Bayern Múnich venció al Alba Berlín y se consagró campeón de la Copa alemana. El equipo de Jayson Granger no pudo repetir el título de la temporada pasada.

Por la gran definición de la Copa de Alemania se veían las caras Alba Berlín y Bayern Múnich. Los primeros venían de derrotar al Gottingen en semifinales, mientras que los segundos llegaban de vencer al Rathioparm Ulm en doble tiempo suplementario. Entre Bundesliga y Euroliga, estos dos equipos se enfrentaron en cuatro oportunidades a lo largo de la temporada, repartiéndose dos triunfos para cada bando. Los dirigidos por el español Aito García Reneses saltaron a la cancha con Jayson Granger, Marcus Eriksson, Niels Giffey, Luke Sikma y Ben Lammers. Por su parte, los comandados por el italiano Andrea Trinchieri lo hicieron con Wade Baldwin, Robin Amaize, Paul Zipser, James Gist y Jalen Reynolds.

El encuentro celebrado en el Audi Dome presentó un inicio algo favorable al conjunto capitalino, que con un par de triples en las manos de Jayson Granger y Marcus Eriksson, conseguían abrir una prematura ventaja de ocho unidades. De inmediato, el equipo jugaba en su casa logró emparejar las acciones, gracias al goleo perimetral de Wade Baldwin y Paul Zipser. No obstante, los actuales campeones de la Bundesliga volvieron a sacar una diferencia en el score, siendo importante para ello la figura del norteamericano Ben Lammers, que cada vez que recibía la bola en el poste bajo hacía mucho daño. Los buenos ingresos desde el banco de suplentes tanto de Tim Schneider y Simone Fontecchio, provocaron que los defensores del título abrieran una brecha de doce puntos. El segundo cuarto fue absolutamente todo del Bayern, que en el mismo colocó un contundente parcial de 24-10, que le daba la posibilidad de pasar a ganar. En ese lapso del partido fue determinante Zipser, bien acompañado por Vladimir Lucic y Jalen Reynolds.

Al comenzar la segunda mitad el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 41 a 39. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite mucho más cerrado, en el cual las defensas superaban a los ataques. Los de Múnich continuaban teniendo a un Zipser muy inspirado, mientras que los berlinenses mantenían una buena efectividad en triples a través de Eriksson y Granger. Con un buen aporte del backcourt de reserva conformado por el esloveno Zan Sisko y el estadounidense D.J. Seeley, los comandados por Andrea Trinchieri sacaron una renta de diez puntos promediano el último cuarto, que encaminaba la victoria. Los de Aito García Reneses intentaron una última reacción, teniendo como abanderados a Peyton Siva y Johannes Thiemann. Sin embargo, los vestidos de rojo se mantuvieros firmes y con libres terminaron cerrando el juego a su favor. Finalmente, Bayern Múnich se quedó con el triunfo por 85 a 79 y se coronó campeón de la Copa alemana por tercera vez en la historia.

En el ganador sobresalió la figura de Paul Zisper, que anotó 18 unidades, bien acompañado por Wade Baldwin con 13 tantos. Por el lado del perdedor se destacó la actuación del uruguayo Jayson Granger, que encestó 17 puntos (5/7 triples, 0/5 dobles y 2/4 libres) y repartió 3 asistencias en los 21:26 minutos que permaneció en cancha.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota será el jueves, cuando por el primer juego de la serie de cuartos de final tenga que recibir en casa al Hamburgo.

Foto: Twitter Bayern Múnich (@FCBBTogether)