Las voces de las campeonas se empiezan a hacer sentir en Básquet Total. Camila Panetta habló tras la consagración de Defensor Sporting. La base quien se perdió su primera final por una rotura de ligamentos cruzados, tuvo su revancha y esto dijo tras la tan ansiada consagración del fusionado.

Camila comenzó contando todos los inconvenientes por los que pasó en finales anteriores y anoche terminó siendo pieza importantísima para el título de su equipo: “Me rompí los ligamentos cruzados y me perdí mi primera final, ni hablar de que después me perdí los últimos minutos en otra final que salí y no pude entrar más por la rodilla. Ahora ganarlo así, no puedo ni creer. Estaba re nerviosa todos estos partidos pero igual con confianza, gracias a mis compañeras, al cuerpo técnico que me dieron la confianza que es lo que me faltaba en todo el campeonato. No sé si será por la lesión que tuve o por mi cabeza que me ganaba. Hoy a pesar de que había empezado mal, mis compañeras me dieron para adelante. Ni hablar de la capitana (Bouissa), que es increíble lo que me da”.

La cancha siempre da revancha y más para Panetta, que a pesar de tener a su rodilla muchas veces como enemiga, hizo el esfuerzo para estar otra vez adentro y coronar con un objetivo muy lindo: “Cuando me lesioné en el transcurso de mi recuperación hasta pensé en dejar el básquetbol. Hay otras que retoman mejor, pero a mí me había ganado totalmente. Defensor, el cuerpo técnico, la fisio, me hicieron tomar la confianza otra vez y poder ganar, que no puedo ni creerlo, estar en una final así y salir campeona es inolvidable”.

Camila no dejó de recordar un grupo que se sostuvo a lo largo de los años, con el que llegó desde Capitol a Defensor Sporting con una ilusión renovada: “Con unas cuantas gurisas, como Aldana (Gayoso) y Lucía (Schiavo), que veníamos jugando de Capitol hace seis o siete años y salir después campeonas con Defensor, de la Copa de Oro, es de verdad increíble. Me acuerdo de haber ganado Copa de Plata con ellas, pero esto es inolvidable. Ir paso a paso, en escalera, fue increíble”.

Viendo atrás en la serie, contó aspectos claves para la conquista del campeonato: “En el primer partido, no sé si ellas entraron con confianza,  llegaban favoritas. Pero nosotras creímos, creo que las aplastamos en el primer partido y se dieron cuenta que nosotras les podíamos ganar. Ya en el segundo partido, pudimos remontar a pesar de estar casi todo el partido abajo. Maduramos, tuvimos partidos que nos sacaron 10 o 12 y ya lo teníamos perdido. El entretiempo fue clave, el cuerpo técnico, mis compañeras, dando todas para adelante a pesar de que íbamos perdiendo”.

Defensor Sporting encontró el parate en un momento en el que el equipo venía en alza. Pero logró sobreponerse a un receso que lo hizo comenzar con una rotación más chica y un 0-1 ante Macabi en las semifinales: “A nosotras nos pasó que cuando se cortó el torneo, habíamos parado casi todas. Unas cuantas son del interior, tuvieron que irse y después no podían volver, por ejemplo Nina (Tiscornia), que se sumó después. Tuvo una semana de práctica antes de una semifinal, eso nos costó. Perdimos la primera y después pudimos retomar. Lo más importantes es que igual seguimos adelante. Nuestro potencial es la defensa y fue así que lo pudimos ganar”.