, mientras que la visita las halló en Bobby Portis y Pat Connaughton.

Al comenzar la segunda mitad Milwaukee se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 64 a 61. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite sumamente abierto, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, sin sacarse diferencias en el score. Phoenix tenía en Booker a su principal exponente ofensivo, lastimando tanto con su penetración como que en el lanzamiento exterior. Por su parte, su rival de turno contaba con un goleo mucho más repartido, aprovechando la buena efectividad en triples de varios de sus hombres. De la mano de un Holiday exuberante, anotando y generando juego para sus compañeros, el equipo dirigido por Mike Budenholzer volvía a sacar una renta de dos dígitos. En el último periodo, cuando parecía que las chances de obtener la victoria se evaporaban, el binomio conformado por Paul y Booker, se encargó de poner al dueño de casa en partido. Los comandados por Monty Williams tuvieron la oportunidad de pasar al frente a falta de 30 segundos. Sin embargo, Devin perdió el balón sin tirar y en la recarga, un alley-opp entre Holiday y Anteto terminó de sentenciar el partido a favor de los Bucks, que se terminaron llevando la victoria por 123 a 119 y quedaron a un triunfo de coronarse campeones por segunda vez en su historia.

En el ganador sobresalió la figura de Giannis Antetokounmpo, que aportó 32 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, bien acompañado por Khris Middleton con 29 tantos y 7 rebotes. Además, Jrue Holiday encestó 27 unidades y repartió 13 asistencias. Por el lado del perdedor, Devin Booker finalizó como máximo anotador del encuentro con 40 puntos.

El sexto juego de la serie se disputará el próximo martes en el Fiserv Forum de la ciudad de Milwaukee.

Foto: Snotapwi

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Los Bucks quedaron a una victoria de ser campeones de la NBA tras 50 años de sequía. Luego de haber comenzado la serie con dos derrotas, los de Wisconsin encadenaron tres triunfos consecutivos, el último de ellos en rodeo ajeno. Para revertir la historia, Milwaukee contó con un rendimiento espectacular de su “Big Three” conformado por Jrue Holiday, Khris Middleton y Giannis Antetokounmpo. Cada uno de ellos apareció en un momento clave del partido. Entre los tres se combinaron para 88 puntos, 20 rebotes y 24 asistencias. Nada mal.

 

😮 LA SORPRESA 😮

En el peor momento de su equipo, cuando en el primer cuarto los Suns le había sacado una ventaja de 16 puntos, Mike Budenholzer decidió recurrir a su banco de suplentes. En los últimos partidos, en ex entrenador de los Hawks acortó considerablemente su rotación, por lo tanto, optó por tirar rápidamente a la cancha tanto a Bobby Portis como a Pat Connaughton. Ambos fueron determinantes en la reacción de Milwaukee, aportando tanto en ataque como en defensa. El interno anotó 9 tantos, mientras que el perimetral colaboró a la causa con 14 unidades y 6 rebotes.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Luego de un primer partido muy malo, en el cual no le salió absolutamente nada, Jae Crowder se convirtió en una de las piezas fundamentales de los Suns en estas finales. A pesar de las dos derrotas sufridas en Milwaukee, el ex jugador de Miami Heat se había mostrado como uno de los hombres más efectivos de los de Arizona. En el regreso a casa, el formado en Marquette parecía mantener dicho nivel, ya que en el primer cuarto anotó ocho puntos. Sin embargo, en el resto del juego briiló por su ausencia, siendo nulo su aporte en ataque y además, sufriendo muchísimo en defensa cuando le tocó quedar emparejado con Middleton o Antetokounmpo.

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Jrue Holiday (Bucks), Devin Booker (Suns), Khris Middleton (Bucks), Giannis Antetokounmpo (Bucks) y Deandre Ayton (Suns).

 

💿 BONUS TRACK 💿

En la jornada del jueves se estrenó “Space Jam: A New Legacy”. El film protagonizado por el gran LeBron James se convirtió rápidamente en la película más vista en los Estados Unidos durante el fin de semana, superando a la producción de Marvel, “Black Widow”. Para dejar en claro que su verdadera pasión es el baloncesto, “The King” hizo un espacio es su apretada agenda y viajó a la ciudad de Phoenix, para presenciar el quinto juego de las Finales de la NBA. El cuatro veces campeón de la liga se vistió discretamente para poder pasar desapercibido.

.

Conferencia Oeste
Conferencia Este