Santiago Vescovi habló en conferencia de prensa sobre su experiencia en la Selección en este Preolímpico.

Tras ser consultado por el partido ante Republica Checa:

“Creo que fue un juego muy duro. Como dijo el entrenador, hicimos muchas cosas bien, pero lo mejor fue que peleamos todo el partido, aunque hayamos estado abajo casi todo el tiempo. Seguimos luchando, y eso es de lo que tenemos que estar orgullosos. Sobre la última jugada, en la que tuvimos la chance de ganar el partido, no podemos culpar a nadie. Hicimos todo lo que pudimos, pero lamentablemente no pudimos ganar. Estoy orgulloso de todo el equipo, de cómo peleamos todo el partido”.

Les tocó enfrentarse a un país como República Checa, que terminó sexto en el último Mundial, y jugaron de igual a igual, incluso con la chance de ganarlo al final. ¿Qué dice eso sobre el crecimiento de Uruguay?

“Todos tenían expectativas sobre Turquía y República Checa, pero nosotros teníamos expectativas sobre nosotros mismos también. Tenemos muchos jugadores que juegan a un nivel muy alto, internacionalmente. Además, entrenamos mucho para llegar preparados. No me sorprende que hayan sido dos partidos parejos, porque realmente trabajamos y entrenamos mucho. Turquía y República Checa son dos selecciones muy fuertes, con mucho potencial, pero nosotros también tenemos mucho potencial”

Siendo uno de los jugadores más jóvenes del plantel, ¿qué pudiste aprender en esta experiencia?

“Aprendí muchas cosas, adentro y afuera de la cancha. Me ayuda mucho estar al lado de jugadores que se dedican a esto hace muchos años. Jugar contra selecciones de tan alto nivel como Turquía y República Checa nos ayuda a todos a medir el nivel que tenemos en comparación con otros países”.