El COVID-19 volvió a aparecer en el plantel de Goes. Rodrigo Brause dio positivo lo que vuelve a complicar al Misionero en el armado de su plantel.

Cuando parecía que le viento cambiaba en la calle Vilardebó, en donde el equipo iluisionó con lo hecho en cancha ante Nacional y cosechó dos puntos en fila que lo sacaron del fondo de la tabla, nuevamente el plantel entrará en cuarentena. El aislamiento preventivo otra vez afecta en un club, que tuvo que sufrirlo durante su preparación y también durante la temporada, resultando con los positivos de Martín y Joaquín Osimani, Chaz Crawford, Joaquín Borrallo y Mike Bruesewitz, quien ya fue desafectado del plantel debido a su mala recuperación de la enfermedad.

Ahora, tras el positivo de Brause, gran parte de su plantel volverá a encerrarse. Si bien el Misionero no tiene partido fijado y lo que pase con la LUB en la próxima semana es una incertidumbre, podría presentarse de todas formas, al tener tres fichas disponibles, que ya cursaron la enfermedad, sabiendo además, que podría incorporar a un nacional como innominado, para estirar su rotación de cara al final de la fase regular. Gustavo Reig, quien fue positivo durante la pretemporada, también podrá estar a la orden. Lo cierto es que el armado del plantel para Guillermo Narvarte de cara a playoffs se sigue complicando a causa del COVID-19.

Goes es el sexto plantel que tiene integrantes cursando la enfermedad, tras los positivos en Aguada, Biguá, Capitol, Defensor Sporting y Malvín. Además, Olimpia está a la espera de hisopados, mientras que Trouville también lo sufrió pero ya cuenta con el alta de Manuel Mayora.