Con cinco partidos se disputó una nueva jornada de NBA. En el más destacado, los Hawks derrotaron a los Lakers y cosecharon su octava victoria consecutiva.

Los Angeles Lakers 94 – 99 Atlanta Hawks

En el juego que abría la jornada de sábado en la NBA se enfrentaban Lakers y Hawks. Los primeros venían de ganar sus últimos cuatro partidos, mientras que su rival de turno llegaba como el equipo del momento, ostentando una racha de siete victorias consecutivas. Los dirigidos por Frank Vogel presentaron un quinteto conformado por Dennis Schroder, Kentavious Caldwell-Pope, LeBron James, Markieff Morris y Damian Jones. Por su parte, los comandados por Nate McMillan saltaron a la cancha con Trae Young, Kevin Huerter, Tony Snell, John Collins y Clint Capela.

El juego celebrado en el Staples Center presentó un inicio bastante atractivo, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El elenco locatario contaba con un inspirado LeBron James, que anotaba y generaba oportunidades para sus compañeros, mientras que el conjunto visitante lastimaba con los lanzamientos a media y larga distancia de Kevin Huerter. En el arranque del segundo cuarto, el MVP de las últimas finales abandonó el rectángulo con un fuerte dolor en su tobillo. A pesar de ello, los angelinos se las arreglaron bastante bien para mantenerse en partido. Los primeros 24 minutos de partido se fueron con el dueño de casa al frente en cifras de 53 a 52.

En el tercer cuarto se pudo observar la mejor versión de los dirigidos por Nate McMillan, que con John Collins como figura preponderante, bien escoltado por Trae Young y Danilo Gallinari, conseguía abrir una ventaja en el score de dos dígitos. Sin la presencia del “Rey” la ofensiva de los comandados por Frank Vogel literalmente se cayó a pedazos. No obstante, la rebeldía de Montrezl Harrell provocó que los de California mantuvieran intactas las chances de concretar una reacción. Sin embargo, los de Georgia se mantuvieron muy firmes y terminaron cerrando el encuentro sin mayores problemas. Finalmente, los Hawks se quedaron con el triunfo por 99 a 94 y de esa manera cosecharon su octava victoria consecutiva desde que se produjo el cambio de entrenador.

En el ganador sobresalió la figura de John Collins, que encestó 27 puntos y atrapó 16 rebotes, seguido por el italiano Danilo Gallinari con 18 tantos. Por el lado del perdedor, Montrezl Harrell aportó 23 unidades y 11 rebotes.

Philadelphia 76ers 129 – 105 Sacramento Kings

Uno de los duelos más atractivos que presentaba en lo previo la noche era el que enfrentaba a Philadelphia con Sacramento. Los primeros venían de perder en alargue ante Milwaukee, mientras que los segundos, en su última presentación habían derrotado a Boston en condición de visitantes. Los dirigidos por Doc Rivers saltaron a la cancha con Shake Milton, Matisse Thybulle, Danny Green, Tobias Harris y Tony Bradley. Por su parte, los comandados por Luke Walton lo hicieron con De’Aaron Fox, Tyrese Haliburton, Buddy Hield, Harrison Barnes y Richaun Holmes.

El encuentro disputado en el Wells Fargo Center presentó un inicio sumamente favorable al dueño de casa, que con tres triples al hilo de Danny Green, lograba abrir una prematura ventaja de nueve unidades (14-5). El conjunto visitante no encontraba circuitos ofensivos, por lo tanto dependía en exceso de lo que pudieran generar sus individualides. Con el correr de los minutos, los 76ers fueron incrementando la diferencia en el score, siendo importante para ello la figura de Tobias Harris, que sin Joel Embiid asumía el rol de líder del equipo. En el segundo cuarto se pudo ver un juego más parejo, aunque la brecha seguía siendo muy amplia. Los de California tenían como único argumento ofensivo los triples de Buddy Hield, mientras que los de Pennsylvanía tenían varias vías de anotación.

Al comenzar la segunda mitad el locatario se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 73 a 52. El tercer cuarto fue un festival anotador, en donde las defensas literalmente brillaron por su ausencia. Los dirigidos por Doc Rivers contaban con un encendido Shake Milton en el perímetro, mientras que Dwight Howard y Tony Bradley se hacían fuertes en la zona pintada. Por su parte, los comandados por Luke Walton encontraron el goleo de De’Aaron Fox, que había estado totalmente desaparecido en la etapa inicial. Los Kings intentaron por todos los medios ponerse en partido, el anfitrión no tenía entre sus planes sufrir y por lo tanto, se mantuvo fuerte todo el tiempo. A pesar de las bajas de Simmons, Embiid y Curry, los Sixers se quedaron con la victoria por 129 a 105 y se mantienen como líderes del Este, ostentando un récord de 29-13.

En Philadelphia se destacó la actuación de Tobias Harris, que aportó 29 tantos, 11 rebotes y 8 asistencias, bien acompañado por Shake Milton con 28 unidades. En Sacramento, Buddy Hield finalizó como máximo anotador con 25 puntos.

Otros Resultados

Memphis Grizzlies 111 – 103 Golden State Warriors

MEM: Jonas Valanciunas 19 puntos y 15 rebotes. GSW: Jordan Poole 26 tantos y 5 asistencias.

Milwaukee Bucks 120 – 113 San Antonio Spurs

MIL: Giannis Antetokounmpo 26 tantos, 8 rebotes y 15 asistencias. SAS: Lonnie Walker IV 31 unidades y 6 rebotes.

Los Angeles Clippers 125 – 98 Charlotte Hornets

LAC: Paul George 21 unidades y 10 asistencias. CHA: Miles Bridges 21 puntos y 4 asistencias.

Foto: Atlanta Journal Constitution

PIM-PAM-PUM

🔥 MVP 🔥

Sin lugar a dudas, Atlanta Hawks es el equipo del momento en la NBA. Desde que asumió como entrenador Nate McMillan, los de Georgia cosecharon ocho victorias en la misma cantidad de presentaciones. En dicho presente del equipo, viene siendo pieza más que importante John Collins. El ala pívot de 23 años es determinante en ataque, mientras que en defensa colabora muchísimo, siendo el complemento ideal para Clint Capela. En el gran triunfo de su equipo sobre los Lakers en Los Angeles, el formado en la universidad de Wake Forest encestó 27 puntos, capturó 16 rebotes, robó 3 balones y colocó 3 tapas. Le faltó solamente limpiar los baños del Staples Center. Merecido MVP para el bueno de Juan.

 

😮 LA SORPRESA 😮

Tony Bradley llegó a la NBA en el 2017 al ser seleccionado en el Draft de ese año por Utah Jazz. El interno, cuya posición natural es la de ala pívot, pero que puede dar una mano jugando como centro, nunca pudo destacarse en el equipo dirigido por Quin Snyder. En tres temporadas con los de Salt Lake City disputó apenas 70 partidos. Al principio de esta temporada llegó a los 76ers, con el objetivo de ganarse un lugar en la rotación de Doc Rivers. En los últimos partidos, por la ausencia de Joel Embiid, el ex coach de los Celtics lo mandó de arranque en la alineación titular, a pesar de contar con el veterano Dwight Howard. El campeón de la NCAA con North Carolina tuvo su mejor presentación con la camiseta de Philadelphia en el triunfo de su equipo ante Sacramento. El floridense aportó 14 puntos y 8 rebotes en los casi 24 minutos que estuvo en cancha.

 

😭 LA DECEPCIÓN 😭

Para conseguir el título de campeón en la burbuja de Orlando, los Lakers tuvieron en LeBron James y Anthony Davis a sus dos principales figuras. Sin embargo, siempre se necesita tener buenos acompañantes. El más regular a lo largo de toda la postemporada fue Kentavious Caldwell-Pope, que incluso en un par de juegos de las finales fue determinante. En la tarde del sábado, luego de que se diera la lesión de LBJ, el ex Pistons tenía que sacar la cara por el equipo, ya que sus dos superestrellas no estaban disponibles. Bueno, esto no sucedió y los Lakers terminaron cayendo ante unos Hawks que vienen en plena levantada. En los poco más de 20 minutos que estuvo en cancha, el nacido en Georgia no anotó puntos y lanzó apenas cinco tiros de campo.

 

🏀 EL QUINTETO 🏀

Shake Milton (Philadelphia 76ers), Paul George (Los Angeles Clippers), Giannis Antetokounmpo (Milwaukee Bucks), John Collins (Atlanta Hawks) y Jonas Valanciunas (Memphis Grizzlies).

 

💿 BONUS TRACK 💿

LeBron James se ha caracterizado a lo largo de su carrera por ser un jugador al cual no lo persiguen las lesiones. Seguramente, se deba a la seriedad con la que se toma su profesión. Al ser un portento físico que constantemente está en contacto con sus defensores, le pasó en varias ocasiones de torcerse un tobillo. Eso fue lo que le sucedió hoy en el arranque del segundo cuarto del partido que enfrentó a los Lakers con los Hawks. El nacido en Akron se dobló muy feo su pie derecho, cuando fue a una pelota dividida con un hombre de Atlanta. El cuatro veces MVP de la NBA quiso seguir en cancha, incluso puso un triple, que le permite mantener esa increíble racha de partidos consecutivos anotando al menos 10 puntos. Sin embargo, enseguida tuvo que abandonar el rectángulo porque el dolor era muy grande. Los hinchas de los Lakers rezan para que no sea nada de gravedad.

.

Conferencia Oeste
Conferencia Este