Restan detalles para que Pablo López se convierta en el entrenador de Peñarol. El Carbonero apunta a un proyecto en grande liderado por el entrenador cinco veces campeón de LUB, con jugadores de renombre arriba de la mesa.

Desde la salida de Edgardo Kogan, el aurinegro viene trabajando en la llegada de Pablo López, quien fuera jugador de la institución en la década del 80. Las primeras charlas apuntaron al proyecto básquetbol, el mismo sería integral, abarcando desde el primer equipo a las Formativas. Luego se habló de aspectos económicos, donde también está todo encaminado. Lo que resta, es la duración del contrato; podría ser de dos o tres años.

Peñarol apunta en grande, no sólo va por la llegada del entrenador que fue cinco veces campeón de LUB con Malvín. Del equipo que quedó eliminado en cuartos de final a manos de Urunday, solo permanecerán Gianfranco Espíndola como Sub 23 y Nicolás Borsellino de ficha mayor.

La prioridad, obviamente, es terminar de cerrar el vínculo con López, se estima que será en los próximos días. Pero ya se comenzaron a hacer consultas por algunos jugadores de nivel, que ya fueron dirigidos por Pablo: Marcos Cabot y Mathias Calfani, este último es complejo.

Sin dudas, Peñarol eleva la mira y va por cambiar su última imagen.