Jugamos un partidazo, fuimos competitivos y hasta superamos a un gran rival. Se nos escapó por poco. Uruguay cayó derrotado ante Turquía en su debut en el Preolímpico.

El arranque fue complicado pero lindo. Nos costó un montón encontrar una solidad defensiva fuerte durante los primeros diez minutos, donde Turquía con Osman manejando los tiempos y el juego a placer, nos complicó muchísimo, tanto desde la generación de juego, como asumiendo ofensivamente en el goleo. Nosotros, tuvimos a Mathi Calfani lastimando de afuera y lastimando con sus rompimientos, sumado a un buen comienzo de match de Kiril, que con su tiro de media aportó lo suyo. Pero Jay, es Jay, y aunque le costó un par de minutos meterse en juego, cuando lo hizo, se notó. Generó y rompió cuando pudo, y en sus manos pasaron los mejores minutos de la celeste en el cuarto, que encaró el segundo cuarto perdiendo 27-22.

Los segundos diez minutos mantuvieron la misma tónica, los turcos cargaron el bajo y nos hicieron sufrir. Insinuaron irse a una ventaja considerable, que los buenos ingresos de Esteban Batista y Luciano Parodi aportando más que nada intensidad, evitaron. Esto sumado al tono defensivo que mantuvo el equipo de Magnano durante los primeros 20’ minutos de partido, que fue altísimo y muy valorable. Silbando bajito, con mucho de aquello y sin brillar en lo nuestro (tiro perimetral) nos fuimos al descanso en partido, perdiendo 43-37.

Y el arranque del tercer cuarto… HERMOSO. 12 puntos prácticamente consecutivos del bueno de Jayson, que asumió ofensivamente como nunca en el partido, generando juego y aportando con su muñeca brava desde el perímetro. Con este gran pasaje de Granger y un par de buenas defensas consecutivas logramos empatar el partido en 50, promediando un poquito menos de la mitad del tercero.¿Luego de esto? Nos mantuvimos en partido, a pesar de no fluir ofensivamente como en los primeros minutos, pero a falta de 2’ para el cierre del cuarto, un pase fantástico de Parodi para posterior hundida de Calfani nos dio por primera vez en el match, la ventaja: ¡PASAMOS POR 1! Nos fuimos al epilogo del juego, ganando ni más, ni menos que 63-61. Ni en nuestros sueños más positivos imaginábamos este desenlace.

Y si pasar por uno ya era un sueño, imagínense pasar por OCHO. Eso fue lo que hicieron estos animales en los primeros dos minutos del último cuarto. Vescovi infernal en la defensa, Parodi importantísimo en la conducción y aportando gol de afuera, hicieron que la selección a siete minutos de final, se vaya 72-64 arriba. A partir de ese momento, Turquía reaccionó y ajustó, presionó en defensa y en base a esto, comenzó a fluir ofensivamente y básicamente, empezó el show de Osman, que fue una locura lo que jugó en los minutos finales. A falta de 4 minutos, Turquía colocó un parcial de 9-0 para pasar por cuatro unidades, lamentablemente después de eso, por más de alguna bomba de Luciano y un par de conexiones entre Fiti y Esteban, no pudimos lograr volver a enfocarnos en el juego. Se nos escapó por muy poquito, pero jugamos un partidazo. ¡Qué orgullo! Fue derrota celeste en el debut en el Preolímpico, en cifras definitivas 95-86.

 

UNO x UNO

URUGUAY

Fitipaldo (4): No fue su noche. Lo espera algo grande el jueves, donde nos hará felices. Granger (10): Te quiero más que a mi vieja, Jay. Estas loco. Gracias por ser uruguayo. Destacadísimo. Serres (3): Le costó un montón entrar enchufado, tal es así que entró de titular y únicamente jugó 3 min. Calfani (9): ¡Qué varón! Muchísimo de aquello, sí. Pero muchísimo de básquet eh, enorme partido de Mathías. Wachsmann (5): Se la bancó como un campeón. Batista (8): Cuando muchos hablaban de que ya no le daba para este nivel… Esteban le demostró –mientras jugando se le caían los papeles de su carpeta- que estaban muuuy equivocados. Qué noche, Esteban. ¡Por favor! Parodi (8): Nuestro pequeño gigante –Leerlo con voz de Alejandro Figueredo en modo Sudafrica 2010- Otro que inferioridad de condiciones se la bancó bárbaro y terminó siendo clave en el rendimiento colectivo del equipo. Vescovi (7): Fue el Bicho Silveira hoy. Una locura lo que defendió este pibe. Partidazo, gurí. Haller (4): Una linda bomba en su primer ingreso, atrás le costó mucho. Rodríguez (-): Muy pocos minutos en cancha. En los que estuvo, le costó mucho entrar en ritmo. Magnano (8):  Ejecutó el plan de juego a la perfección. Llevamos el partido siempre a lo que quisimos. Fuimos inteligentes. Nos faltó muy poco. Lo único y con muchísimo atevimiento, Rubén: ¿Por qué no entró Calfani a cerrarlo? ¡Estaba para el! Igual, gracias por devolvernos la ilusión.

TURQUÍA

Ugurlu (5): Ni fu ni fa, complicó en los primeros minutos. Osman (9): Te odio, hermano. Odio tu forma de jugar. Odio como asumiste en el momento más jodido de la noche. Odio que tu nombre sea CEDI. Odio que hayas jugado tan bien. ¡LPM! Korkmaz (6): Acompañó al hombre de buena forma. (Hombre me refiero a Osman) Sanli (6): Otro que había arrancado bárbaro y luego fue bajando su nivel. Sengun (7): Bravísimo. Nos complicó un montón. Yurtseven (6): En el segundo cuarto lo sufrimos. Mahmutoglu (7): El mejor de los ingresos turcos, fue fundamental. Tuncer (5): Lamentablemente aportó muchísimo atrás. Hazer (4): Otro que ni fu ni fa. Nada que envidiarle a algún BT en una doma. Ilyasova (6): Lastimó de afuera, poco más. Ah, y se comió una hundida hermosa de Esteban. A casa. Özdemiroglu (5): Correctísimo aporte. Orhun (7): Leyó barbaro el juego cuando debió hacerlo. La presión nos complicó en el momento justo, y lamentablemente acertó.

VAR

Glisic, Lezcano y Al-shuwaili (4): Se pusieron muy finos en el último cuarto. Cada cosa pitaron, “maaaamita” diría Ruggeri.

_______________________

LO DESTACADO

El equipo destacó en su totalidad, pero… ¿Cómo no destacar a semejante hombre? ¿Ustedes vieron lo que jugó este tipo? ¿Lo que hizo en el arranque del complemento? Es una barbaridad. Gracias por ser uruguayo, Jay. Hoy Granger volvió a ponerse la celeste y terminó el juego con 25 puntos, 5 rebotes y 10 asistencias. Jajajajaja… Sí, leyó bien: 25 puntos, 5 rebotes y 10 asistencias, además hizo algo mucho más groso: Nos devolvió la ilusión.