Malvín derrotó claramente a Aguada y una vez más en el playero se destacó Nicola Pomoli, el número 10 se adueña cada vez más del equipo y fue imparable para los rojiverdes. Tras el partido habló con Básquet Total.

Consultado sobre cuál fue la clave para anular al aguatero, Pomoli dijo: “La clave pasó por el planteo del técnico, en anular el 1×1 de Aguada y a partir de ahí aprovechar las ventajas que tenemos que es salir rápido y correr la cancha”.

También habló del cambio que vive Malvín tras la ida de Pablo López y la llegada de Federico Camiña: “Para los más chicos es un cambio lindo porque les da una oportunidad que antes no tenían. Fue un cambio necesario, ya que el club con esto de la pandemia no podía hacer un esfuerzo tan grande económicamente. Pero esto lo vamos a aprovechar y vamos a intentar lo más lejos posible”.

Pomoli ha crecido muchísimo este último tiempo, gracias al trabajo y dedicación que le entrega a su físico, es un toro dispuesto a llevarse todo por delante con tal de llevar a Malvín al triunfo, tanto cómo un referente del club: “Soy un jugador que le gusta tomar el protagonismo en ataque, a veces bien otras no tanto, pero lo que intento hacer es que el equipo gane. Trabajo mucho lo físico con el profe, antes ya lo hacía con Florencia (Somma), siempre lo trabajé bastante para estar bien físicamente. A veces creo que puedo llegar a ser un referente, hay más jugadores más grandes y con más experiencia, pero intento servir de ejemplo a los compañeros más chicos”.

Para finalizar habló de los objetivos de Malvín para esta Liga y como vive la pandemia, ahora con la tranquilidad de que el básquetbol sigue: “Vamos a intentar llegar lo más lejos posible. Hoy en día no puedo decir si vamos a ser finalistas o campeones, pero estamos entrenando para mejorar día a día y llegar lo más lejos que podamos. Por suerte una de las resoluciones fue que el básquetbol siga y con eso lo que tenemos que hacer es estar enfocados y entrenar duro”.