Cada vez que nuestra selección tiene una competencia, el mayor deseo es que Jayson Granger se pueda vestir de celeste. En esta oportunidad se podrá dar, el jugador defenderá a Uruguay en el Pre Olímpico y previo al inicio del torneo charlamos con él.

Jayson comenzó expresando sus primeras sensaciones de su llegada al país: “Me siento bien, contento de estar y jugar con la selección una vez más. Las últimas dos semanas estuve un poco parado ya que terminó la competencia, hubo festejos, mudanza y demás, pero estoy bien. Veo a los chicos trabajando fenomenal, algunos nos sumamos hace muy poco, hay muy poco tiempo y hay que adaptarse rápidamente porque el torneo comienza muy pronto. Mentalmente estamos bien y vamos a hacer un buen papel”.

En Alemania jugó en muchas oportunidades de doble base o escolta. Sobre si esto es una ventaja a la hora de venir a la selección dijo: “En el básquetbol moderno ya no hay un base, un escolta y un “3”. Hoy se juega con muchos creadores de pelota y tenemos muchos en la línea exterior, ya sea “Fiti” (Fitipaldo), Parodi o yo, y podemos jugar los tres juntos. Veo esto como una ventaja que tenemos y debemos aprovechar a la hora de manejar la pelota, creando situaciones para nosotros y el resto de los compañeros”.

Granger conoce a la perfección el nivel al que va a jugar Uruguay y habló sobre qué debe hacer la celeste para ser competitivo: “Lo principal es estar concentrados y querer defender, ya que si no lo hacemos nos pueden pelotear. Si somos sólidos en defensa, no cometemos errores y somos capaces de anotar puntos fáciles de contraataque, podemos pelearla”.

Agustin Ubal es la “joyita” uruguaya y está transitando  un camino similar al que le tocó recorrer a él: “Le mandé un mensaje de felicitaciones luego de su debut con la selección pero no lo conozco personalmente. Es verdad que está haciendo el camino que hice yo hace años atrás, se fue de chiquito a cumplir su sueño y está en un lugar privilegiado para crecer. Es un jugador con muchísima clase, talento y el límite se lo va a poner él. Se está destacando a temprana edad y el consejo que puedo darle es que sea paciente, porque es un proceso largo y lo difícil no es llegar sino mantenerse. Que tenga paciencia, sea humilde y que siga trabajando que esas tres claves le van a hacer llegar a lo más alto”.

Sobre su futuro expresó: “Gracias a Dios tengo varias ofertas de Euroliga este año, después de haber estado dos años lesionado. Hay ofertas muy interesantes de equipos de Play off y Final Four, estamos analizando la situación estas semanas. Ahora  estoy enfocado en hacer un buen torneo con la selección”Además, habló sobre la llegada de Luciano Parodi al básquetbol alemán, tierra donde Granger hace muy poco fue campeón: “La noticia de “Lucho” (Parodi) es una alegría bárbara, yo venía diciendo hace años que es el tipo de jugador que tiene que dar el salto a Europa. Es un jugador con muchísimo talento y mucha clase que año a año ha ido mejorando e ir a la liga alemana como primera experiencia europea le va a venir muy bien. Se va a una ciudad muy linda y a un equipo que está en alza. Es una linda oportunidad de empezar a hacerse un nombre en Europa”.

Jayson fue padre hace muy poco y contó cómo es combinar la vida de familia con la de un deportista de elite: Es muy sacrificado. Nació mi hijo en mayo en plenos, Play off y me tocó ir a visitarlo un día y medio, después me tuve que volver. Estar lejos de tu familia no es fácil, estuve solo tres días cuando terminé la temporada con mi mujer y mis hijos. El sacrificio de un deportista de elite  es muy grande, pero tengo la suerte de que mi esposa me apoya, mi familia también y vamos tirando de la mejor manera posible. Ahora son unos días que estoy lejos y luego voy a poder disfrutar de ellos en el verano en España”.