Sigue la ronda de entrenadores previo a la próxima Liga Uruguaya, desembocamos en José Vázquez Ledesma para dialogar con el argentino Hernán Laginestra, que será el entrenador de Biguá. 

¿Cómo se dio tu llegada a Biguá?  

Se dio porque había trabajado con Pablo Ibón en Ferrocarril Oeste en la Liga Argentina, nos conocíamos hace tiempo, y el club mostró interés en contratar mis servicios. Sabía de la prolijidad y seriedad del club, que tenían ganas de encaminar un proyecto a mediano plazo. Las condiciones me gustaron, porque es un equipo que tiene mucho para crecer, tiene una infraestructura importante para trabajar con todo lo que necesitemos. Es una apuesta importante, por parte mía y por parte del club, ya que tenía ganas de venir a trabajar, no sólo a la Liga Uruguaya que la respeto mucho, sino a un club como Biguá que, como organización es uno de los clubes más importantes de Sudamérica.

Si bien ya conocías el club. ¿Te sorprendió la infraestructura? 

Un poco sí, he venido a jugar cuadrangulares con Ferro. No tengo más que palabras de agradecimiento, estoy cómodo y a gusto en el club. Pablo (Ibón) me iba pasando videos del gimnasio donde estamos ahora, que es un gimnasio subterráneo, que es nuevo, me estaba mostrando las obras nuevas del club, la verdad que una institución que está en pleno crecimiento permanentemente.

¿Y Biguá en lo deportivo?  

Me parece un club serio, que quiere dar pasos cortos, pero seguros. Es un club que tiene una historia atrás, sabe lo que es ganar campeonatos y es uno de los equipos más representativos de Uruguay. Sé perfectamente donde estoy, la responsabilidad que tenemos y la disfrutamos todos los días.  

¿Cómo va a jugar el Biguá de Hernán Laginestra?  

Todavía falta mucho para que se vea, porque hemos tenido infinidades de lesiones, no pudimos entrenar todos juntos un solo entrenamiento. Cuando llegó Hatila, se lesionaron Rojas (Martín), Rudd (Víctor) y Arregui (Mauricio).  Hoy (lunes) en la práctica faltaron ellos tres, anteriormente había estado lesionado Pepo e Iván Loriente también. La verdad que tuvimos muchísimos problemas de lesiones, y no hemos tenido un entrenamiento todos juntos. Mi idea es jugar dinámico, con el pase extra, la edificación del juego, crear ventajas y que todos nos podamos sentir cómodos dentro de esa estructura, que obviamente tiene roles.
Un jugador que no tiene la facilidad de anotar que puede tener otro, seguramente no va tener las opciones de lanzamientos, pero sí, puede ser importante colaborando en rebotes, defensa, volumen de juego, en entendimiento. Me parece que tenemos un equipo que algunas fichas tienen ese perfil. 

Apuntando a los tres jugadores mencionados que hoy están lesionados. ¿Llegan al debut? 

No sabemos, pero estamos tratando de recuperarlos. Si bien no están entrenando, y los sistemas defensivos y ofensivos, necesitás que lo estén haciendo todos los jugadores que estén en la cancha, ese es el problema mayor, tenemos confianza que estén uniformados para jugar. Igual entiendo que el desarrollo colectivo en ambos costados de la cancha, se manifiesta efectivo cuando tienes a los jugadores muchas horas en el campo para que aprendan el sistema. 

En el ambiente del básquetbol se da a Biguá como un animador para pelear el campeonato. ¿Es una linda expectativa que tu equipo genere eso?  

No sé por qué. La verdad no sé por qué se dice eso. Veo que a la liga han venido buenos extranjeros, creo que Defensor Sporting por ejemplo y otros equipos están muy bien armados, con foráneos ex NBA. Nosotros somos un equipo totalmente nuevo, un entrenador nuevo y con la totalidad de las fichas mayores nuevas, no hay ninguna renovación del roster anterior, salvo los Sub 23. Entonces, todos los que entendemos el profesionalismo, sabemos que los equipos que terminaron de competir hace poco y tiene al mismo entrenador, las mismas fichas nacionales, las mismas fichas extranjeras, para esta nueva temporada tienen una clara ventaja. No sólo por las horas de entrenamiento que tienen todos juntos, cosa que nosotros no pudimos hacer, sino que vienen con muchos partidos oficiales. Biguá mañana va a jugar su segundo amistoso incompleto. Hay muchos equipos para esta liga corta, que están super acomodados a la idea del entrenador y nosotros recién estamos naciendo como equipo.   

¿Cómo se hace para trabajar en esa desventaja en cuanto a la memoria colectiva? 

Hay que entrenar, entrenar. Meterle horas de gimnasio con el roster completo, cosa que no pudimos hacer todavía, esperar que se curen los lesionados y de una vez por toda tener a los jugadores adentro de la cancha para desarrollar el juego. 

Tenes jugadores importantes como Sub 23: Martín Rojas, Mauricio Arregui, Hernán Álvarez, Nicolás Andreoli. ¿Es buena materia prima del club para continuar con esa proyección que vienen teniendo? 

Vamos a ver cual es el rendimiento que tienen, cual es la credencial que presentan, para que uno los pueda tener en cuenta. Soy nuevo en la institución y estoy conociendo el personal, evidentemente cuando los jugadores demuestren quienes son adentro de la cancha, cada uno va a tener su oportunidad o no.  

¿Qué te parecieron las semifinales y finales que se jugaron hace pocos días? 

Me gustó, me gustó. Son equipos que tenían una idea de juego y por algo fueron semifinalistas. He visto americanos de buen bagaje. Los conocía a todos, la verdad que he seguido desde hace mucho tiempo la liga y veo partidos. Ya en el receso, cuando tenía muchas posibilidades de venir a trabajar acá, estuve mirando no menos de 30 partidos de esta liga y estoy al tanto como se juega y quién es quién.  

¿Cómo se mira desde afuera el básquetbol uruguayo? Acá se critica mucho que a nivel de clubes y selección estamos muy lejos en Sudamérica.  

Yo creo que los jugadores nacionales de Argentina son realmente los que marcan la diferencia, porque no todos los extranjeros son los máximos anotadores o reboteros, hay muchos nacionales metidos en la tabla de reboteros y asistentes, de esto último seguro, porque casi no hay extranjeros en la liga como base.
Hay jugadores nacionales en Argentina muy buenos, hacen que la competencia sea muy fuerte y los equipos muy parejos. En la Liga Argentina el anteúltimo le puede ganar al segundo, sin ir más lejos, hace dos días Platense con un plantel reducido con bajo presupuesto, perdió por 6 puntos con San Lorenzo y en otras ligas no pasa eso.  En Argentina puede pasar, que un equipo de muy de abajo le pueda ganar a otro que esté entre los dos primeros puestos. Acá, yo veo que la paridad se va a manifestar cada vez más, todos los equipos tienen jugadores nacionales importantes para una estructura de juego, no sé si tienen muchos equipos jugadores nacionales determinantes que lleven el score adelante, por encima de los extranjeros. Pero, seguramente ya tienen una idea de juego, con buen nivel de foráneos, va ser una liga pareja, competitiva y más teniendo en cuenta que no va haber localías y se juega en un mismo estadio. 

Recién mencionaste la importancia de las fichas nacionales. Biguá trajo a un viejo conocido como Santiago Vidal. ¿Es el jugador importante que tiene tu estructura de juego? 

Él es un líder natural, es un jugador que es extremadamente competitivo, ha desarrollado un entendimiento de juego realmente importante, puede hacer participar a sus compañeros de la mejor manera, abastece mucho juego, es un asistidor de lujo. También hay que nombrar que la parte defensiva de él es muy importante. Es un fichaje, no sólo de lujo para nuestro equipo, sino que jerarquiza la liga. Es un jugador que entiende mucho el negocio, sabe por donde van las cuestiones. Jugó en España, Argentina, Brasil y lo hizo bien en las tres competencias, estamos hablando de un jugador muy valioso. Lo ha demostrado, no sólo en equipos, sino en el seleccionado también, lo han traído del banco como revulsivo y ha dado vuelta partidos que Uruguay los traía medios complicados y con su energía e impronta he visto que le sirvió al equipo nacional.  

¿Te sorprendió que de 12 entrenadores que habrá en el torneo tres sean argentinos? 

No, no me ha sorprendido. Porque yo también he trabajado en México con otros entrenadores que compartieron en otros equipos. En Venezuela también siempre fichan entrenadores argentinos, en Chile hay tres o cuatro argentinos. La selección de Venezuela ha sido dirigida por dos argentinos en las últimas dos etapas, la de Chile actualmente la dirige un compatriota, Magnano en Uruguay. En Europa también hay, yo conozco muchachos que trabajan en divisiones de ascenso, creo que los entrenadores argentinos como los jugadores, son catalogados de buena manera en el exterior y no me sorprende que en esta liga como en otras haya colegas compatriotas.  

Hubo cierta molestia de entrenadores uruguayos, cuando tú habías arreglado en Biguá y Narvarte en Goes, ya que ellos tienen muchas trabas para ir a dirigir a Argentina. ¿Qué opinión te merece? 

Desconozco la cuestión. Lo que tengo claro es que, a los entrenadores, los contratan los dirigentes, los entrenadores no nos contratamos por sí solos. El día que un dirigente de acá quiera un entrenador venezolano o americano, va a tener que acreditar los requisitos que exige la liga, y si está apto para dirigir, y el dirigente lo quiere fichar pueden hacerlo. Sin ir más lejos, en Argentina estuvo Volcan Sánchez, Pablo Ibón como asistente, es un entrenador que oficializaba como asistente, pero es un entrenador. Pasó que entrenadores uruguayos han dirigido en Argentina, ahora puede ser que se dé menos, pero en un futuro puede que se invierta los roles, esto es muy dinámico. El otro día estaba viendo el último equipo en Venezuela que fue campeón hubo un argentino, ahora Capelli acá fue campeón, hubo colegas uruguayos trabajando, no sólo en Argentina sino en otros lugares.

Biguá apeló a un foráneo conocido como Donald Sims, luego está Víctor Rudd y un viejo conocido que llegó a último momento como Hatila Passos. ¿Estás conforme con el tridente de fichas innominadas? 

Nosotros lo queríamos a Hatila, los dirigentes también, nos pusimos de acuerdo muy rápido. Es un jugador que conoce la liga, rindió en todos los equipos que estuvo, no es un jugador problemático, sino que es equipista, y tiene las características que estábamos buscando. Pero, en síntesis, estoy conforme con los tres.  

Quizás es un tema cerrado, pero no hubo declaraciones de tu parte y tampoco el club sacó un comunicado como dijo en su momento. ¿Qué pasó con Esteban Batista? 

Simplemente no se adaptó al plan de trabajo.  

¿Esperabas algo más de él, desde el punto de vista profesional? 

Ya te respondí. 

¿Y desde la institución que dejaron pasar unos días para ver si podían acercar las partes? 

Es un tema cerrado. 

¿Te sorprendió la actitud del jugador? 

Ni me sorprendió y tampoco no me sorprendió, simplemente no se adaptó al plan de trabajo. 

¿Te llegaste al plantear el hecho de haber sido muy exigente?  

No, no se adaptó al plan de trabajo. 

¿Cuántos partidos crees que necesita tu equipo para encontrar el mejor funcionamiento?  

Lo que necesita Biguá es tener muchas horas los jugadores en la cancha para que interpreten la idea del entrenador, tanto defensivo como ofensivo, y no tenemos tanto tiempo, vamos a tener que ir armando el equipo en el medio de las practicas y los partidos.  

¿Qué objetivos tiene el club? Tengo entendido que tienes contrato para la próxima Liga también.  

Sí, tengo esta y la otra también. Vamos a pelear todo lo que podamos, vamos a tratar de ser un equipo que se exija permanentemente que juegue con compromiso y tratar de ganar fecha tras fecha. ¿Porque de eso se trata no? Aunque como entrenador te tengo que mencionar lo otro, no conozco muchos equipos que ganen muchos partidos cuando juegan mal y si vos no tenes la chance de entrenar al equipo completo, también estas en desventajas para que el juego colectivo fluya.
Nosotros estamos entrenando muy bien, y es la realidad, tenemos jugadores muy comprometidos, tenemos un equipo con jugadores valientes y creo que vamos por el buen camino. Tenemos un personal variado y un roster con diferentes características, le tengo mucha confianza al equipo, con más horas de entrenamientos y más partidos, vamos hacer un equipo más peligroso y que juegue mejor al básquetbol.  

¿Qué características tiene Diego Pena García? Quizás, desconocido para el ambiente. 

Es un jugador que nos va a provocar buenas cosas, yo ya lo conocía de Argentina. Es trabajador, tiene ganas de abrirse camino en esta liga, está permanentemente al servicio del equipo y creo que de a poco está entendiendo su rol y que vamos a pretender de él. Como es un buen muchacho, la verdad es que las cosas son más fáciles.  

¿Te has podido juntar a hablar con algunos de tus colegas argentinos que dirigen acá? 

Con Narvarte me junté a comer algo. Hablamos de todo, liga uruguaya, liga argentina, selección uruguaya, argentina, de la familia, temas variados (risas).  

Si bien ya te había tocado venir a dirigir en cuadrangulares, ahora estás hace un tiempito en Montevideo. ¿Cómo te lleva la cotidianeidad de la capital? 

Me gusta, me gusta, es una ciudad muy tranquila. Vivo en un buen lugar como Pocitos, tiene la tranquilidad de un lugar estable y muy bonito. También acá, en las proximidades al club, es muy bonito. Yo vengo de Buenos Aires, de provincia, no de capital y es mucho más peligroso. Acá la cuestión está mucho más tranquila. No he tenido oportunidad de conocer mucho, he ido al centro y para el lado de la casa de Pablo (Ibón) que es a unos 25 km, conozco las adyacencias, pero no profundamente, pero, por lo que vi Montevideo es muy lindo.