Alba Berlín derrotó como local al Bayern Múnich y se puso 1-0 al frente en las finales de la Bundesliga. En el ganador se destacó la brillante actuación del sueco Marcus Eriksson.

Por la primera final de la BBL de Alemania se veían las caras Alba Berlín y Bayern Múnich. Los primeros venían de dejar por el camino al Rathioparm Ulm con un global de 3-1, mientras que los segundos llegaban de vencer por el mismo resultado al Ludwigsburg. Los dirigidos por el español Aito García Reneses saltaron a la cancha con Jayson Granger, Marcus Eriksson, Simone Fontecchio, Niels Giffey y Ben Lammers. Por su parte, los comandados por el italiano Andrea Trinchieri lo hicieron con Wade Baldwin, Robin Amaize, Nihad Djedovic, Vladimir Lucic y Jalen Reynolds. A lo largo de la temporada, entre torneo local, copa y Euroliga, estos dos equipos se enfrentaron en cinco oportunidades, con un saldo de 3-2 favorable bávaros.

El encuentro disputado en el Mercedes-Benz Arena mostró un inicio bastante cerrado, en donde las defensas superaban claramente a los ataques. De a poco, el conjunto locatario fue encontrando el goleo exterior de Marcus Eriksson y Jayson Granger, mientras que el elenco visitante lastimaba con su backcourt conformado por Wade Baldwin y Robin Amaize. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, con el italiano Simone Fontecchio como principal exponente ofensivo, los actuales campeones lograron abrir una ventaja de nueve unidades (29-20). Con un par de bombas consecutivas en las manos de Nihad Djedovic y Vladimir Lucic, los bávaros conseguían equilibrar rápidamente las acciones. En el final de la etapa inicial, ambos equipos intercambiaron golpe por golpe, sobresaliendo un par de jugadores que salieron desde el banco de suplentes, Niels Giffey en el Alba y James Gist en el Bayern.

Al comenzar la segunda mitad el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 45 a 40. En los primeros compases del complemento, los de la capital continuaban teniendo el control de las acciones, explotando a la perfección el pick central entre Jayson Granger y Ben Lammers. La visita tenía problemas en defensa, sin embargo, los disimulaba en el otro costado gracias a los triples de Baldwin. A pesar de tener el control absoluto del juego, los vestidos de amarillo no terminaban de dar el golpe final. Por lo tanto, los dirigidos por el italiano Andrea Trinchieri salieron a disputar el último cuarto con el objetivo de concretar una reacción, que les permitiera llegar a los minutos finales con chance de llevarse el punto. La misma se dio en el epílogo del match, donde los de rojo pusieron un parcial de 10-0, para pasar al frente en el score. No obstante, los comandados por el español Aito García Reneses se mantuvieron firmes y con nueve puntos al hilo de Maodo Lo, se terminaron quedando con el triunfo por 89 a 86, poniendo 1-0 a su favor la serie final de la Bundesliga.

En el ganador se destacó la actuación del sueco Marcus Eriksson, que anotó 20 puntos (6/8 triples), bien secundado por el italiano Simone Fontecchio con 18 tantos y 6 rebotes. Por el lado del perdedor, James Gist convirtió 19 unidades (7/7 dobles).

El armador uruguayo Jayson Granger encestó 7 puntos (1/3 triples y 2/6 dobles), capturó 1 rebote, repartió 7 asistencias y recuperó 2 balones en los 22:21 minutos que permaneció en cancha.

El segundo punto de la serie se disputara en la jornada de mañana, nuevamente en la capital alemana.

Foto: Twitter Alba Berlín (@albaberlin)