Urunday Universitario se aprovechó de las bajas de un Biguá combativo, le ganó 81-75 y llegó a lo más alto de la tabla.

Partido con un montón de bajas. Las conocidas del Pato: Vidal, Rudd y Passos; y en los del Prado no estaba Facundo Medina por una gastroenterocolitis.

Biguá comenzó mejor, con buen procentaje de acierto del tiro exterior y un buen inicio de Emiliano Bastón. Urunday intentaba atrapar a Sims, que muchas veces en el cambio de marca quedaba con un grande, ahí los de Villa Biarritz tuvieron buen circuito de movilidad de balón. Los de Da Prá empezaron a cargar la tabla y el rebote ofensivo para encontrar soluciones tras un inicio flojo. Aguilera trajo un triple, pero los locales estaban muy efectivos de afuera, se fueron con 5/11 de los 6.75 incluido un bombazo final de Rojas para cerrar el primero 26-19.

Laginestra quedó con un equipo con cuatro chicos para el segundo período; Rojas o Arregui con Pena en el juego interno. Si bien el Pato se refugió en una zona, las penetraciones de Elliot o Aguilera no tenían oposición una vez que quebraban la primera línea. Urunday por momentos equivocó procedimientos tirando de afuera cuando la ventaja estaba adentro, solución que apareció con la cantidad de rebotes obtenidos. Biguá perdió la línea ofensiva y vio como su rival pasó en el score, pero un buen cierre de López y Pena le permitió irse 41-38 arriba al descanso largo; con la buena noticia de haber recuperado fluidez y elevado el caudal ofensivo.

La marca de Aguilera a Sims fue clave en el complemento. Además Urunday siguió cargando abajo y sacando por faltas a los internos del rival. Era poco vistoso, rústico, pero efectivo. Muchos puntos de segunda oportuniad, con Elliot como estandarte y el resto acompañando. Al local se le complicó cuando no pudo correr, aún así encontró chispazos de Sims para mantenerse a tiro dentro de un trámite de partido que era demasiado goleado para lo que le servía y lo que podia aguantar. El estudioso entró uno arriba al último.

Biguá sorprendió con un 7-0 entre Rojas y Pena que puso en jaque al fusionado. Pero en momento que podía ser de quiebre Aguilera apareció con puntos consecutivos para devolver la paridad. Rojas, antes de salir por un golpe, dejó libres importantes pero Urunday tampoco aprovechó para seguir de largo. En el embudo final Silvarrey movió bien los hilos, los de El Prado estiraron la defensa del rival para tener espacios en ataque, sea para las penetraciones de Elliot o para aprovechar descargas a los grandes. Además cargó bárbaro el rebote ofensivo con Aguilera sumándose. El Pato llegó muerto al epílogo y apuró algunos contraataques con tiros de 6.75. No le dio la nafta para una remontada final, pese a que intentó por todos los medios.

 

EL GRITO

Pegate a él, volvelo loco

La intención de Urunday era clara, desde lo leal, sacar de partido a Sims. Así alentó Silvarrey a Erroizarena, que fue uno de los tantos que entró a defenderlo. Lo desgastaron tanto que llegó muerto al final. Buen trabajo colectivo, todos metidos en el objetivo.

UNO x UNO

BIGUÁ

Álvarez (5): Correcto, quizás le faltó mejorar su porcentaje de afuera para elevar un poquito el puntaje. Sims (7): Lo malhumoraron, dio la sensación que no fue la bestia de juegos anteriores. Y aún así, 21 puntos y 7 asistencias, traaaankeeee. Loriente (5): Un león en defensa, en ataque fue de sus noches más entreveradas. Bastón (5): Venía cumpliendo y una lesión lo sacó del 2T. Arregui (4): Bailó con la más fea, perdió el rebote de forma constante y se cargó de faltas. Rojas (7): Un titán. Pese a la diferencia de centímetros estuvo a la altura y dio la talla en ambos costados. Admirable. Pena (6): Otro que fue a la guerra sin chistar. Además, ofensivamente aportó soluciones. López (4): Entró bien y se fue desdibujando, falló un triple clave de la esquina. Saavedra (-): Segundos en cancha. Laginestra (6): No se le puede pedir más de lo que dio su equipo, hizo magia con lo que tenía. Le está dando identidad a este Biguá.

URUNDAY UNIVERSITARIO

Silvarrey (6): Generó muchos espacios en el último cuarto, abrió la defensa rival e hizo lugar para que los grandes aprovecharan su ventaja. Morena (4): Algún triple importante y poco más. Elliot (8): Jamás te deja a pata. A veces es desprolijo, pero es un absoluto todo terreno, hace todo bien. Figura. Lee (5): Pese a que equivocó procedimientos, su altura le solucionó una noche discreta. Jackson (6): Más inteligente para atacar las debilidades del rival. Aguilera (8): Destacado. Delgado (5): Lo de siempre. Inteligente, cargó la tabla. Suárez (4): Con la mira torcida. Erroizarena (4): Otro de los que se prendió en la defensa de Sims. Da Prá (7): Fue inteligente para desgastar al rival y cortarle las principales vías de gol. Hizo valer la ventaja de plantel que tenía.

VAR

Diego Ortíz, Martín Rial, Pablo Graiño (6): Pese a algún error puntual, llevaron bien el partido. Quizás el técnico a Delgado fue excesivo, pero encaminó el resto del encuentro.

_______________________

LO DESTACADO

Debutó en la Liga a lo grande, después de meses de inactividad tras lo que fue su pasaje por El Metro con Verdirrojo. Se recuperó de un desgarro en el posterior, tras buen trabajo junto a la sanidad de Urunday. El alero se puso por primera vez la del estudioso para ser figura. Con la especialidad de la casa, fue clave en la defensa de Sims, no lo anuló porque es imposible, pero sí lo malhumoró con su marca y le bajó el goleo. Además en ataque fue inteligente para tomar segundos tiros cargando el rebote. Terminó con 15 puntos. Bienvenido, Martín.

EL TAPABOCAS

Es costumbre del deportista uruguayo, pero por momentos fue conmovedor ver a Biguá en cancha. El slogan del club es “Darlo todo” y con este equipo dirigentes e hinchas deben sentirse plenamente identificados. A las bajas de Vidal, Rudd y Passos, se le sumó que Sims jugó con un problema estomacal, que Bastón salió lesionado en el primer tiempo y que Rojas por un golpe duro se perdió un rato del último cuarto. Aún así, los que jugaron dieron el 100% de lo que tenían, quedando cerca del triunfo cuando parecía que estaban lejos del potencial del rival.