Luego de su pasaje por la Liga Nacional Argentina (ex TNA), Martín Trelles dialogó con Básquet Total de todo un poco, su segunda experiencia en el ascenso de la vecina orilla, sus últimos pasajes por Hebraica y Macabi y Unión Atlética, su llegada a Colón para el Metro 2021 y lo que le dejó la participación de Uruguay en el Preolímpico de Victoria en Canadá.

“En mi anterior pasaje por el TNA con Parque Sur fue muy corto, estuve sólo cinco partidos ya que el equipo estaba clasificado a playoffs y perdimos en el último juego de la serie lo que hizo que nos quedáramos por el camino. Esa experiencia generó una motivación extra en mi para poder repetir en este certamen que es muy competitivo, intenso, con muchos equipos parejos donde todos le pueden ganar a todos y si bien no hay sorpresas, se da una competencia muy equitativa entre todos, con un nivel de intensidad muy bueno que hace esa paridad”, comenzó diciendo sobre su anterior pasaje en 2018.

Esa primera experiencia dejó a Martín con la sangre en el ojo: “Esto sacó más ganas de mi en competir en el TNA, me gustó mucho y me sigue gustando como se juega el básquetbol acá, con roles más específicos y cuando se dio esta posibilidad de venir a Estudiantes de Olavarría no dudé; era un equipo que estaba lejos de los playoff y la apuesta era venir a entrar a los mismos y estuvimos a tres triunfos de haber clasificado. Habíamos metido una buena seguidilla de triunfos en la burbuja que jugamos como locales y la verdad que no haber podido entrar fue una pena, me quedé triste por la eliminación pero satisfecho por lo que hice ya que fue una linda experiencia de la que me llevó mucho aprendizaje y cosas para mejor sobre todo el no negociar la intensidad constante. Haciendo un balance general fue una buena experiencia y la aproveché al máximo”.

Sobre su última Liga Uruguaya de Básquetbol con Hebraica y Macabi analizó: “Llegar a un equipo como lo es Hebraica y Macabi con tres títulos de Liga Uruguaya de Básquetbol y que se está armando nuevamente en estas últimas temporadas fue motivante. Creo que cumplí mis expectativas, quería hacer una buena Liga y lo pude lograr, me sentí muy contento tanto con Daniel (Lovera) como con el equipo”.

Antes de su llegada al conjunto de la calle Camacuá, el oriundo de Bohemios estuvo presente en El Metro defendiendo la camiseta de Unión Atlética: “Con la UA no llegamos a cumplir el objetivo que queríamos que era ir por todo y quedamos en el camino con un equipo de los que ascendió. El esfuerzo de todos estuvo, nadie se guardó nada y eso es lo positivo, quedarse satisfecho cuando terminó el torneo tanto con uno mismo como con el equipo que dio todo, luchamos hasta el final con las armas que teníamos para poder llegar lo más lejos posible qué era lo que nosotros queríamos y lo que el club quería. Todas las experiencias para mí son positivas, nada es negativo y las experiencias hacen crecer a uno cada temporada, es algo que nos guardamos en la mochila”.

Trelles ahora llegará a la esquina del movimiento de San Martín y Fomento para ponerse la pilcha de Colón en El Metro 2021: “Creo que vamos a ser un equipo intenso, muy molesto para cualquiera que nos enfrente debido a la conformación del plantel que tenemos. Es un torneo corto por lo que arrancar en lo posible con el pie derecho sería fundamental. Somos un plantel parejo que puede sorprender, confió mucho en el equipo se armó y  estoy contento, con ganas de llegar y competir con todos si bien no pude hablar mucho con “el Colo” (Gustavo Reig), estuve al tanto de los entrenamientos y como viene la cosa”.

Para concluir, Martín Trelles hizo referencia a lo que fueron los partidos de Uruguay en el Preolímpico de Victoria – Canadá: “Lo de la selección fue muy conmovedor, se renovó la ilusión que hay sobre la Selección Uruguaya de Básquetbol que quizás años anteriores por las posibilidades de no competir a primer nivel se habían perdido. Estos dos partidos fueron muy alentadores, se tiene que mantener el camino de estos dos últimos juegos y todo lo que se viene realizando de atrás, no sólo esto último. Los dos cotejos fueron muy reconfortantes, se renovaron las expectativas y se generaron muchas ilusiones sobre la selección de cara al futuro; como dijo Rubén Magnano estos juegos fueron un agente multiplicador que generan expectativa e ilusión sobre todo en los más chicos que los miran por televisión o quizás estén aún conociendo algún jugador que sea su espejo y que tengan esa expectativa de ser com Bruno (Fitipaldo), Luciano (Parodi), Mathías (Calfani) o Santi (Vescovi), creo que es por ahí el camino a seguir y eso me dejó muy contento”.