Bruno Fitipaldo liderará, dentro de la cancha, una vez más a su selección y previo a la cita internacional dialogó con Básquet Total

“Recién van algunos días de preparación. Algunos están entrenando hace un poco más de tiempo y estamos con muchas ganas. Tratando de absorber todo muy rápido porque no tenemos muchos días y eso es lo más importante. Conocernos lo más que podemos en estos días que no vamos a tener amistosos,  no vamos a tener algunas situaciones de juego pero sabemos la situación general en la cual estamos”, comenzó diciendo el capitán de la Selección Uruguaya.

Uruguay afronta el preolímpico con una camada de jugadores jóvenes y alguna figura repetida que ha sido la base de los últimos años: “Hay unos cuantos jóvenes y algún veterano pero lo más importante es la actitud que tienen todos. Estamos intentando adaptarnos lo más rápido posible, escuchando a Rubén principalmente y esperemos que salga algo bueno”.

El escolta es figura dentro y fuera de la cancha y a pesar de su rol no participa constantemente en dar consejos a los más jóvenes: “Intento no volverlos locos, más que nada si veo alguna cosa que puedo ayudar o solo con dar el ejemplo, mejor. A veces con el ritmo de las prácticas y la exigencia tienen bastante como para que le esté comiendo la cabeza. Hay algo que en su momento se puede hablar, no solo dentro de la cancha si no que afuera también, y si puedo lo hago porque a mi me han ayudado cuando era chico y si yo hoy puedo ayudar lo voy a hacer”.

Uruguay deberá enfrentar en primera instancia a Turquía y a República Checa para poder seguir soñando con el boleto a Tokio 2021: “Aún no entramos específicamente en los otros equipos pero algunas cosas sabemos. Nosotros tenemos clarísima la exigencia del torneo que es muy alta, tenemos que ir partido a partido, defensivamente tenemos que hacer un trabajo perfecto y en ataque mantener la dinámica que va a ser lo fundamental para nosotros”.

La selección cuenta con nombres de renombres en el perímetro y a partir de ahí intentará lastimar y buscar los encuentros: “Últimamente nuestro juego se basa bastante en el perímetro y creo que en esas posiciones, de base y escolta, intentaremos generar el juego para todos. Sabemos que los otros equipos lo van a intentar controlar y no es fácil pero creo que va a pasar por ahí nuestro juego”.

El capitán tiene claras las exigencias del certamen y toma con cautela la participación de su equipo en la cita internacional: “Uruguay tiene que ir con la cabeza de ir a aprender, a mejorar y a competir. Son selecciones fuertes de primer nivel mundial, las que no somos nosotros, y tener la posibilidad para muchos de los chicos de jugar contra esta clase de jugadores y de este nivel no se da todo los días, hay que aprovecharlo muchísimo. Después si el partido se pone en una línea que podamos robarlo o ganarlo obviamente que Uruguay siempre lo intenta”.