Alba Berlín derrotó al Gottingen y se metió en la final de la Copa de Alemania. El equipo de Jayson Granger se medirá mañana ante el Bayern Múnich, buscando su undécimo título.

Por la segunda semifinal de la Copa de la liga se enfrentaban Gottingen y Alba Berlín. Para los primeros podía llegar a ser el último partido de la temporada, ya que no clasificaron a los playoffs, mientras que los segundos se preparan para enfrentar a partir del miércoles al Hamburgo por los cuartos de final de la Bundesliga. Los dirigidos por el belga Roel Moors saltaron a la cancha con Marvin Omuvwie, Nelson Weidemann, Rihards Lomazs, Mathis Monninghoff y Tai Odiase. Por su parte, los comandados por el español Aito García Reneses lo hicieron con Jayson Granger, Jonas Mattisseck, Simone Fontecchio, Luke Sikma y Ben Lammers.

El encuentro celebrado en el Audi Dome de la ciudad de Múnich presentó un inicio favorable a los actuales campeones de Alemania, que de la mano de un inspirado Luke Sikma, infalible con su tiro de cuarta distancia, bien alimentado por Jayson Granger, conseguía abrir una prematura ventaja de diez unidades. El conjunto que hacía las veces de local tenía serios problemas atrás, mientras que en el otro costado dependía en exceso del goleo exterior del letón Rihards Lomazs. En el segundo cuarto se pudo observar un trámite extremadamente abierto, en el cual ambos equipos intercambiaban ataque por ataque y en donde las defensas literalmente brillaban por su ausencia. El elenco vestido de violeta se hacía fuerte en el poste bajo con la presencia del nigeriano Tai Odiass, mientras que los de amarillo lastimaban con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Peyton Siva y Marcus Eriksson.

Al comenzar la segunda mitad, los de la capital se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 55 a 49. En los primeros compases del complemento los de Niedersachsen intentaron achicar la brecha en el score, siendo importante para ello la figura del británico Luke Nelson. No obstante, con un buen trabajo de la doble base conformada por Granger y Lo, el visitante en la ocasión lograba mantener una diferencia que oscilaba entre los 10 y 12 puntos. Entre el cierre del tercer periodo y el arranque del último, con un encendido Johannes Thiemann, los dirigidos por el español Aito García Reneses sacaron una renta cercana a las 20 unidades, que sería lapidaria para las aspiraciones de los comandados por Roel Moors. Finalmente, Alba Berlín se quedó con el triunfo por 112 a 96 y de esa forma se metió en la gran definición de la Copa de Alemania.

En el ganador se destacó la actuación de Johannes Thiemann, que anotó 24 puntos (3/3 triples) y atrapó 6 rebotes, bien acompañado por Peyton Siva con 18 tantos y 6 asistencias. Por el lado del perdedor, Rihards Lomazs finalizó como goleador de su equipo con 23 unidades.

El armador uruguayo Jayson Granger encestó 9 puntos (1/4 triples, 1/2 dobles y 4/4 libres), capturó 3 rebotes, repartió 7 asistencias y recuperó 1 balón en los 20:00 minutos que permaneció en cancha.

El equipo de nuestro compatriota enfrentará mañana en la final al Bayern Múnich, que a primera hora derrotó en doble tiempo suplementario al Rathioparm Ulm.

Foto: Ulf Duda