Peñarol forzó el alargue sobre la chicharra, para ganarle a Hebraica y Macabi 96-90, con David Huertas como su salvador.

Macabi salió parado en zona los primeros minutos a la que el Carbonero castigó con un par de triples. El aurinegro utilizó ataques rápidos para dañar una defensa zonal a la que le costó ajustar. Hebraica comenzó a sumar desde los rompimientos de Galletto y Semiglia, pero el equipo contó con bajos porcentajes de afuera, cuando optó por descargar. El ingreso de De León llegó con un cambio de defensa zonal para el equipo de Lovera, que con descargas hacia la esquina, provocó buenos tiros o chances de atacar el aro. En defensa colapsó la pintura ante un equipo que sumó todos sus puntos en el primer chico en ese sector y lideró así 26-10 al descanso corto.

La batería de triples de Peñarol se mantuvo en el arranque del segundo, para disparar a 20 la renta (35-15). Gracias a su eficacia defensiva, los de Kogan agregaron corridas a su arsenal defensivo, pero con un triple de Semiglia a la carrera, el Macabeo rompió la maldición tras un 0/12 para romper la diferencia de dos decenas. Con una tapa bestial de Oyenard, los de Lovera crecieron en confianza y con corridas de cancha, sumadas a un triple de Semiglia, en un abrir y cerrar de ojos colocaron un 11-0 para cerrar a 12 el primer tiempo (40-28).

Con una defensa más pasiva de su rival, Macabi atacó con facilidad el aro y logró romper la diferencia de dos dígitos. El Carbonero se mantuvo con aire en el score por la producción de sus extranjeros internos en la pintura, pero Hebraica logró ponerse a una pelota (48-45) con un triple de Galletto y una asistencia exquisita de Juan Andrés de faja, para una bomba de Trelles. Los de la calle Camacúa castigaron la zona propuesta por su rival con más desde los 6.75 y se mantuvieron a tiro al término del tercero (58-56).

Peñarol desde rompimientos, muchas veces con descargas cortas, logró mantenerse arriba, pero se encontró con una catarata de triples Hebreos, con los que el equipo dirigido por Lovera dio vuelta las acciones. Oyenard a su enorme producción defensiva le sumó un 2+1 pesado. A pesar del crecimiento de Huertas de apagados dos cuartos, el amarillo dañó permanentemente con la caída de Artino para mantenerse arriba. Barrera con un triple forzado generó interrogantes en el cierre y en la siguiente, se la jugó a ganarlo pero fue afuera. Afortunadamente para el Carbón, Borsellino capturó el ofensivo, pero tras ser cortado dejó dos libres afuera. Del otro lado, a Trelles no le tembló el pulso y el Macabeo entró a los 19 segundos finales con cuatro de ventaja. Huertas puso un rápido doble y falta, pero dejó el adicional. Artino cacheteó un rebote grande y Semiglia recibió falta. Del otro lado puso un libre sólo y Macabi se la jugó a defender. García tomó un triple que no tocó nada, pero Araujo capturó el rebote y descargó a un Huertas que llevó el juego a suplementario venciendo al reloj.

El Mirasol hizo pesar la diferencia física contra Oyenard para tomar tempranas dos posesiones de ventaja. Las malas noticias siguieron llegando en Hebraica y Macabi, Artino reclamó una falta que fue ejecutado con técnica achichando más aún al de la calle Camacúa. Kogan y sus dirigidos mantuvieron el libreto y yendo al posteo siguieron incrementando la ventaja. Dominando el rebote, Peñarol no pasó zozobras y se quedó con su tercer triunfo consecutivo

EL GRITO

“Quedate quieto la c*#&a de tu madre”

La noche entre Huertas y Semiglia estuvo picante. Tras un triple de David, algo le dijo a Gastón que no le gustó nada. Las técnicas llegaron para ambos lados para calmar el ambiente, pero quienes no quedó conforme fue un dirigente de Macabi, que tras la incidencia se descargaron contra el boricua. Bienvendo a Uruguay David.

UNO x UNO

PEÑAROL

Barrera (6): Si bien sus porcentajes fueron bajos supo leer bien las ventajas. Huertas (9): El Destacado. Espíndola (5): Siempre aporta intensidad. Famous (7): Aprovechó su ventaja de centímetros. Hoy adentro, ganó Goliat. Araujo (7): Bajó hasta las caminadoras del gimnasio de Biguá. Todo lo que andaba cerca del aro, hasta la bola del partido. García (4): Sumamente impreciso en el cierre. Borsellino (5): En su rol no te deja tirado. Dotti (4): Superado. Amichetti (-): Poco en cancha. Kogan (5): Su equipo sufrió muchas desatenciones defensivas que generaron una reacción de Macabi. Si bien a impulsos individuales se forzó el alargue, en los cinco adicionales supo explotar su ventaja en el bajo.

HEBRAICA Y MACABI

Galletto (8): El ritmo del partido le calzó bárbaro. Fue como agua en un colador a la hora de atacar el aro. Trelles (7): Saca las manos de la olla cuando el equipo precisa sus triples. Bajale la temperatura Martín. Semiglia (6): Por momentos fuerza las ofensivas, pero gracias a eso generó la reacción. El libre del cierre lo debe dejar sin dormir esta noche. Stegger (2): Cuando el corte era arriesgado porque venía levantando, hoy despejó todas las dudas. Artino (6): Fue incontenible por momentos. Leyó muy bien las caídas su equipo. El cierre lo vio de afuera por una técnica, que debe haber generado el clásico rezongo del tío Phill a Will, pero por parte de Lovera. Oyenard (8): Lo leíste en BT en un 21 de pandemia antes de que se hiciera popular con este pedazo de partido. No te olvides de nosotros Manu ahora que sos famoso 😉. Terra (5): Viene creciendo, demostrando que la lesión quedó de lado. Ambrosoni y De León (-): Pocos minutos en cancha. Lovera (6): Disimuló su desventaja de centímetros de muy buena manera. Renunció varios minutos a su característica zona con buenos resultados. En el suplementario y tras la baja de Artino, no fue mago. Era difícil y a su equipo le costó.

VAR

Gastón Rodríguez, Vivian García y Alejandra Godoy (5): Si bien no cometieron grandes errores, se comieron un doble no validado a Macabi escandaloso, por una pelota mal barrida que pudo ser el partido.

_______________________

LO DESTACADO

Qué más decir de el rey David. Su majestad durmió la siesta durante el segundo y tercer cuarto pero se despertó decidio a ganar el partido. Lideró a un equipo shockeado por la reacción a llevar punto a punto el cierre y se termió despachando con un triple bárbaro que llevó un juego perdido a alargue. Como buen monarca después se dedicó a repartir la producción para todo su reinado y jugando a los posteos de los grandes, Peñarol encontró oro en un partido que pintaba para carbón. 

EL TAPABOCAS

Por las nubes Manuel Oyenard le puso un gorro grande como el del popular Abraham Lincoln. Al oriundo de Esparta de Minas poco le importaron los 2.11 de Famous, le apretó la pelota contra la tabla bien arriba y por si fuera poco, corrió para definir en bandeja del otro lado. Una injusticia enorme que tenga que haber sido corregida por el bueno de Will Artino, pero dejó a todo Biguá de boca abierta. LA jugada con la que se hizo a conocer no fue todo lo del ex Bohemios, defensivamente se comió la cancha y en ataque se animó a tomar protagonismo en momentos pesados. Noche completita con la que maravilló a BTito