La escuelita de básquetbol a cargo de UJOBB sigue en un amplio crecimiento y ahora expandió sus rincones para seguir enseñando básquet y valores a cientos de niñas, niños y adolescentes.

A comienzos de junio la escuelita llegó al barrio Colón, la primera fuera del Club Buceo. Es por eso que Básquet Total dialogó con Álvaro Aunchayna, el popular “dulce”, padre fundador de este proyecto, que cada semana crece y crece para el orgullo de sus integrantes.

 

¿Cómo surgió la idea de sacar la escuelita de básquet del Club Buceo específicamente a Colón?

Todo empezó cuando se nos ocurrió recuperar el lugar en la ex plaza N°9, en Hansen y Daniel Zorrilla, detrás de la estación de AFE en Colón. La idea surgió con un grupo de amigos basquetbolistas amateurs, que somos todos de la zona, hace años nos juntamos a jugar los sábados y domingos. Ahí en base a mucho esfuerzo y gracias a la gente del club Yegros que tiene actualmente la custodia de la ex plaza, empezamos fin de semana tras fin de semana a recuperar todo lo que se puedan imaginar. 

Además acá en el barrio siempre fui el “dulce”, el que se crió en esa zona pero, también soy árbitro y siento que represento a UJOBB en todo esto que hago. En medio de todo esto tiré la idea también en el grupo de WhatsApp que tenemos todos lo que vamos a la plaza, para poder dar clases como Escuelita, lo mismo que en buceo y la verdad que les gustó.

¿Cómo llegaron a contactar con Luis “Bicho” Silveira para que de las clases y porque se decidió que el espacio llevará su nombre?

En ese momento le digo a la gente de UJOBB una idea que tenía. Que era homenajear al “Bicho” y les encantó a todos. Entonces realizamos una jornada de reinauguración para oficialmente poner el nombre de “Espacio Luis bicho Silveira” con la presencia de Luis.

Porque soy de la idea que los homenajes se hacen en vida, el “Bicho” nos ha dado mucho siendo padrino de la Escuelita en Buceo y se merece ese homenaje. Una vez recuperado el espacio, lo hicimos ir y quedó tan contento que dijo ‘acá tengo que hacer algo’. Entonces ahí mismo decidió ser parte junto a su familia de esta iniciativa y nosotros felices de tenerlo.

¿Cuántos niños van a Colón?

En este momento podríamos decir que un promedio de 70 niñas y niños.

¿Cómo fueron recibidos en el barrio, por los niños y los vecinos de la zona?

Todos los fines de semana notamos que se van acercando más y más familias al lugar. Con el tema de las clases de básquetbol quedaron muy contentos y la recepción es muy buena. 

¿Pensabas que la iniciativa de la Escuelita podría llegar tan lejos como ha llegado hasta ahora?

Realmente no sabía que podía hacerlo porque ya lo había hecho antes, en Libertad Colón, en la plaza de La Paz. Sinceramente lo disfruto muchísimo. Pero creo que no soy muy consciente de todo lo que nos está pasando con este proyecto pero, soy si, muy soñador y eso hace que mi cabeza siempre esté craneando algo.

  ¿Cuánto influyen en la misma los jugadores y demás jueces?

Bueno realmente estoy muy agradecido con todos, tanto jugadores como colegas. Es muy reconfortante el apoyo, la influencia es muy positiva

 ¿Qué resta por hacer en la escuelita?

Para poder seguir creciendo quizás mejorar la infraestructura y conseguir más apoyos, ideas, tengo muchas.

¿Está la idea de seguir llegando a más barrios?

Si, claro. La idea es seguir este camino, llegar a donde no llega el básquetbol, recuperando canchas que están abandonadas, son muchas lamentablemente y una cancha recuperada, pueden ser muchos niños aprendiendo básquetbol, pero también valores.

¿Cuándo se dictan las clases de la escuelita tanto en el Club Buceo como en Colón?

Bueno en el Club Buceo, ahí en Santiago Rivas 1550, los lunes, miércoles y viernes a las 18:15 horas para niñas y niños de 7 a 13 años; y martes y jueves a las 18:15 para chicas y chicos de 13 a 18 años. 

En Colón es en Waldemar Hansen y Daniel Zorrilla, atrás de la estación de AFE todos los jueves desde las 17:30 horas a cargo de Luis “Bicho” Silveira para niñas y niños de 8 a 12 años. 

El espacio es totalmente gratis, para cualquier consulta o inscripciones se comunican conmigo ‘Álvaro Aunchayna’ al 097 575 846.