El Bolso con un 13-0 en los últimos 5.35 de partido venció 86-83 a un Hebraica que había sido superior pero que se quedó sin nafta en el cierre. El Tricolor se sumó a lote de líderes.

Nacional no contaba con Sacco ni Cabezas, lesionados. Mientras que volvió Núñez al tridente de innominados en lugar de Mitchell. El Macabeo, que juega con dos extranjeros por el momento, no tuvo a Hernando Cáceres.

Macabi arrancó con la premisa clara de atacar abajo, hubo buenos minutos de Artino, cuando la zona 2-3 de Nacional se cerró con las torres de Hebraica, aparecieron espacios para los bombazos de Steger que cerró el primer cuarto con 4/4. Al Bolso le costó atacar la defensa 1-2-2 que planificó Lovera, Moglia fue el más claro para evitar la fuga del rival dentro de un inicio dinámico con un período inicial que se fue volando; se lo llevaron los de la calle Camacuá 25-18 habiendo anotado cinco triples.

Hebraica arrancó a rotar y con cuatro chicos siguió defendiendo en zona, ahora 2-3. Artino seguía siendo figura en la pintura y Martín Trelles ingresó con la muñeca en llamas para sacar 14. Nacional estaba más entreverado que los auriculares cuando los sacás del bolsillo. Las buenas noticias para los de Zylbersztein llegaron con el primer descanso de Artino, atacando las cercanías del aro, los de la Blanqueada entablaron un 9-2 para revivir. Macabi presionó arriba sin éxito, no recuperó balones, ni le quitó tiempo de ataque al rival. Collier y Núñez crecieron apenas y Moglia contiuó siendo sostén. Sin lucir pero con algo de solidéz defensiva el Tricolor se fue 5 abajo al descanso (46-41).

El complemento arrancó con Artino siendo clave en ambos sectores, ofensivamente sostuvo a Hebraica en el goleo, defensivamente Nacional decidió atacarlo y al estar con tres faltas se cuidaba, por lo que Collier generalmente anotó con facilidad. Al Bolso le costó achicar la brecha corta de 4-5 puntos, pero una vez que aparecieron Souberbielle y Morrison, lo hizo. Si bien el macabeo llegó a tener hasta 8 de renta, un triple final de Moglia le dio ventaa al Bolso 69-67.

Los de Zylbersztein parecían llegar más sólidos al epílogo, pero Macabi rápidamente se encargó de mostrar que estaba vivo, con Artino siendo absolutamente determinante en el 1×1, Nacional no dio ayudas y el pivot macabeo lo llenó. Además hubo bombas de Terra y Trelles para recuperar el dominio con 10 de ventaja. El partido se paró tras un técnico y problemas en la mesa. El Tricolor respondió con un 10-0 para empatarlo y volvió a ponerle incertidumbre al final. Hebraica se quedó completamente sin gol, Semiglia abusó del tiro perimetral sin éxito y Artino fue mejor defendido con ayudas que no lo dejaron maniobrar.

Tras pasajes de errores de los dos, Morrison metió un bombazo para romper la igualdad y estirar el parcial a 13-0. Los de Lovera manejaron pésimo dos ofensivas para igualar pero definieron muy mal, no anotaron en los últimos 5.35 minutos y perdieron un partido donde habían sido amplios dominadores. El Bolso, sin jugar bien, se trepó a la cima de la tabla.

 

EL GRITO

¿Por qué no la hacen antes? ¿Cuántas veces tengo que explicar lo mismo?

Nacional dio solo una falta en todo el primer tiempo ¡y todavía de libres!, claramente despertó la bronca de su entrenador. Una de las primeras de la noche. Y hubo varias para un malhumorado Leo Zylbersztein al que no le sacó una sonrisa ni el triunfo final.

UNO x UNO

HEBRAICA Y MACABI

Terra (4): Intermitente, en el cierre no logró ordenar al equipo. Semiglia (2): Tomó malas decisiones en momento donde el balón debía pasar por otras manos. Steger (7): El socio de Artino, mano hirviendo. También bajó en el final. De León (4): Correctísimo junto a Artino, sufrió cuando no compartió cancha con él. Los pudo volver a probar juntos. Artino (8): El mejor por destrozo. Inexplicablemente en el cierre, dejaron de buscarlo como debían. Galletto (5): Chispazos de su calidad, pudo estar un rato más adentro. Trelles (6): Gran ingreso ofensivo, aportó un montón de soluciones en ataque. Ambrosoni (5): Correcto en los pocos minutos que tuvo. Lovera (4): Apostó los 40 minutos a la zona. Se las ingenió con las bajas para pelearlo. Demoró la rotación y su equipo llegó fundido al final, donde no supo dar soluciones ofensivas al ajuste sobre Artino.

NACIONAL

Romero (4): No fue de sus mejores noches. Moglia (8): Volvió a ser el de siempre. En el “Tapabocas” le contamos más de la actuación del más regular del Bolso. Morrison (8): El destacado. Núñez (4): Flojísimo. Y eso que se está jugando un lugar en el plantel definitivo. A su favor, defendió bien en el cierre. Collier (7): Bancó todo lo que pudo pese a perder defensivamente al no controlar a Artino. Ofensivamente clave en la reacción. Le baja un punto que salió temprano por quinta. Souberbielle (7): Importantísimo, más teniendo en cuenta la floja noche de Núñez. Dio la cara en momentos calientes. Rusch (4): Minutos de descanso. Zylbersztein (7): No entra más enojo en su cuerpo. Se fue re caliente pese al triunfo, pero los rezongos causaron efecto cuando debían ajustar para ganarlo. Su equipo no recibió puntos en los últimos 5.35. Ya pasó Leo, ahora reite un poquito, no seas malo.

VAR

Diego Ortíz, Carlos Romero, Pablo Graíño (6): Correctos, pacientes, tranquilos. Tuvieron algún error, pero siempre se manejaron de forma sobria y fueron al monitor cada vez que lo necesitaron.

_______________________

LO DESTACADO

El primer tiempo estuvo en otra. Como cuando el físico está en un lugar y la cabeza en otra. Peeeero de a poquito fue engranando y terminó siendo clave con un gran segundo tiempo que coronó con el triple que le dio la victoria a Nacional. Morrison fue el goleador del Bolso con 22 unidades, a los que sumó 5 rebotes y 5 asistencias. Pal próximo llega temprano, Dominique, que vas a matar del corazón a los hinchas que sufren de ver finales cerrados.

EL TAPABOCAS

El que nos tapó la boca fue Santiago Moglia. Obviamente sabemos que tiene condiciones y es capaz de jugar partidos como estos, pero no había tenido un buen arranque de torneo y era un jugador que sin dudas estaba en el debe en el Bolso. El “10” se despachó con 21 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias para ser de las figuras del triunfo tricolor en un partido donde el colectivo no funcionó del todo bien.