Con el paso al frente de sus extranjeros Steger-Artino y momentos de buen basquet, Hebraica Macabi cortó la mala racha al imponerse a Malvín.

Ambas instituciones afrontaron el compromiso con dos extranjeros por bando, luego del reciente corte de Maxie Esho en filas macabeas. Dentro de un arranque poco goleado, Hebraica generaba a partir de Semiglia y las cortinas de Artino. Mientras que al playero le costaba tomar tiros cómodos, forzando demasiado especialmente con Füller. Las malas decisiones ofensivas, eran capitalizadas en contrataques para que desde Camacuá tomaran siete de renta. Tate tampoco se veía acertado y Galletto empezaba a aparecer con sus característicos cambios de dirección. 10 arriba, el oriundo de Marne llegó a su tercera personal, debiendo ser reemplazado inmediatamente. Los recambios seguían sin darle el tono defensivo pretendido por Camiña, que también sufría con el lanzamiento exterior de Steger. Tras manejar hasta 13, Macabi cerró el primero 30 a 19.

Ya en el segundo cuarto, se hizo presenta la zona 2-3 de Lovera. Su rival no la metía desde los 6.75 (erró los primeros siete) y eso seguía siendo aprovechado para correr. Haller y Füller, especialmente de cuarta distancia, mantenían en juego a Legrand aunque siempre a dos dígitos. Sin egoísmos, en el amarillo (hoy de azul) el hombre libre era el que efectivamente tomaba la opción, manejando buenos porcentajes. Nicola Pomoli chocaba contra el muro sin entrar a la pintura, poniéndose en problemas de faltas estando atrás por 18. Algunas desatenciones y corridas derivaron en un 7 a 0 esperanzador para la playa, que se olvidó de Trelles, castigándolos con un bombazo. Santiso mejoró en su reingreso, favorecido por la doble base con García, ambos presionando más sobre los chicos. El descanso largo llegó con Hebraica liderando 50-38.

Para el segundo tiempo, la ofensiva estacionada del que comandaba estaba un poco más trancada. Pomoli conectaba desde lejos, pero Galletto empujaba a los suyos desde su velocidad. Después de varios intentos de Tate sin oposición, encontró las piolas para ponerse a 10. Artino intimidaba fuertemente, complicando las ejecuciones. Macabi aseguraba el tablero propio, para luego manejar la posesión con pases y paciencia. Füller buscó cargar adentro, ante la falta de ideas y los increíbles fallos del otro extranjero. Al hebreo no le sobraba nada, cuando su pivot le sacaba jugo a las piedras. Para cerrar un cuarto soñado, Will corrió con el pique, definiendo a tabla sobre la chicharra y concretando el 2+1. Así entraron al decisivo por 14 (74 a 60).

En el último el playero echaba el resto, con más ganas que lucidez. Igualmente seguía concediendo goles fáciles, producto de malas transiciones y descuidos. Cáceres era el beneficiado, extendiendo la brecha a 15. Santiso, Wachsmann y Haller, pusieron un rápido 5-0 que dejó cierta incertidumbre en el resultado. En dos ocasiones Tate y en otra Federico, tuvieron en sus manos la oportunidad de bajar la decena. No lo lograron, sufriendo en la recarga otro triple de Galletto. Con menos movilidad y mayor oposición, a los de Lovera se les dificultaba resolver sin apretarse con los 24. Santiso se puso duro y Haller a 45 grados sin marca contestada, fue letal. Ahora eran solamente 6 tantos con 3 minutos por disputar. Terra tomó la manija, siempre apoyado por Artino. En las más calientes, Semiglia intentó desequilibrar, atento a las caídas de Will. Steger también dijo presente, con un rebote de ataque importantísimo. A 1:30 volvían a ser 8 puntos. Tras el tiempo de Camiña, el pitu se la zampó desde la casa. No estuvo tan lejos, pero falló. Füller hizo lo propio a la siguiente, con la misma falta de fortuna. El marcador casi no se movió y el tiempo pasó. Hebraica Macabi lo decoró con libres, para quedarse con la victoria merecidamente por 91 a 82.

 

EL GRITO

Dejate de hacer eso

Galletto hacía de las suyas de entrada. Una de esas noches que Juan Andrés anda encendido y tira magia. Manejando la contra, dio un pase de faja hermoso que no terminó en asistencia por una tapa espectacular. En el banco de Malvín no disfrutaron tanto del lujito y lo quisieron llamar al orden.

UNO x UNO

MALVÍN

Santiso (6): Le costó entrar en ritmo. Tras pasar por el banco, volvió mejorado. Importante para llegar con chances al desenlace. N. Pomoli (5): Generó más producto de sus ganas y yendo a la línea. Bien contenido, le costó romper y descargar. Igual insistió para ser el hombre gol del perdedor. Tate (2): Flojo en ambos costados. Desatento por momentos y forzando excesivamente. El 2/19 de campo muestra su falta de confianza. Füller (7): De los titulares el más valioso. Complicó con su tiro de cuarta y quiso siempre. Volvió tarde en el final, por lo que mostró Haller. Wachsman (3): Difícilmente se lo vuelva a ver tan superado como con Artino. Así y todo, cortinó y bajó recobres. Haller (5): Supo ubicarse ante la zona, consiguiendo algunas ventajas. Con menos oportunidades de lo esperado, fue clave en la reacción. García (6): La levantada malvinense tuvo mucho que ver con su paso al frente en la defensa. Capalbo (3): Lo dejaron tomar el triple, sin efectividad. Cabillón y F. Pomoli (-): Escaso tiempo en cancha. Camiña (4): Pidió firmeza en la marca desde el salto inicial. No obtuvo la respuesta esperada. Rotó para buscar variantes, aunque se fue quedando sin margen.

HEBRAICA MACABI

Galletto (7): Qué bien se te ve Juan Andrés. Los minutos lo han hecho sentir importante y lo demostró llevando el ritmo al máximo. Semiglia (4): Sin descollar como acostumbra, esa muñeca está intacta. Cuando se aleja del aro, el arco del tiro pareciera tocar el cielo. Quebró y pasó para involucrar al resto. Steger (8): Se esperaba una actuación así, o no? Lo cierto es que la consiguió justo cuando el equipo venía de derrotas en fila. Ese segundo lugar en el podio está bien ganado. Cáceres (6): Arrancó frío pero fue entrando en caja adelante para ser importante en las difíciles. Atrás le costó un poco. Artino (10): Destacado. Trelles (7): Repartió los minutos con Gastón. Al funcionamiento que veía desde afuera, se acopló a la perfección. Terra (6): Menos fluido que el titular, coincidió con algún bache macabeo y la levantada de Malvín del primer tiempo. Tuvo templanza para conducir en el momento caliente. Ambrosoni y Oyenard (-): Segundos en el rectángulo. Lovera (8): La mano venía brava, sin embargo desde la actitud y el compañerismo, el plantel mostró cosas que le deben haber gustado. Con grandes pasajes de la idea que plasmó en la temporada pasada.

VAR

Diego Borghini, Nelson Infante y Pablo Graiño (4): Pequeños errores en jugadas puntuales, especialmente roces y divididas.

_______________________

LO DESTACADO

Goleador absoluto, segundo máximo rebotero para redondear la doble decena (25 tantos y 10 tableros), habiendo descansado solamente 11 segundos, demuestran su performance. Además se adueñó de la llave, ganándole el duelo al bueno de Kiril. De entrada se asoció bien especialmente con Semiglia y Galletto. Fue por escándalo el mejor de la cancha, con una actuación sobresaliente. Will Artino fue el principal artesano de la obra macabea.

EL TAPABOCAS

En esta ocasión BTito tuvo que traducir del inglés al español. Se había producido el corte de Esho, cuando las malas lenguas (y las tres derrotas al hilo) ponían en cuestión a Steger. El novato pareció tomar nota, despachándose con su mejor producción en nuestro medio. Dañó desde la esquina, reboteó y asistió, para acallar bocas.