Los de Olavarría lograron un gran cierre ante Racing de Chivilcoy y lo vapulearon 90-61. Matías Sesto fue la gran figura.

Estudiantes encadenó su cuarto triunfo en fila, ratificó su mejor momento en la temporada y creció notablemente en la tabla hasta el noveno puesto con un récord de 9-10, que le abre un escenario enorme de posibilidades para subir a la zona de playoffs, ya que es el equipo que menos partidos jugó.

Los primeros minutos fueron favorables a la Academia apostando al juego interno y una defensa en zona que obligó al Bataraz a tomar tiros de tres puntos y con buenos réditos se fue arriba 28-14. El segundo cuarto arrancó goleado pero luego ambos equipos bajaron su nivel de juego y efectividad pero Estudiantes cerro mejor 53-34

Tras el descanso largo, Racing colocó un parcial de 8-0 pero el elenco de Olavarría trabajó mejor las posesiones siguientes para encontrar de a poco espacios en la pintura y descargas a tiradores a pie firme para anotar los puntos que no pudo al principio y estabilizó su situación con un parcial de 8-4. El electrónico marcó un 68-57 a favor de Estudiantes a falta de un cuarto.

El último cuarto inició mejor el conjunto de Olavarría con Trelles y Sandrini en un gran momento ampliaron diferencias y cerraron el juego con un abultado 90-61.

Martín Trelles fue titular en el Bataraz y estuvo poco más de 29 minutos en cancha, quedó muy cerca del doble doble con 11 puntos y 8 rebotes para tener una valoración de 14 y ser de los más destacados de su equipo.