Malvín venció claramente a Defensor Sporting y cortó una racha de dos derrotas consecutivas. El equipo de Federico Camiña es uno de los cuatro escoltas que tiene el líder del torneo.

En partido correspondiente a la sexta fecha de la Liga Uruguaya Especial, el cuarto de la jornada maratónica, se veían las caras Defensor Sporting y Malvín. Los primeros venían de caer ante Biguá por 82 a 91, mientras que los segundos de perder frente a Hebraica y Macabi, casualmente por idéntico resultado. Álvaro Tito presentó un quinteto conformado por Alejandro Acosta, Gabriel Belardo, Gonzalo Álvarez, Chris Ortíz y Josh Boone. Por su parte, los comandados por Federico Camiña saltaron a la cancha con Juan Santiso, Nicola Pomoli, Aaron Fuller, Federico Haller y Kiril Wachsmann. Los encargados de impartir justicia fueron Gastón Rodríguez, Valentina Dorrego y Alejandro Nadruz.

El encuentro disputado en el gimnasio del Club Biguá de Villa Biarritz presentó un inicio bastante desprolijo, en donde los errores predominaban sobre los aciertos. Lo más interesante pasaba por la paridad y por como ambos equipos intentaban involucrar a sus extranjeros en el sistema ofensivo. El conjunto que hacía las veces de local buscaba que la pelota le llegara a la pintura, ya sea para el boricua Chris Ortíz o para el norteamericano Josh Boone. Por su parte, en la visita se mostraba muy participativo Aaron Fuller, que aprovechaba a la perfección los espacios que generaba Nicola Pomoli con sus constantes penetraciones. Un buen ingreso desde el banco de suplentes de Fausto Pomoli, que en sus primeros cuatro minuto en cancha repartió 4 asistencias, provocó que con un par de anotaciones consecutivas de Juan Santiso, el playero abriera una ventaja de nueve unidades. Con el goleo de Tyrell Tate en el perímetro y de Kiril Wachsmann en el poste bajo, los de la avenida Legrand continuaban incrementando la diferencia en el tanteador. Los del Parque Rodó eran un colador atrás, mientras que adelante dependían pura y exclusivamente de lo que pudiera generar individualmente el puertorriqueño Gabriel Belardo. En los minutos finales de la etapa inicial, el fusionado colocó un parcial de 11-2, que le daba la posibilidad de achicar la brecha. Una bomba de Federico Haller le devolvió la tranquilidad al azul de la playa de cara al descanso largo.

Al comenzar la segunda mitad, los cinco veces campeones de Liga se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 48 a 37. En el arranque de la segunda mitad llegaban malas noticias para Sporting, ya que Belardo tuvo que abandonar la cancha con una molestia muscular. No obstante, en su lugar ingresó el pibe Xavier Cousté, que en las dos primera bolas que tocó puso una linda bandeja y un triple a 45 grados. El excelente trabajo que realizaban Fuller y Wachsmann en el high-low, hacíaEn que los vestidos de azul sacaran una renta de 20 tantos. En algunos rubros del juego las diferencias eran abismales, siendo el más evidente el de los puntos en la pintura, en donde la gaviota tenía al finalizar el tercer cuarto 46 puntos en esa zona de la cancha, cuando su rival tenía apenas 18. El quinteto titular que colocó desde el inicio Federico Camiña jugó a un alto nível, siendo agresivo en la primera línea defensivo y muy paciente en ataque a la hora de aprovechar las ventajas. Los últimos diez minutos de baloncesto estuvieron absolutamente de sobra y sirvieron únicamente para que ambos entrenadores le dieran descanso a sus jugadores más importantes, pensando ya en los juegos venideros. Finalmente, Malvín se quedó con el triunfo en cifras de 84 a 69 y de esa manera cortó una racha de dos derrotas consecutivas y se metió nuevamente en el lote de escoltas del líder que tiene el torneo hasta el momento, el Club Atlético Olimpia.

En el ganador se destacó la actuación del norteamericano Aaron Fuller, que anotó 20 puntos y atrapó 6 rebotes, bien acompañado por Federico Haller con 16 tantos. Por el lado del perdedor, Chris Ortíz aportó 14 unidades y 8 rebotes.

El próximo compromiso del playero será el martes, cuando a segunda hora tenga que medirse ante Biguá. Un día después, el conjunto fusionado tendrá que enfrentar Goes, en este caso en el primer turno.

 

 

 

EL GRITO

“Bien Kiril, así es”

Luego de un arranque algo impreciso, en el cual no le salían las cosas en ataque, Kiril Wachsmann tuvo una rachita en la que puso un par de dobles seguidos y alguna de esas cortinas que en realidad son una muralla, para que Santiso pudiera lanzar cómodo. Tanto su entrenador como los jugadores que se encontraban en el banco de suplentes festejaron con alegría cada una de esas intervenciones del pívot que tiene más nacionalidades que la ONU.

UNO x UNO

DEFENSOR SPORTING

Acosta (4): Muy por debajo del rendimiento de partidos anteriores. Al no estar disponible Cabot, el ex Trouville debería asumir más riesgos en la base del equipo. Belardo (5): Demasiado irregular, rachero como pocos. Cuando mejor estaba jugando sintió una molestia muscular que lo sacó del partido. Álvarez (4): Puso un par de bolas en el arranque. Tuvo un fuerte intercambio de palabras con Tito. A partir de ahí no le salió absolutamente nada. Ortíz (4): Si usted no pudo ver el juego y entrá a ver las stats del mismo, podría llegar a pensar que el boricua fue por robo el mejor jugador del equipo. Sin embargo, como dijo el gran filósofo contemporáneo Rajon Rondo: “Las estadísticas son como los bikinis. Te dejan ver mucho, pero no lo más importante. Boone (3): En los primeros compases del encuentro fue el mejorcito de Sporting. Cuando Kiril se le posteó la pasó realmente mal. Me hizo acordar al Gato Gaudio en los dos primeros sets de la final de Roland Garros. Da Costa (4): El Jayson le pone muchísimas ganas. La mayoría de las veces con eso no alcanza. Pereyra (3): No logró gravitar. Peleado con el aro. Cousté(5): Entró por la lesión de Belardo. Mostró cosas interesantes. Verrone (6): Buen ingreso desde el banco. Se prendió en defensa y aportó alguna cosita en ataque. Ottonello (4): La entrega de todas las noches. Poquito más. Vasilic y Lima (-): Minutos con el juego sentenciado. Tito (3): Su equipo se desdibujó por completo luego de un primer cuarto equilibrado. El bajo rendimiento de sus nacionales y la lesión de Belardo hicieron que nunca pudieran reaccionar. Necesita urgente que pueda jugar Marcos Cabot.

MALVÍN

Santiso (7): Cuando el “Pitu” está inspirado el playero juega a un ritmo muy alto. No se cansa nunca este flaco, su segundo nombre es intensidad. N. Pomoli (6): Sin haber sido exuberante como en otros partidos, aportó en todos los rubros. Mejora día a día en la toma de decisiones, muestra de ello es que hoy perdió apenas un balón en todo el juego. Fuller (8): Mucha determinación a la hora de atacar el aro. En un par de oportunidades erró tiros cómodos abajo del aro, pero inmediatamente captura el rebote y ponía la basura en su lugar. Haller (7): Le dieron la titularidad y no la desaprovechó. Tiene una variedad de recursos ofensivos que poco jugadores poseen en nuestro país. Wachsmann (8): El Destacado. Lo verán más abajo en otras secciones de esta crónica. Tate (5): Su primer ingreso fue muy productivo, dando una mano importante en ataque. En la segunda mitad cometió algunos errores infantiles. F. Pomoli (6): No sé si ya lo dijimos, pero por las dudas vamos a dejarlo claro. El hermano de Nicola es uno de los jugadores con mayor coeficiente intelectual del planeta Tierra. Ah, BTito tiene algo para contarles del bueno de Fausto. Capalbo (4): No asumió demasiados riesgos. Se quedó en su zona de confort. Cabillón, García, Pereira y Martínez (-): Poca participación en cancha. Camiña (7): Gran acierto el mandar de arranque a Haller. Supo leer por donde pasaban las ventajas de su equipo y limitar las virtudes de su rival.

VAR

Gastón Rodríguez, Valentina Dorrego y Alejandro Nadruz (7): Más que correcta actuación de la terna. Cuando los jueces pasan desapercibidos es sinónimo de que hicieron un buen trabajo.

_______________________

LO DESTACADO

Federico Camiña contó con varias figuras en la tarde/noche de Villa Biarritz. En esta oportunidad vamos a destacar al gran Kiril Wachsmann. Ese hombre que no se lleva los flashes de las cámaras, pero que rinde como un caballo. El nacido en Málaga hizo absolutamente de todo en el triunfo de Malvín sobre Defensor Sporting. Cada vez que le hicieron llegar la bola al poste bajo supo sacar buenos dividendos, se combinó en varias oportunidades con Fuller y además, generó mucho juego para sus compañeros. El número 33 del conjunto playero terminó aportando 12 puntos, 12 rebotes y 5 asistencias en los 25:54 minutos que permaneció en cancha, alcanzando una valoración de 24, la más alta del partido.

EL TAPABOCAS

No descubrimos absolutamente nada si decimos que Nicola Pomoli es uno de los mejores jugadores nacionales que tiene la Liga Uruguaya. El campeón de la última edición de El Metro vistiendo la camiseta de Urupan, es desequilibrante en el uno contra uno, pero además, se encarga de generar mucho juego para sus compañeros. Cuando llegamos al gimnasio de Biguá, nuestro amigo BTito nos dijo que seguramente iba a disfrutar de los pase gol del número 10 playero. Sin embargo, fue su hermano Fausto el que le sacó más de un aplauso a nuestra mascota. El mayor de los Pomoli repartió cuatro asistencias en sus cuatro primeras intervenciones en el rectángulo. Muchos lo tratan de rústico, nosotros preferimos creer que es el Nikola Jokic que nos tocó por padrón.