Con una notable actuación de Santiago Vidal, Biguá hizo un gran segundo tiempo y puso 1-0 a su favor la semi ante Olimpia.
Ambos equipos de muy buen campeonato, empezaban a dilucidar quien aprovecharía la oportunidad histórica de llegar a una Final de Liga Uruguaya, que sería la primera de Olimpia desde que se juega el certamen o la primera para Biguá desde 2011.

El olimpista consiguió complicar de arranque con su defensa a la gran ofensiva del Pato, que apenas con Hatila cargando abajo conseguía algo, mientras las Alas rojas en manos de sus extranjeros encontraban sus puntos, especialmente con Phillips y Riauka; aunque a pesar de sus malos porcentajes de lanzamientos, con el ingreso de Rojas Biguá levantó y se fue del primero atrás sólo 21-19.

Las ofensivas se secaron bastante para comenzar el segundo, pero de la mano de Rudd sumado al buen aporte de Rojas, el equipo de Villa Biarritz siguió mejorando hasta pasar; si bien Olimpia reaccionó con el aporte inesperado de Dogliotti y Viana desde la banca, nuevamente Biguá fue más para cerrar la primera mitad a partir de la lectura de Vidal con la ventaja de 40-37.

Olimpia abrió el complemento errando muchos triples, y por el contrario la canilla del dueño de casa que estaba seca, se abrió con el 4/4 que empezó Biguá para abrir la máxima de diez puntos. Pena García y Sims (que estaba apagado) aparecieron con toda en el tercero para liderar un equipo que metió siete triples en este período y fue netamente superior a un confundido Olimpia con un parcial de 29-18, con una diferencia que seguía agrandándose, 69-55 de cara al último.

Los del Ingeniero Jauri salieron a defender con mayor intensidad al decisivo, producto de la necesidad de ver que el partido se le escapaba, además encontraron en algunos puntos de Brian la posibilidad de ponerse a diez con un 7-3 con aun muchísimo por jugar. Sin embargo, con el reingreso de Vidal, Biguá volvió a crecer en su nivel de juego y no demoró en definir un partido en el que fue claramente superior durante todo el complemento. El score final fue de 90-73, el equipo de Laginestra gana con claridad el primer punto y da un golpe importante en una serie que aún tiene mucho por decir.

 

EL GRITO

¡Que siga tirando! ¡Ya va a entrar!

El allegado de Biguá, calmado y premonitor al irse al descanso. Claro, cuando tenés cracks como Sims en tu cuadro, es más fácil tener fe.

UNO x UNO

OLIMPIA

Agarbado (3): Levantó un poco en el complemento, pero claramente superado por Vidal. García (5): Buena defensa en el primer tiempo. Encontró tarde sus goles. Hogan (7): El mejor de su equipo. Muy solo. Phillips (4): Arrancó notable y como tantas veces se desinfló Riauka (5): No estuvo mal en ataque. Le costó bancar a Hatila. Macanskas (4): Correcto en defensa. No aportó soluciones adelante. Dogliotti (5): Muy buen primer ingreso, no repitió. Catalá (5): Le faltó solidez defensiva. Viana (5): En pocos minutos, aportó. Jauri (5): Claramente superado en el complemento, no logró traer a su equipo al partido.

BIGUÁ

Vidal (9): Destacado. Sims (5): Con la mira torcida. Levantó algo en el complemento. Loriente (4): Sus faltas lo condicionaron demasiado. Rudd (6): Irregular pero se impuso. Qué hombre ruddo. Passos (7): Sin brillar, se impuso claramente. Casi sin esfuerzo pareció. Pena García (8): Crucial. Picantisímo para el triple, además aportó una buena variante defensiva para sacar de ritmo a Hogan. Rojas (8): Sus números son buenos, pero aún mayor fue su trascendencia en la noche. Notable ingreso aportando puntos y rebote en ambos lados. López (7): Hizo lo suyo y un poco más. Sumó a la gran cuota del Banco de Villa Biarritz. Laginestra (8): Muy buen manejo del equipo y rotación. Su “chicos, tranquilos” ya es marca registrada, dicen que calma a las fieras.

VAR

Adrián Vázquez, Julio Dutra y Andrés Haller (6): Buen partido, sin complicaciones.

_______________________

LO DESTACADO

El trabajo del “Pepo” Vidal de hoy seguramente habrá ilusionado a todos los hinchas del Pato con la vuelta a una final después de diez años (cuando también estaba Vidal). El base oriundo del club de Villa Biarritz hizo gala de su visión de campo con 17 puntos, 10 asistencias, dos rebotes y dos robos; pero fundamentalmente manejó los hilos y los tiempos del partido a la perfección.

EL TAPABOCAS

Tras un discreto primer tiempo, el Pato levantó en el tercer cuarto del partido y dio muestras de su potencial ofensivo. Un tremendo 7/10 en triples, que cimentó el 29-18 que a su vez encaminó este fundamental primer poroto de la serie.