Hatila Passos volvió a levantar una copa en la Liga Uruguaya de Básquetbol, antes con Hebraica y Macabi y Malvín, ahora con el Pato de Villa Biarritz. Luego de los festejos el brasileño también dialogó con Básquet Total.

En cuanto al saludo con su mujer e hija luego del partido, ya que con el tema del covid no vinieron enseguida a Uruguay, sino que demoraron unas semanas para acompañar al pívot, manifestó emocionado: “Estoy muy contento, yo siempre estoy con mi familia, con mi mujer y mi hija. Pero ahora tengo lo más especial que es mi hija y está conmigo” dijo mientras la miró emocionado teniéndola en brazos.

“El equipo la verdad estuvo peleando un montón, muchas lesiones, muchas cosas pasaron. Sabía que teníamos un buen equipo, pero yo no sabía hasta donde podíamos llegar. Hasta que pasaron unos meses, tuvimos la chance de entrenar todos juntos para clasificar a playoffs y luego jugar semifinales. Estoy muy feliz de verdad, y muy contento por toda la gente de Biguá que hacía unos años no llegaba a disfrutar estos momentos” manifestó el interno sobre el torneo del Pato. 

Y agregó antes de ir a levantar la copa: “Gracias a dios tuve bastante tiempo acá en Uruguay, tuve la chance de estar acá, de jugar finales varias veces. A veces me salió mal, algunas veces pude salir campeón, pude celebrar con mis compañeros. Y la verdad, lo digo una vez más, estoy agradecido por este momento”.