Capurro venció a Montevideo por 40 a 32 con una gran noche de Rocío Mott. Con la victoria, la serie se estira a un tercer y definitivo encuentro que será el viernes donde se conocerá a las ganadoras de la Copa de Bronce

El locatario Montevideo salió con Cynthia Díaz, María Jose Méndez, Camila Laesprella, Micaela Aguerre y Florencia Cardoso mientras que la visita saltó al rectángulo con Antonella Aguilera, Analía Martínez, Micaela Martínez, Lorena Sapio y Camila Palomeque.

Las locales salieron mejor al rectángulo de juego y desde el minuto uno se propusieron dar la vuelta la serie. Con un gran rendimiento colectivo y el movimiento constante del balón, las dirigidas por Andrés Jones cargaban la zona pintada. En ese ida y vuelta constante Palomeque no solo gravitaba debajo del tablero si no que además aportaba con su juego de adentro hacia afuera. A Montevideo le costaba un poco más la conducción y eso generaba que los errores se hicieran presente. Luego del tiempo pedido por Marcelo Méndez las rojas del mercado mostraron una imagen distinta. Ultimaron detalles en ofensivas y la defensa pasó a ser en toda la cancha para complicar e igualar las acciones. Florencia Mier tuvo la última del período sobre la chicharra pero la naranja no quiso culminando el periodo en igual de 10 por lado.

En complemento de la primera parte fue goleado en ambos lados de la cancha. Con el correr de los minutos Sabrina Blanco entraba en juego y las rojas disfrutaban del rendimiento de una de sus mejores jugadores. Del otro lado de la cancha Sandra López sorprendía con un triple sola y pasaba en el marcador. Rocío Mott, quién no jugó el partido pasado, replegaba su clásico juego defensivo y perjudicaba el goleo de su rival. Al buen momento defensivo de la jugadora número 17 se le sumaba su velocidad en ataque que permitía correr la cancha con facilidad. Palomeque seguía luchando contra todas debajo del tablero y de a poco seguía causando estragos en dicha zona del rectángulo de juego. Sobre el final la capitana motevideana Blanco se encargó de asumir la responsabilidad y logró acortar la brecha pero Capurro se fue al descanso largo ganando 25 a 21.

Tras el parate los nervios se hicieron presente en el y la ausencia de juego y gol gravitó en los minutos iniciales. Cuando lo colectivo no salía en Capurro era Mott quien se hacía cargo del balón y explotaba su velocidad para sacar beneficio para su equipo. Con Aguerre en el banco y con Blanco con intermitencias las dirigidas por Mendez se encontraban sin ideas en el rectángulo. Con el reingreso de Palomeque, las locales volvieron a colonizar la zona pintada. La jugadora número 1 regresó y volvió a apoderarse de todo balón que merodeaba debajo del aro. La vuelta de López a la cancha vino acompañada de un triple que sirvió para aumentar la brecha entre ambos planteles. Montevideo no logró anotar en el todo el cuarto y eso favoreció a las negrirojas que entraban ganando 34 a 21 al último cuarto.

En el período final Montevideo salió en busca del partido de la mano de su capitana. La jugadora número 1 asumió la responsabilidad pero los libres le terminaron jugando una mala pasada. Por el lado locatario Mott y Palomeque eran los pilares fundamentales en ofensiva y cuando parecía que Capurro empezaba a cerrar el cotejo apareció Aguerre con un bombazo importante y generar incertidumbre para el final. La presión defensiva de Montevideo surgía efecto y los errores de las negrirojas aparecían en un momento clave. Las rojas seguían la defensa férrea en su afán de quedarse con el encuentro pero los libres se convertían en el peor amigo a la hora de definir el juego. Desde una reposición bajo su aro llegó la daga del juego de la mano de Aguilera. La base de costa a costa se metió por la puerta de atrás y con un festejo de desahogo le terminó de dar el encuentro a favor de Capurro por 40 a 32.

 

 

 

 

EL GRITO

“No dudes, tirá”

Eso se sintió en pleno silencio del Cefubb y vino proveniente desde el banco de Montevideo .Es que Sabrina Blanco tuvo la posibilidad y apostó por el pase. No gustó eso en el banco visitante y la próxima que tuvo tomó el tiro y la mandó a guardar. Poco tímida la capitana

UNO x UNO

CAPURRO

Aguilera (6): Condujo al equipo a su gusto y manejó los tiempos y los buenos momentos de sus compañeras de forma sublime. La frutilla del postre: la daga final. A. Martínez (4): No fue su partido ni su noche. Su equipo la extraño enormemente. M.Martínez (3): No le encontró la vuelta al partido y sufrió desde todo punto de vista. Sapio (6): Sin ser su noche jugó con la carpeta bajo del brazo. La experiencia está hecha y moldeada para esta clase de partidos. Palomeque (7): Que partidazo se mandó Camila. Se peleó contra todas. Asumió su responsabilidad en la zona pintada y se transformó en una gigante debajo del aro. Chapeau. López (6): Mano caliente. Con la impasibilidad que la caracteriza entró y la mandó a guardar. Dos flechazos al corazón de las rivales. Mott (8): Fue la mejor por escándalo. Un tercer cuarto soñado. Ofensivamente feroz y defensivamente bestial. Los vecinos del Cefubb dicen que todavía está corriendo. Mier (6): Entró y la quemó. Batalló contra todas y no dio ni una pelota por perdida. Tenacidad, garra y actitud asegurada. Siempre en mi equipo. Jones (6): Supo aprovechar los pasajes del juego. Defendió en zona cuando tuvo que defender así, craneó las posesiones largas y le dio rienda suelta a Mott para que corriera. Partido redondito.

MONTEVIDEO

Díaz (5): Un doble ritmo matador. Si pestañeas la corres de atrás toda la noche. A su buena conducción le suma una garra envidiable. Méndez (3): No fue su noche. En el primer partido fue protagonista clave y en esta oportunidad sus compañeras la extrañaron. Laesprella (4): Otras de las ausentes de la noche en materia de goleo. Cedió su buena puntería para transformarse en asistidora. Aguerre (5): Por momentos fue uno de los puntos más altos que tuvo el equipo de Méndez. Estuvo mucho tiempo sentada en el banco y cuando regresó le costó un poco más entrar en juego. Cardoso (5): De más a menos. Gatillo fácil. Si tiene el espacio no te perdona. En el primer cuarto fue un bastión importantísimo. La lesión la terminó sacando del juego. En defensa sufrió pero con ella en cancha Montevideo propuso otra cosa. Blanco (7): Capitana y pico. Desde adentro o afuera ordena absolutamente todo. Asume el rol y lo realiza con creces. Los libres le fallaron. Hay talento en plena explosión. Tognazollo (4): Jugadora de rol que no desentona jamás. Bagnato (4): Le tocó bailar con la situación más fea: luchar contra la pintura de Capurro que estaba en su mejor momento. Lotito (3): Entró para reemplazar a Cardoso. Fría a pelear con Palomeque bajo el aro. Se condicionó por las faltas. Méndez (6): La planificación fue muy buena. Administró los minutos y supo potenciar los momentos. Le jugaron una mala pasada los libres pero defensivamente tuvo a maltraer a su rival hasta el final del juego. 

VAR

Alejandra Godoy y Martín Guberna (6): correcto arbitraje, sin sobresaltos. Manejaron los criterios con excelencia y coperó con el buen nivel mostrado por ambos planteles.

_______________________

LO DESTACADO

Previo al juego una representante de los 11 equipos, a excepción de Remeros que fue representado por Lorena Sapio colega que defiende a Capurro, leyeron un mensaje claro y fuerte homenajeando a todas las mujeres en su día. El básquet femenino ha sido castigado durante esta pandemia no solo por la coyuntura si no por varios aspectos que escapan de las manos de las jugadoras. Sapio junto a Daniela Larrosa de Aguada fueron las voces, no solo de los equipos de primera, si no de todas las instituciones que tienen en sus filas planteles de todas las categorías. Contundente. reflexivo y destacadísimo mensaje final: “un día para reflexión y 364 días para poner en práctica lo que esté a nuestro alcance para lograrlo”.

Galería de Fotos