Con Klemen Prepelic como figura, Valencia Basket derrotó al Alba Berlín de Jayson Granger. Los españoles buscarán en la última fecha meterse en los playoffs de la Euroliga.

Por la 33° fecha del torneo continental se enfrentaban Alba Berlín y Valencia Basket. Los primeros jugaban pura y exclusivamente por el honor, mientras que los segundos necesitaban obtener dos victorias en sus últimos dos partidos para mantener la ilusión de meterse en los playoffs. Los dirigidos por Aito García Reneses presentaron un quinteto conformado por Jayson Granger, Peyton Siva, Simone Fontecchio, Luke Sikma y norteamericano Ben Lammers. Por su parte, los comandados por Jaume Ponsarnau saltaron a la cancha con Sam Van Rossom, Joan Sastre, Fernando San Emeterio, Louis Labeyrie y el montenegrino Bojan Dubljevic.

El encuentro disputado en el Mercedes-Benz Arena mostró un comienzo netamente favorable al elenco locatario, que con una buena efectividad en triples en manos de Peyton Siva y Ben Lammers, conseguía abrir una prematura ventaja de diez unidades (13-3). Dichos porcentajes los mantuvieron durante todo el primer periodo, siendo importante para ello los jugadores que llegaban desde la segunda unidad, sobre todo Tim Schneider y Marcus Eriksson. El conjunto visitante tenía serios problemas en defensa, mientras que en el otro costado dependían en exceso de lo que pudieran realizar Sam Van Rossom y Nikola Kalinic. En el arranque del segundo cuarto, los alemanes sacaron una diferencia de 18 puntos. No obstante, sobre el cierre de la etapa inicial, los españoles lograron achicar la brecha.

Al iniciar la segunda mitad el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 53 a 42. El descanso largo le vino de maravilla a los valencianos, que salieron a disputar la segunda mitad con otra intensidad defensiva. De la mano de un Klemen Prepelic sumamente inspirado en el perímetro, bien acompañado en la pintura por Mike Tobey, los toronjas consiguieron ponerse en partido al finalizar el tercer periodo. Los dirigidos por Jaume Ponsarnau intentaron terminar de concretar la reacción. Sin embargo, con un buen trabajo de la doble base conformada por Granger y Siva, los berlinenses mantenían una renta de entre ocho y diez tantos. En los minutos finales, la visita tiró toda la carne al asador, sabiendo que no tenían mañana. Un gol y foul de Derrick Williams a falta de 31 segundos terminó de inclinar la balanza a favor del Valencia Basket, que se llevó el triunfo por 90 a 86 y de esa manera mantiene viva la ilusión de meterse en los playoffs de la Euroliga.

En el ganador se destacó la actuación del esloveno Klemen Prepelic, que anotó 24 puntos (5/7 triples) y repartió 7 asistencias, secundado por Nikola Kalinic con 17 tantos y 6 rebotes. Por el lado del perdedor, Marcus Eriksson encestó 17 unidades (4/5 triples).

El armador uruguayo Jayson Granger estuvo 21:24 minutos en cancha, en los cuales aportó 3 puntos (1/4 triples y 0/2 dobles), 3 rebotes, 6 asistencias, 1 robo y 1 falta recibida, para una valoración total de 7.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota será el domingo, cuando por una nueva jornada de la Bundesliga tenga que enfrentar al Bonn en condición de visitante.

Foto: EuroLeague.net