Con un extraordinario Santiago Vidal y con porcentajes de locura, Biguá le ganó 100-85 a Malvín y quedó a un juego de semifinales.

El Pato comenzó castigando bien las ayudas para lanzar de tres puntos con efectividad y que dominó los primeros diez minutos, sumando también minutos de Donald Sims atacando el aro. Cuidando el lanzamiento de afuera, Federico Camiña optó por cambios en los bloqueos pero no logró bajarle los números a un equipo de Villa Biarritz asesino y en contrapartida, se tranco adelante por la buena defensa sobre Martín Cuello, al que defendieron siempre por delante de las cortinas y no logró generarse sus tiros del perímetro. Emiliano Bastón y Diego Pena García ingresaron con una mano a tono con el equipo y así llegó a tomar 19 de ventaja. El azul esbozó una reacción cuando Bruno Sansimoni saliendo de indirectas conectó dos bombazos. Biguá insistió mucho en jugar al posteo de Hatila Passos para anotar o rotar la bola por el perímetro y así, encontró nuevamente en la mano de Santiago Vidal, a quien le permitieron el tiro en varias ocasiones, la chance de ampliar la máxima. Juan Santiso con un triple con calzador sobre la chicharra maquilló la diferencia, que terminó siendo de 17 al término de los primeros 20 minutos (54-37). 

Malvín salió más agresivo atrás al segundo tiempo y con un temprano 13-3, atacando bien en transición, se puso a 7 (57-50). Vidal y Víctor Rudd fueron los que respondieron con más bombas para darle aire al equipo de Hernán Laginestra, que generó mucho desde los rompimientos del propio Pepo. Un triple del Chule Sansimoni dejó a 11 al azul, que cerró el tercero estando aún en partido más allá del dominio del Pato. A su producción ofensiva, Rudd le sumó puntos de segunda oportunidad. Los Playeros gritaron los triples de Nicola Pomoli y Federico Haller para descontar la renta de dos dígitos, pero Rudd generándose sus tiros y siendo efectivo con su fade away otra vez le dio tranquilidad al de Villa Biaritz. Vidal y Pena García se sumaron a la producción triplera del Pato que de a poco fue entornando la puerta del partido. La vuelta de Sims a cancha terminó de ponerle la tapa al partido. Donald se despachó con puntos consecutivos en los que no nos permitió olvidar la calidad que tiene. De esta forma, Biguá cerró el juego sin complicaciones y se quedó con el primer punto de la serie con total autoridad.

 

EL GRITO

“Yo te pregunto si está emparejado Pomoli con Hatila, como lo va a defender. Le hace foul”

Malvín optó por defender durante varios minutos con Fausto Pomoli a Hatila Passos. Tras haber sido sancionado con tres segundos en una ofensiva, en la siguiente buscó el posteo sobre el interno y Gonzalo Salgueiro le pitó foul de ataque. Nada conforme con el pitazo, Santiago Vidal fue al reclamo del árbitro internacional, buscando explicaciones a la sanción. A pesar de no encontrar una explicación que lo dejara conforme, Hatila después de ese reclamo se pudo mover con total libertad por la puintura.

UNO x UNO

BIGUÁ

Vidal (9): Hace parecer que jugar a este deporte es fácil. De su galera saca conejos, asistencias y una batería de triples; y la excelente conducción está asegurada. Un show para no perderse, gracias por volver mago. Sims (7): Es tan bueno, que a pesar de hacer 22 parece que hizo un partido normalito. Que mal acostumbrados nos tiene. Loriente (5): No tuvo su noche con el tiro. Cumplió defensivamente. Rudd (9): La rompió toda. Destrabó malos momentos ofensivos y fue sumamente utilitario. Con más herramientas para atacar que ferretería. Passos (7): Engranaje muy importante en el funcionamiento del equipo. Cuando la bola pasó por el bajo se generaron buenos tiros y en la pintura fue un titán. Pena García (5): Correcto desde sus emparejamientos defensivos. Su mano de tres siempre aparece. Bastón (6): Más que correcto ingreso. Muñeca a tono con la temperatura del equipo. López, Andreoli, Álvarez y Arregui (-): Poco en cancha. Laginestra (7): Su equipo generó buenos tiros. Defensivamente dio el tono, y más allá de que Rudd lo rescató por momentos, no pasó zozobras.

MALVÍN

Santiso (6): Defensivamente tuvo una buena tarea y en ataque dejó su cuota. N. Pomoli (3): Le costó generar. Atrás lo dañaron mucho. Fuller (3): Ilusionó con su arranque. Quedó en eso. Cuello (5): Lo acalambraron atrás. Aún así se las revolvió para hacer sus puntitos. Wachsmann (4): Se cargó temprano de faltas. Hoy no se vio mucho de su habitual buen trabajo de rol. Sansimoni (6): Su salida de indirectas fue de lo mejor del equipo. Haller (4): Apagado. F. Pomoli (4): Tuvo un emparejamiento duro con Hatila. Hizo lo que pudo. Capalbo (-): Poco en cancha. Camiña (3): Le regaló el triple a Vidal y fue letal. Si bien Biguá es sumamente duro de defender, al ayudar en varios pasajes del juego permitió claros tiros de tres ante un rival de excelentes porcentajes.

VAR

Gonzalo Salgueiro, Enrique Ferreira y Carlos Romero (6): Más allá de algún pitazo que generó duda, no tuvieron grandes complicaciones.

_______________________

LO DESTACADO

En la serie sabíamos que los porcentajes de Biguá podían ser una de las claves. Y en el primer punto así fue. Biguá contó con un soberbio 19/43 y no con una de esas noches descomunales de Sims que te pone triples con la mano en la cara. Realmente fue un equipo que leyó bien las ventajas que generaron ayudas que permitieron tiros de altos porcentajes. El Pato repartió sus conversiones de afuera en seis manos diferentes, haciéndolo un equipo imposible de defender, sabiendo que no se puede soltar a ningún tirador. Qué tarea difícil le dejó este equipo al scouting de Camiña, que hoy, le dejaron las redes incendiadas.

EL TAPABOCAS

Victor Rudd demostró en la temporada ser un extranjero de clase. Lo vimos abierto hacer estrágos y hoy no fue la excepción. En algunos partidos se lo vio negado a pisar la pintura, quizás confiando en su tiro. Pero hoy no renegó esa característica en su juego y también a la hora de postearse o atacar el rebote ofensivo fue importante. A más de uno, que lo tenían como un “4” con poco roce, le tapó la boca. Hoy hizo de todo.