Ambos equipos nos volvieron a regalar un hermoso juego, donde Nacional, una vez más, volvió a demostrar no sólo carácter para seguir rindiendo pese a sus 2 bajas de peso y a un trámite que venía adverso, sino además una gran capacidad adaptativa táctica, frente a un Biguá que se quedó sin ideas ante la zona planteada en el segundo tiempo y que sigue sin aprovechar la profundidad de plantel que tiene, lo cual quedó más evidenciado ante la lesión de Vidal.

 Vayamos al análisis táctico:

 PRIMER CUARTO (22 a 21 Nacional)

Sumamente parejo; en defensa Nacional alternó zona 2-3 y hombre, mientras que Biguá siempre en hombre al igual que el juego 1. En Biguá, que termina el cuarto con 5 de 12 en triples, Sims acaparó la generación de juego tanto en rompimientos como desde el pick con Hatila, pero con pérdidas y tomando tiros de 8 mts un tanto apurado. Vidal como segunda opción generadora, en cambio fue muy efectivo tanto convirtiendo de tres cuando le pasaba Romero por detrás en el pick, como rompiendo al aro y convirtiendo él mismo en transición.

En Nacional (5 de 8 en triples) dos opciones ofensivas claras, una el posteo aclarado de Collier y Mitchell ambos con muy baja efectividad, y luego Morrison quien a diferencia del partido 1 tomó protagonismo ya desde el arranque, desde todas las variables posibles: desde el pick, en aclarado, saliendo de indirectas y en transición. Detalle no menor, Pierino convierte 3 triples solo en transición, que al igual que en el partido 1 fue elegido por Biguá para que tomara triples mientras ajustaban con otros.

SEGUNDO CUARTO (27 a 18 Biguá)

Biguá gana claramente el cuarto siendo curiosamente el que menos triples tomó (3 de 5, todos de Pena García). Luego la misma tónica, Sims tomando un total de 2/3 de las ofensivas totales de Biguá siendo la mayoría desde el pick central, con asistencias para tiros a pie firme de Pena o convirtiendo en el rompimiento tanto a Morrison como a Cabezas. Rudd no fue buscado, tomó los pocos tiros que le quedaron cuando no salía ninguna otra alternativa.

En Nacional (0 de 3 en triples) dos opciones predominantes en el cuarto: insistió con Mitchell tanto en poste bajo para su juego de espaldas como en el poste alto para que ataque de frente o tome el tiro largo, y la otra opción darle la pelota a Morrison quien castigó a Pena García tanto posteado como en el 1×1, hasta que comenzó a ser doblado (tanto en aclarado como si jugaba pick) y tuvo que desprenderse de la pelota.

TERCER CUARTO (25 a 23 Nacional)

Biguá entra muy fuerte con un aluvión de 7 pts seguidos de Sims dañando a Morrison en el 1×1 y convirtiendo su segundo y último triple de la noche, y corriendo en ataque rápido con Rudd definiendo.

Faltando 6 30 se da la lesión de Vidal estando 8 arriba Biguá, y faltando 5 00 Biguá saca la máxima de 13 pts (65-52), que es cuando Nacional va a zona 2-3. De ahí en más, Biguá no tuvo otra variante para atacarla que tirar de 3 al primer pase o Sims insistiendo de 8 mts sin éxito (Biguá terminó 2 de 10 en el cuarto en triples).

En Nacional (4 de 6 en triples) fue el cuarto de Morrison quien tomó ¾ de las ofensivas siendo altamente efectivo jugando pick and roll donde lastimó penetrando en bandejas, sacando fouls, y tripleando desde el dribbling en el pick (3 triples por esa vía); las restantes ofensivas fueron de Romero quien convierte siendo agresivo hacia el aro y con un triple a pie firme.

ÚLTIMO CUARTO (19 a 10 Nacional)

Cuarto que fue totalmente de Nacional tanto en el juego como en lo anímico. Al juego ya mencionado de Morrison, le agregó dos variantes que generaron ventajas en este cuarto:

  • el posteo de Batista que fue muy efectivo asistiendo los cortes de Mitchell y Romero, y que además fueron ambos pivots muy agresivos tomando 3 rebotes ofensivos claves en el cuarto
  • el pick and roll entre Cabezas y Batista

Esa diversificación de ofensivas le permitió sacar ventajas de todos sus jugadores siendo muy efectivo en la lectura de las ventajas puntuales (2 de 3 en triples en el cuarto).

En defensa continuó con la zona 2-3 ya que Biguá siguió atacándola con el único argumento del tiro de 3 apurado, o de 8 mts, o luego de varios pases lateralizados sin peligro que no movían a la zona. Sólo dos ofensivas jugó alto-bajo entre Rudd y Hatila y fueron dos dobles sencillos de Hatila, pero no tomaron nota y siguieron buscando el triple salvador (1 de 13 en el cuarto).

CONCLUSIONES

Nacional sigue alargando al máximo el plantel que le va quedando (los minutos de calidad de un jugador joven como Rusch lo confirma), con variables defensivas y una diversidad ofensiva que lograron incomodar a Biguá, que como contrapartida se mostró muy rígido ante esos cambios tácticos.

Es cierto que Biguá tuvo una mala noche en porcentajes de 3 pts y es difícil que se repitan (y menos en Sims que terminó 2 de 14 en triples), pero no debería ser el único argumento ofensivo en un equipo que tiene tan buenos jugadores. Ojalá que lo de Vidal no sea grave y las finales puedan contar con el mejor base de la temporada.