Nacional derrotó a Trouville por cifras de 81-75 con una actuación superlativa de Morrison y de esta manera se trepó a lo más alto de la tabla de posiciones.

En un encuentro en donde el elenco de Pocitos no contaba con Iglesias, Mayora y Marotta se le sumó la baja en el calentamiento de Cabezas para el Bolso por un tirón.

El partido arrancó mejor para los dirigidos por Germán Fernández con Mariani controlando la bola y anotando, por su parte Nacional estuvo más de un minuto y medio sin convertir. El vice campeón de la última Liga dependió exclusivamente del base argentino (siete unidades consecutivas) mientras que el tricolor despertó, corrió la cancha con Morrison y Núñez, pasó 9-7. El rojo de Pocitos ajustó en defensa y en ataque creció Tintorellí sumado a los triples de Soto y dos de Curbelo, el último letal, sobre la chicharra y desde la línea del personal de su cancha para darle la máxima a los suyos de 26-18.

El segundo cuarto empezó mejor para los muchachos de Zylbestein con un rápido 8-0 con tres robos y corridas de cancha incluidos. Trouville con el aro cerrado no convirtió en los primeros tres minutos lo que motivó a que su entrenador quemara dos tiempos casi que consecutivos, luego de eso los de la calle Chucarro mejoraron, aunque el partido entró en una meseta, ambos abusaron de tiros rápidos y mal tomados, principalmente desde más allá de los 6.75. El pick central jugado con Mariani y Tintorelli fue la herramienta más clara en el Rojo, por su parte en Nacional, Morrison buscando el uno por uno y la efectividad desde el personal de Souberbielle le permitieron irse arriba al finalizar la primera mitad 42-39.

Luego del descanso largo, el Bolso salió mejor con un rápido 4-0 todos de Morrison, la T lo emparejó con Tintorelli en el poste, para colmo en los tricolores Núñez cometió su cuarta y se fue al banco, pero el ingreso claro de Souberbielle le dio máxima, 50-41. Los dirigidos por Fernández ajustaron en defensa por su parte en ataque aparecieron triples de Ducasse y Mariani y en un abrir y cerrar de ojos pusieron parcial de 11-2 e igualaron las acciones 52. El juego se hizo cortado, entre las faltas, humedad y como si fuera poco la mala suerte de Nacional que perdió a Sacco por un pinchazo en el abductor, pese a esto el Bolso cerró mejor el chico 58-55.

Los diez minutos finales comenzaron gol por gol, Souberbielle asumió las ofensivas de Nacional que rápidamente se quedó sin Núñez por su quinta, mientras que Mariani y Tintorelli cargaron con las del Rojo que pasaron al frente 64-63 lo que motivó a pedido de tiempo por Zylberestein. A la vuelta del mismo reaccionó el Tricolor con Romero y Collier con un 6-0 para volver a tomar el control del marcador, quien se acercó a la mesa para pedir minuto fue Fernández. Como se sabe el básquet es un juego de rachas y el Rojo aprovechó la suya con Dotson haciéndose grande (cuatro puntos y le sacó la quinta a Collier). Nacional encaró el cierre sin pesos pesados en la pintura mientras que Fernández probó por primera vez en la noche con Tintorelli y el estadounidense en la llave. Pero el bolso con el resto que le quedaba se la dio a Morrison quien en momentos claves no erra, y encestó cinco puntos al hilo para darle aire 77-71 y prácticamente que inclinar la balanza a su favor. El bolsilludo sentenció el partido con una conversión de Moglia, Trouville flojo desde la línea no pudo descontar y los dirigidos por Zylbestrein se quedaron con un punto valioso por cifras finales de 81-75.

 

EL GRITO

“Diego son todas manchas”

En el transcurso del partido varios dirigentes de Trouville no estuvieron contentos con la terna arbitral, que muchas veces pitaron hasta por demás, ahí se escuchó bajar desde la tribuna un "Diego son todas mancha" de hecho minutos más tarde un parcial fue denunciado y expulsado del recinto

UNO x UNO

NACIONAL

Romero (6): No estuvo del todo claro pero se bancó casi todo el partido con aire. Moglia (6): Arrancó flojo pero cuando el equipo más lo necesitó -en el cierre-, apareció. Morrison (9): El hombre de la noche, cuando las papas queman pide dos platos. Núñez (5): Le hizo honor a su nombre, todo un angelito, arrancó brillante y se pinchó por problemas de faltas. Collier (6): No es exuberante pero sí rendidor, apareció en momentos importantes. Souberbielle (7): Es una solución desde el banco, clase, jerarquía y calidad. Rusch (5): Ante la falta de Cabezas le dio aire a Romero. Sacco (5): No venía teniendo su mejor partido pero se sintió su falta en la lucha abajo. Larrea (5): Aportó en defensa cuando el equipo lo necesitó. Pérez (-): Poco en cancha. Zylbestein (8): Conoce el equipo, maneja los minutos de tiempo de gran forma y se las ingenió para cerrar el partido sin ningún grande.

TROUVILLE

Mariani (7): Está volviendo a su nivel, poco a poco es el jugador desequilibrante que conocemos, el debe estuvo desde la línea. Soto (6): Siempre la quiere, a veces se pasa de rosca. Massa (5): No fue su noche, poco efectivo en sus lanzamientos. Ducasse (6): Es clave en el andamiaje del equipo aunque apresurado por momentos. Tintorelli (7): Un león en la pintura, cuando lo habilitan pasan cosas. Dotson (5): De los mejores partidos hasta el momento, se lo ve fuera de forma, pero cuando se posteó, lastimó. Curbelo (5): Tuvo un gran arranque con dos triples en el primer cuarto, luego se fue diluyendo. S. Fernández: (5): Pierna y frescura en defensa, por las bajas del equipo aportó y mucho en la rotación. Tessardi (-): Pocos minutos en cancha. G. Fernandez (7): No gana en tranquilidad, le es prácticamente imposible contar con plantel completo y así y todo se les planta de igual a igual.

VAR

Andrés Bartel, Ricardo Olivera y Diego Gómez (6)

Por momentos pitaron hasta por demás, fue un partido tranquilo sin muchos encontronazos en los jugadores y la terna arbitral lo supo llevar bien.

_______________________

LO DESTACADO

Diego Gómez se llevó las miradas con un look nuevo, trenzas cocidas y tatuaje, fue lo novedoso, pero lo que más sorprendió fue el motivo, el juez colgará los botines y se alejará del arbitraje para armar la mochila y ser un trotamundos. La mejor de las suertes en lo que se te viene Diego, desde acá no te envidiamos en lo más mínimo ¡Eh!

EL TAPABOCAS

El rendimiento de Marcel Soubrebielle en el bolso ya le tapa la boca a más de uno, el jugador pide cancha para ser titular, es confiable desde la línea, con su tiro de frente al aro como cuando se postea, por lo pronto sigue entrando desde la banca y siendo una solución para Leo, continua tapando más de una boca por ahí pero Zylberstein sabe que tiene plata en el banco