Brooklyn Nets derrotó como local a Milwaukee Bucks en el inicio de las semifinales del Este. Entre Kyrie Irving y Kevin Durant aportaron 54 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias.

Brooklyn Nets (1) 115 - 107 Milwaukee Bucks (0)

En el duelo que abría las semifinales de conferencia se veían las caras Brooklyn y Milwaukee. Los primeros venían de dejar por el camino en primera ronda a Boston con un global de 4-1, mientras que los segundos llegaban de barrer a Miami. El canadiense Steve Nash presentó un quinteto conformado por Kyrie Irving, James Harden, Joe Harris, Kevin Durant y Blake Griffin. Por su parte, Mike Budenholzer comenzó con Jrue Holiday, Khris Middleton, P.J. Tucker, Giannis Antetokounmpo y Brook Lopez. En la temporada regular, estos equipos se enfrentaron en tres oportunidades, con un saldo de 2-1 favorable a los ciervos.

El encuentro disputado en el Barclays Center presentó un inicio complicado para el conjunto local, ya que cuando apenas se habían disputado 43 segundos de juego, James Harden tuvo que abandonar el rectángulo con una molestia muscular. Los primeros minutos del partido fueron favorables al elenco visitante, que con una buena efectividad en triples por intermedio de P.J. Tucker y Jrue Holiday, conseguía abrir una prematura ventaja de siete unidades. La misma fue rápidamente neutralizada por su adversario, que con su binomio de estrellas conformado por Kyrie Irving y Kevin Durant, respondió con un parcial de 10-4. Sobre el cierre del primer cuarto se produjo un intercambio de canastas en la zona pintada, donde se destacaban Blake Griffin por un lado y Brook Lopez por el otro. De a poco, a los neoyorquinos les fue entrando el triple, sobre todo a través de Joe Harris y Mike James, que con la ausencia de “La Barba”, tenía que asumir más en ataque. Por su parte, los de Wisconsin comenzaron a depender en exceso de lo que pudiera realizar el griego Giannis Antetokounmpo. De la mano de un “Uncle Drew” en modo asesino serial, los Nets lograban sacar una diferencia de once puntos (59-48), restando 03:22 para el final del primer tiempo. En el peor momento de su equipo, “The Greek Freak” junto con Khris Middleton se encargaron de poner un par de bolas consecutivas, que le daban a los Bucks la posibilidad de achicar la brecha de cara al descanso largo.

Al arrancar la segunda mitad el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 63 a 61. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite abierto, en el cual Brooklyn tenía como principales exponentes ofensivos a Griffin y Durant, mientras que Milwaukee continuaba teniendo a un Giannis muy agresivo a la hora de atacar el aro. Promediando el tercer cuarto, los de New York sacaron una renta de diez tantos (83-73), siendo importante para ello Nicolas Claxton, que aportaba cosas interesantes en ambos costados de la cancha, al igual que Joe Harris. Cuando se fue a descansar un rato Irving, “Durantula” decidió tomar la posta y con cinco tantos al hilo, provocaba que el anfitrión aumentara aún más la diferencia en el tanteador. Entre el cierre del tercer periodo y el inicio del último, los dirigidos por Mike Budenholzer intentaron concretar una reacción, más que nada con impulsos individuales de Antetokounmpo y Lopez. Sin embargo, cada vez que anotaban, los de Steve Nash respondían de inmediato, demostrando que tienen gol por todos lados. Con poco menos de cuatro minutos por jugar, el entrenador de los Bucks sacó de la cancha a sus principales figuras, dando el juego por terminado. Finalmente, los Nets se quedaron con la victoria por 115 a 107 y se pusieron 1-0 arriba en la serie de semifinales del Este.

En el ganador sobresalió la figura de Kevin Durant, que encestó 29 puntos y atrapó 10 rebotes, bien acompañado por Kyrie Irving con 25 tantos y 8 asistencias. Por el lado del perdedor, Giannis Antetokounmpo aportó 34 unidades y 11 rebotes.

El segundo punto de la serie se disputará el próximo lunes, nuevamente en la ciudad de Brooklyn.

 

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Cuando al comenzar el juego se produjo la lesión de James Harden, los Nets parecían complicar su chance de quedarse con la victoria. Sin embargo, los dirigidos por Steve Nash jugaron un partidazo, teniendo a varios hombres en gran nivel, entre ellos Kevin Durant y Kyrie Irving. Pero en esta oportunidad vamos a destacar a Blake Griffin, que terminó siendo una de las claves en el triunfo de Brooklyn. El nacido en Oklahoma City volvió a ser el que todos conocimos, lastimando tanto en la pintura como en el perímetro. El ex Clippers aportó 18 puntos (4 triples) y 14 rebotes, cortando de esa manera una racha de trece partidos consecutivos de playoffs sin lograr un doble doble.

 

😮 LA SORPRESA 😮

El que más “favorecido” se vio por la lesión de Harden fue Mike James, que tuvo la posibilidad de mostrar su talento en un partido importante. En la serie ante Boston, el ex armador del CSKA de Moscú promedió poco más de tres minutos en cancha por juego, mientras que en la jornada de hoy permaneció en el rectángulo en más de treinta. El rendimiento del jugador cuya trayectoria se desarrollo prácticamente en su totalidad en el viejo continente fue realmente bueno, colaborando a la causa con 12 tantos, 7 rebotes y 3 asistencias. En caso de que “La Barba” se tenga que perder algún otro partido, el bueno de Miguel demostró que está capacitado para dar una gran mano.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Los Bucks venían de barrer al Heat, actual subcampeón de la NBA. La gran sorpresa de esa serie fue Bryn Forbes, que viniendo desde el banco de suplentes fue determinante en un par de triunfos de los de Wisconsin. Incluso, el formado en Michigan State terminó anotando más puntos que la gran figura de Miami, Jimmy Butler. No obstante, ante los Nets, el combo guard de 27 años no pudo mantener el nivel y terminó teniendo una pobre actuación. En los 21:51 minutos que permaneció en cancha, anotó apenas 5 puntos, con un 2/8 en tiros de campo y 1/5 en triples.

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Kyrie Irving (Nets), Joe Harris (Nets), Kevin Durant (Nets), Giannis Antetokounmpo (Bucks) y Blake Griffin (Nets).

 

💿 BONUS TRACK 💿

La NBA suele regalarnos momentos épicos, con finales infartante o jugadas espectaculares. Por este tipo de cosas, es que a veces a la gente de por acá le termina aburriendo, ya que nos gusta ver rebotes en los cuales se dan como en la guerra o pelotads divididas en las que varios jugadores se tiran de cabeza al piso. Bueno, hoy esas personas disfrutaron del juego, debido a que se dieron varias de esas situaciones, destacándose esta que dejamos a continuación, en la que Blake Griffin defendió al balón como si fuera un miembro importante de su familia. Se podría decir tranquilamente que hoy la mejor liga del mundo no tiene nada que envidiarle a nuestra DTA.

.

Conferencia Oeste
Conferencia Este