Anadolu Efes y Barcelona vencieron a CSKA de Moscú y Olimpia Milano respectivamente y se metieron en la final de la Euroliga. El próximo domingo, los catalanes irán por su tercer título, mientras que los turcos buscarán su primera corona.

Por el Final Four del torneo de clubes más importantes del viejo continente Anadolu Efes enfrentaba al CSKA de Moscú, mientras que Barcelona se medía ante el Olimpia Milano. En la fase regular, rusos y españoles habían finalizado en la primera colocación, ambos con un récord de 24-10. Los turcos quedaron en tercera posición con un balance de 22-12, siendo cuartos los italianos con un registro de 21-13. Los cuatro equipos hicieron valer su ventaja de localía en los cuartos de final, siendo los actuales campeones del certamen los únicos que no necesitaron de un quinto juego para definir su serie.

En el choque de primer turno se pudo ver un trámite sumamente favorable a los de Estambul, que con un gran aporte ofensivo del MVP de la fase regular, Vasilije Micic, conseguían abrir una prematura ventaja de diez unidades. A lo que hacía el serbio se le sumaba la figura de Sertac Sanli, que cada vez que recibía la bola en el poste bajo marcaba la diferencia. Cerca del final del tercer periodo, los dirigidos por Ergin Ataman sacaron una renta de 20 unidades, que parecía sentenciar el juego. Sin embargo, con Will Clyburn como figura descollante, los comandados por Dimitris Itoudis colocaron un parcial de 35-16, que les permitía ponerse a un punto con poco más de un minuto por jugar. Increíblemente, el CSKA tuvo la posibilidad de llevarse la victoria o forzar una prórroga, pero finalmente, con una buena efectividad en libres, Anadolu Efes se terminó llevando el triunfo y la clasificación a la final del torneo por segunda temporada consecutiva.

En el duelo de fondo tendríamos un partido realmente hermoso. El arranque tuvo a un conjunto blaugrana muy encendido, teniendo a un Pau Gasol desnivelante en la zona pintada y a un Nick Calathes inspirado a la hora de anotar y de generar juego para sus compañeros. De a poco el equipo italiano se fue metiendo en el partido, siendo importante para ello la figura de Shavon Shields. En el tercer cuarto, los liderados desde el banquillo por el italiano Ettore Messina colocaron un parcial de 29-16, de la mano de un asesino Kevin Punter, que les permitía sacar una ventaja de ocho unidades. Cuando los de Catalunya la pasaban realmente mal apareció en todo su esplendor su jugador franquicia, Nikola Mirotic, que atacando constantemente el aro, le dio a su equipo la posibilidad de equilibrar las acciones. La paridad se mantuvo hasta los instantes finales, en donde ambos tuvieron chance de ganarlo. Fue un doble de Cory Higgins a falta de ocho décima lo que inclinó la balanza a favor del Barcelona, que de esa forma vuelve a una final de Euroliga once años después de su última aparición.

Anadolu Efes 89 – 86 CSKA Moscú

ANA: Vasilije Micic 25 puntos y 7 asistencias. CSK: Will Clyburn 26 tantos y 7 rebotes.

Barcelona 84 – 82 Olimpia Milano

BAR: Nikola Mirotic 21 tantos y 6 rebotes. OLI: Kevin Punter 23 unidades.

La gran final del torneo se disputará el próximo domingo en el Lanxess Arena de la ciudad de Cologne, Alemania. Barcelona buscará su tercer título (2003 y 2010), mientras que Anadolu Efes irá por su primer campeonato y por transformarse en el segundo equipo turco con una corona (Fenerbahce 2017).

Foto: EuroLeague.net