Se suspendió el juego entre Malvín y Urunday porque el playero entró en cuarentena ya que el plantel es contacto directo de Mauricio Arregui, jugador de Biguá. La FUBB aún no aseguró que el juego se le de ganado al estudioso.

Situación particular que pasa por primera vez en el torneo; un equipo debe ingresar en cuarentena por contacto directo. Esto se originó en el partido del martes entre Malvín y Biguá, donde Mauricio Arregui dio positivo. El Pato perdió el encuentro ante Trouville fijado para hoy.

La delegación del playero deberá hisoparse por lo que no jugará mañana ante Urunday Universitario. Pero no es seguro que el elenco del Prado se quede con el punto. Está a estudio la situación y la FUBB se expedirá.

Malvín, en tanto, va a cumplir el protocolo pero no cree ser responsable del suceso como para perder el encuentro, por lo cual, el mismo podría reprogramarse.