Biguá venció a Malvín por 95 a 91 con un gran rendimiento de Diego Pena García y se suma al grupo selecto de cuatro equipos que lideran la Liga Uruguaya.

Mejor Biguá en el comienzo de la mano de Diego Pena García que con su tiro exterior balanceaba el juego para su equipo. Con el desarrollo del período Malvín encontró a Kiril Waschmann que de espaldas al aro jugaba y hacía jugar. La descargas de adentro hacia afuera y la lectura de pies clara generaba gol asegurado. Al buen momento playero se le fueron sumando los aportes de Aaron Fuller quien se adueñaba de la zona pintada. El ingreso de Santiago Vidal le dio orden a la conducción que junto a la aparición de Victor Rudd cambiaron la cara del equipo y se fueron abajo por 26 a 24 al cabo de los primeros 10 minutos.

En el complemento de la primera parte Nicola Pomoli le puso su cuota de dinamismo y velocidad. En un abrir y cerrar de ojos las ofensivas extensas pasaron a ser cortas y rápidas. Con la eficacia en pleno aumento, las descargas del base en cada corte terminaban en las manos de Tyrrel Tate quién ingresó con la puntería fina. En la otra vereda Pena García seguía intratable desde afuera y empezaron a aparecer los primeros centímetros para Donald Sims e Iván Loriente que no dejaron pasar la chance. Martín Rojas se agigantaba en la pintura pero sobre el final reapareció la ofensiva interior playera y terminó dejando el score en 58 a 49 entro de un trámite extremadamente goleado.

Tras el parate ambos planteles salieron a golear. Mucha ofensiva y poca marca en los dos lados. Mano caliente para Loriente que sin pensarlo dos veces tocaba el balón y la mandaba a guardar. La desfachatez de Pomoli lastimaba desde todo punto de vista. A su clásico tiro le puso picante su velocidad. El gol lo encontraba con cada penetración y en contacto con sus rivales. Rojas era una de las piezas claves de Hernán Laginestra que con la rotación del balón cada vez que llegaba a la zona baja de la cancha Martín era protagonista. La vuelta de Pena García fue necesaria y totalmente positiva. El argentino entró para cambiarle la cara a Biguá en en el final y sumado a la aparición de Donald Sims igualaron las acciones en 73 al cabo del tercer periodo.

En el último período Biguá mostró su mejor versión. Un buen inició del tridente tirador formado por Pena García-Sims-Loriente terminó balanceando el cotejo a favor de los locatarios. Cuando parecía que el pato seguía de largo apareció Juan Santiso con dos bombas para levantar a su equipo. El buen momento del capitán potenció a Pomoli y a Kiril quienes volvieron a decir presentes en el momento de quiebre del juego. La jerarquía de Santiago Vidal en asumir en las últimas bolas chocaban con un buen pasaje de Tate en los dirigidos por Federico Camiña. Igualados en 89 y con la última vuelta al reloj por empezar Sims dejó atónitos a todos con un triple para llegar con ventaja al cierre. En la recarga Pomoli encontró el gol pero no aprovechó el premio. Los libres de Rudd le dieron ventaja de tres nuevamente al pato con 18 segundos y la pelota para Malvín. Camiña pidió minuto, la jugada planificada salió, la chance la tuvo Haller pero la pelota no quiso entrar y los libres maquillaron en 95 a 91 a favor de los de Villa Biarrtiz.

Biguá, pese a las bajas de Bastón y Hatila, se sumó al lote de líderes. Malvín quedó en el segundo escalón, lugar que ocupará junto al perdedor de Aguada – Capitol.

 

EL GRITO

No seas malo. Es imposible así

Nicola Pomoli la volvió a quemar como nos tiene acostumbrados, pero en un momento del juego se fue del partido y bajó su nivel mostrado. Entre tanto enojo consigo mismo gritó bastante fuerte para quejarse ante los jueces. Si te enojás y metes 25 puntos como si nada, la gente playera va a querer que juegues enojado siempre Nicola!

UNO x UNO

MALVÍN

Santiso (5): Le sigue constando. Está faltó de confianza. A pesar de esto metió bombas anímicas en el último periodo. N.Pomoli (7): Señor jugador. Una desfachatez a la hora de atacar que cautiva a cualquiera. A corregir los enojos que le generan lagunas. El resto es para pararse y aplaudirlo. Haller (4): Tuvo la pelota para igualar y estirar pero no entró. Fue importante en momentos. Fuller (5): De más a menos. En el primer cuarto parecía que se iba a comer a todos. Se pinchó y no volvió. Wachsmann (6): Un titán. Guerrero como siempre. La paso mal con Rojas que por momentos lo volvió loco. Capalbo (3): Sorprendió los pocos minutos de acción. Cuando estuvo no gravitó. Tate (5): Tiene destello de muy buen jugador. No termina de consolidarse. F.Pomoli (4): Cumplió. Pocos minutos pero entró a su rol y salvó la tarea. Cabillón, García (-): Pocos minutos. Camiña (6): Buen planteamiento para detener a Sims en los primeros minutos. Se olvidó de los otros tiradores. Le costó mantener regularidad.

 

BIGUÁ

Álvarez (3): No tuvo la chance de aportar. Los cambios entraron mejor que él. Sims (7): El verdadero ¡qué hombre! Lo controlaron bien en el comienzo pero le dieron los metros necesarios para que entrara la primera. El resto…la misma historia de siempre. Pena García (8): Mano caliente de principio a fin. Principal culpable de la victoria. Aprovechó la libertad cuando la tuvo y buscó sus espacios cuando se los fueron cerrando. ¡Partidún! Rojas (6): Los 9 puntos no llegan ni a los talones al buen rendimiento que tuvo. Peleó, ganó y siempre quiso. ¡Estuvo brava la marea rojas en la zona pintada! Arregui (4): No fue su noche. Perdió en varios pasajes del juego y el buen ingreso de Rudd hipotecó sus chances de cerrar. Vidal (6): Jerarquía y orden asegurada. La llave térmica de todo Biguá. Maneja y entiende todo a la perfección. Loriente (7): Se merecía un partido de este calibre. Picante con su mano como en sus buenos momentos. El tirito rápido cuando nadie lo espera, la especialidad de la casa estuvo bien servida. Rudd (5): Ingresó y mostró cosas interesantes. Fue un buen momento para luego aparecer en el cierre con los libres. De acá a China se le nota la calidad. Va a caer a como anillo al dedo a este Biguá. López (-): Pocos minutos. Laginestra (7): Aprovechó y potenció a todos. El nivel colectivo fue muy bueno y las individualidades en los momentos de quiebre fueron claves. Si se aceitan los engranajes de este Biguá es un peligro para cualquiera.

VAR

Vázquez, Ferreira y Gómez (8): Un muy buen arbitraje en un partido hermoso desde todo punto de vista.

_______________________

LO DESTACADO

El perímetro de Biguá esta noche fue una demencia. Si dejamos de lado a los bases; los ayudas y los aleros tuvieron una noche para encuadrar. Loriente, Pena García y Sims dieron cátedra de como tomar decisiones a la hora del tiro. Con espacio, con movimientos para hacerse los espacios o en las condiciones que se encontraban debido a la defensa rival, demostraron que Biguá es una amenaza constante dede afuera para cualquiera que se le plante: 62 puntos de los 95 anotados llegaron desde las manos de estos tres francotiradores. ¡Destacadísimos!

EL TAPABOCAS

La gran noche del Beco es digna de callar a varios. Con dos enfermos del lanzamiento exterior por encima de él, Iván siempre esperó su momento y hoy no lo desaprovechó. La marca registrada de su clásico tiro rápido fue acompañado de rompimientos, generación de espacios y terminó con una yapita haciéndole un nudo en los pies a Kiril Wachsmann que salió a buscarlo al perímetro. ¡¡¡Que noche de tapar bocas para Loriente!!!