Charles Mitchell fue una de las figuras que tuvo Nacional en su debut en esta Liga ante su clásico rival Peñarol. En la ciudad de Florida y después del festejo el foráneo dialogó con Básquet Total.

“Es muy importante arrancar ganando especialmente por el equipo. Tenemos un muy buen plantel, venimos de perder en semifinales y queremos volver a estar en los playoffs entonces este partido era clave. Por nosotros, por Nacional, por el país y estoy feliz de haber formado parte de esto. Se siente fantástico” comenzó diciendo uno de los pilares del equipo tricolor.

Nacional por momentos se volvió insostenible para Peñarol que no encontró alternativa. Las figuras carboneras fueron bien controladas y el tricolor supo pegar en los momentos indicados: “lo ganamos desde la defensa, los rebotes y a partir de ahí empezamos a correr. Somos un mejor equipo cuando nos toca correr la cancha. Defendimos muy fuerte durante todo el partido y fuimos muy agresivos”

Desde el primer minuto de juego Mitchell generó un ida y vuelta no solo con su parcialidad si no que también con la de los rivales. Los focos se iban para él por su descollante rendimiento y además por todo lo que estaba generando. Las 35 personas habilitadas a estar en ese lugar por ambas instituciones jugaron su partido fuera del rectángulo: “todo el aliento que tenemos y tuvimos es muy importante. Obviamente que extrañamos a la gente. Ver cómo viene al partido, tenerlos ahí, eso es clave para nosotros. Cambia la energía totalmente y lo necesitamos. Nacional tiene mucha gente y estoy feliz de estar donde estoy”

Desde 1993 que Peñarol y Nacional no se veían las caras por un encuentro de Liga Uruguaya. El destino y las vueltas de la vida decidieron que la vuelta del mirasol al círculo de privilegio sea ante su clásico rival. Desde ese momento hasta ayer se habló y especuló de todo lo que podía pasar: “obviamente todo el mundo me habló previamente sobre este partido. Tenía entendido y sabía la importancia de este juegopara Nacional y para Peñarol. Salimos a jugar así por la gente y el objetivo siempre fue la victoria”.

Mitchell y todo Nacional sabe que el primer objetivo a corto plazo ya se cumplió”ganar el clásico. De ahora en más los tricolores buscarán dar ese salto anhelando el pasaje al encuentro definitorio del certamen, hecho que le viene siendo esquivo hace ya tres temporadas, todas en manos de Aguada: “La victoria es lo que más nos importa. Nosotros vamos a salir a ganarle a todos los equipos”