Miguel Barriola fue una de las figuras de Capitol en la victoria ante Hebraica y Macabi en cancha de Biguá. Tras el encuentro, Básquet Total charló con el interno del elenco de las cinco estrellas, que se posiciona en la segunda ubicación de la Liga Uruguaya de Básquetbol.

“Fue un partido duro y un punto muy importante para nosotros por lo que nos venía pasando. Estoy muy contento con el triunfo y sobre todo con el equipo”, comenzó diciendo el número “8” de Capitol.

Sobre la realidad que atraviesa el equipo con los casos positivos de COVID-19 y la lesión de Anthony Danridge analizó: “Se nos pusieron un par de piedras en el camino, primero con lo de Diego (Cal) y Salva (Salvador Zanotta) que dieron positivo lo que nos hizo hacer cuarentena y estar sin entrenar para jugar contra Malvín, sabiendo que no íbamos a contar con Zanotta y sacamos el juego adelante. Luego la lesión de Tony (Danridge) fue otro problema más pero sumamos al “Gatito” (Martín Perdomo) que es un gran jugador, defiende como un caballo y nos dio una intensidad que nos faltaba. Estoy muy contento con lo que nos brinda como equipo”.

A pesar de no contar con uno de los goleadores como Danridge, Capitol sumó su tercera victoria al hilo: “Tony es uno de nuestros goleadores y una de las principales armas del equipo, pero hoy defendimos de gran manera y ahí estuvo la clave, más allá del trabajo que hicimos en ofensiva, todo se construyó en base a la defensa”.

El fraybentino estuvo claro con los tiros de tres puntos, el trabajo en la altura de Bolivia y Chile dio resultados: “En Bolivia empecé a soltarme más con el tema del tiro exterior. Acá era un jugador más de rol y allá al igual que en Chile, tomaba otro rol más protagónico. Hoy tengo la confianza de mis compañeros para tomar tiros y estoy conforme, porque las veces que tiro están entrando y siempre intento volver rápido a la defensa y colaborar con el equipo para que no nos ataquen de contragolpe”.

En cuanto a la corta Liga Uruguaya de Básquetbol analizó: “Es un torneo corto, recién va la mitad del clasificatorio y estamos en la segunda ubicación súper contentos. Quien te dice no podamos zafar e ir a los cuartos de final derecho. Sabemos que nos quedan cinco finales más”.

Para concluir, se bromeó con que con la ausencia de Diego Cal en cancha el equipo no pierde, pero el entrenador siempre está presente. “Diego siempre está presente con mensajes, llamadas y demás. Hoy nos mostraba el profe que lo enloqueció en el celular hablándole todo el partido. No está bueno para él por cómo vive el partido, no debe estar para nada bueno y encima encerrado. Le mando un gran abrazo a él y a Salvador Zanotta que están siempre con nosotros y trabajando en la planificación”.