República Checa le ganó a Uruguay 80-79, Jayson Granger tiró para ganarlo pero no pudo ser. El sueño olímpico terminó con el orgullo enorme de haber estado a la altura contra potencias europeas.

Uruguay comenzó plantando cara e imponiendo condiciones. Con Granger generando desde el pick y Fitipaldo de manito hirviendo con tres triples consecutivos. Cuando Bruno intentó generar estuvo entreverado y las pérdidas se tradujeron en puntos del rival. República Checa arrancó dañando adentro, la celeste se cerró bien, con Calfani dando ayudas, pero a los europeos se les abrió el aro de 6.75 y pasaron en el marcador. Un doble final de Batista finalizó el trancazo ofensivo e hizo que el primer cuarto terminara 20-19.

La diferencia se estiró a tres con una buena maniobra inicial de Vescovi. La integración que colocó Magnano no parecía ser la ideal y lo pagó caro. Sin Granger ni Fitipaldo no fluyó la ofensiva y el flojo desempeño adelante llevó a que se perdiera intensidad atras. Los Checos se despacharon con un doloroso 19-0. Ante internos tan altos Uruguay no pudo ir al aro y dependió del tiro exterior; dos de Calfani y dos de Granger pararon a los ponchazos el buen momento rival. Un enorme cierre de Jayson hizo que el primer tiempo terminara 45-37 en favor de los europeos. Premiazo. La diferencia en juego fue bastante mayor.

La mala noticia antes del inicio del complemento fue que Calfani no podía volver acción por un golpe en la espalda que lo sacó de los minutos finales del primer tiempo. Más allá de dos triples iniciales de Fitipaldo, sufrimos el manejo del juego de Satoransky y las caidas de los grandes. Uruguay quedó muy lento con Batista y Wachsmann en la pintura. El ingreso de Vesvovi dio otra intensidad atrás, y tanto el oriundo de Bohemios como Parodi se sumaron al goleo, necesario para diversificar manos anotadoras. Granger en modo bestia siguió tirando del carro. Dos faltas innecesarias sobre Vesely fueron castigadas con libres del interno. Pero un doble final de Kiril devolvió la diferencia a 10 de cara al último (67-57).

Magnano decidió arrancar con cuatro bases y Sirina con dos bombas castigó. El retorno de Batista y las buenas acciones de Wachsmann y Vescovi recuperaron la línea de juego para colocarse a un dígito nuevamente. Pese al minuto Checo, Santi fue un monstruo sin importarle la edad que marca su cedula y desde la intensidad defensiva lideró el parcial que llegó a ser de 10-0 para colocarse a 4. A los europeos se les cerró el aro, solo dañaron desde el pick para terminar cerca del cesto. Un bombazo de Vescovi nos puso a tres para entrar a la chiquita con vida.

Bohacik encajó una bomba durísima contra bocina, pero tras un par de oportunidades perdidas y otra vez con cuatro bases, hubo triple de Fitipaldo para colocarse a tres de cara a los últimos 52.6. El cierre fue de locos, el emporio del error, la perdieron los dos repetidamente. Parodi con libres puso a la celeste a mínima. Satoransky tomó una decisión espantosa y Uruguay la recuperó faltando 17 segundos. Granger tiró la última, le quedó el espacio y se tuvo fé, salió apenas.

Lo perdimos, un dolor enorme. Y un orgullo mucho más grande.

UNO x UNO

URUGUAY

Granger (10): Por los puntos, las asistencias, los rebotes, la generación de juego en los picks, la defensa y por tirar la última. Que placer verte jugar, hombre divino. Fitipaldo (8): Mejor anotando que generando, de muñeca en llamas. Aún con algunos errores, dio la cara siempre. Emblema. Serres (4): Con algunos minutos más, tampoco pudo influir. Calfani (8): Sí hermano, lloramos con vos, sufrimos con vos. Tu dolor fue el de todo el país. Antes de irse dejó dos bombas para evitar el quiebre. Wachsmann (9): Si buscás “titán” en google, te sale su foto. Hizo todo. Absolutamente todo. Vescovi (9): Sos un atrevido hermoso, gurí. Defendió un disparate. Cambió la intensidad del equipo y dio gol adelante. Parodi (6): Sin su mejor versión ofensiva fue sostén durante todo el encuentro. No le tembló la mano en los libres del final. Batista (5): No repitió. Alternó buenas y malas, defensivamente perdió mucho. Igual dio su manito, eh. Haller (4): La intensidad del partido estuvo por encima de su potencial. Le costó. J. Rodríguez (-): Poco en cancha. Magnano (7): Su plan de juego llevó a Uruguay a un final parejo. Sostuvo decisiones que no funcionaron.

REPÚBLICA CHECA

Satoransky (9): Si no fuera porque desapareció en el cierre, era pa 10. Manejó el partido a su antojo. Arañó el triple doble. Bohacik (7): Arrancó bien, y metió una bomba en el cierre más dolorosa que ver a tu novia con el pibe que te cae espantoso. Samoura (4): Pasó desapercibido. Vesely (7): Fue creciendo con el juego, nos lastimó y juuuuusto hoy embocó los libres. Auda (8): No erró. Hizo todo bien. Vital. Sirina (9): Pah, te odio. Te juro que te odio. Qué mano. Balvín (9): El dueño de la pintura, nos castigó con sus caídas. Un imán pa los rebotes. Schilb (5): Adelante pasó poco, pero atrás fue intenso y ayudó al desgaste. Importante. Peterka (5): Ellos sacaban tipos de dos metros del banco con una facilidad bárbara, este fue uno de ellos. Sumó desde su rol y dio una mano. Ginzburg (7): Hizo ajustes interesantes, su equipo manejó el ritmo para no irse nunca del plan de juego. Una serie de errores casi lo lleva a perderlo en el final.

VAR

Anderson, Glisic, Krejic (8): Recontra sobrios. Casi no fallaron. Gran partido.

_______________________

LO DESTACADO

El paso de Uruguay por el Pre Olímpico es lo destacado. Fuimos a buscar nuestro lugar en el básquetbol del Mundo y estuvimos a la altura contra selecciones mundialistas de enorme nivel europeo. La última caprichosamente salió y, si bien ya habrá tiempo para un análisis en profundidad, el primer diagnóstico es recontra positivo. Hay un punto de partida para ir a buscar el futuro.