Lenovo Tenerife venció como visitante a Casademont Zaragoza en la penúltima jornada de la Liga ACB. El equipo de Bruno Fitipaldo se prepara para afrontar los playoffs a partir de la próxima semana.

Por la 37° fecha de la Liga Endesa se enfrentaban Casademont Zaragoza y Lenovo Tenerife. Los primeros, ya sin chance de llegar a los playoffs, tenían como objetivo terminar lo más alto posible para poder acceder a competiciones continentales. Mientras tanto, su rival ya sabía que finalizaría la temporada regular en la tercera colocación. Los dirigidos por Luis Casimiro saltaron a la cancha con Dylan Ennis, Rodrigo San Miguel, Nicolás Brussino, Jacob Wiley y el alemán Elias Harris. Por su parte, los comandados por Txus Vidorreta lo hicieron con Marcelinho Huertas, Sasu Salin, Emir Sulejmanovic, Aaron Doornekamp y el georgiano Giorgi Shermadini.

El encuentro disputado en el Pabellón Príncipe Felipe presentó un inicio algo favorable al elenco locatario, que con un buen aporte de su juego interno conformado por Jacob Wiley y Elias Harris, conseguía abrir la primera ventaja de la tarde. De la mano de un inspirado Giorgi Shermadini, bien acompañado por Charles Jenkins, el conjunto visitante conseguía rápidamente equilibrar las acciones. A partir de ese momento se pudo ver un trámite bastante atractivo, en el cual ambos equipos plasmaban en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. Los de Aragón encontraron soluciones en el banco de suplentes por intermedio de Rasheed Sulaimon y Robin Benzing, mientras que los canarios contaban con un Marcelinho Huertas prendido fuego, anotando y generando oportunidades para sus compañeros de equipo.

Al comenzar la segunda mitad la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 41 a 37. En los primeros compases del complemento, el juego se volvió mucho más táctico, predominando las defensas sobre los ataques. Dentro de ese panorama, los tinerfeños se vieron favorecidos, ya que encontraron el goleo exterior del finlandés Sasu Salin. Sobre el cierre del tercer periodo, los insulares sacaron una renta de 13 unidades (48-61), siendo determinantes para ello las figuras de Huertas y Shermadini, que hacían mucho daño desde el pick central. En el arranque del último cuarto, los dirigidos por Txus Vidorreta abrieron una diferencia que sería lapidaria para las aspiraciones de los comandados por Luis Casimiro. Finalmente, Lenovo Tenerife se quedó con el triunfo por 91 a 60 y de esa manera alcanzó un récord de 27-8.

En el ganador sobresalió la figura de Giorgi Shermadini, que anotó 20 puntos y atrapó 8 rebotes, seguido por Marcelinho Huertas con 16 tantos y 9 asistencias. Por el lado del perdedor, Elias Harris finalizó como máximo anotador con 13 unidades.

El base uruguayo Bruno Fitipaldo encestó 6 puntos (1/3 triples, 0/1 dobles y 3/3 libres), capturó 1 rebote, repartió 2 asistencias y recibió 2 faltas en los 17:26 minutos que permaneció en cancha, para una valoración de 8.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota será el domingo, cuando por la última jornada de la fase regular tenga que recibir en casa al Barcelona.

Foto: Cadena SER