Continuando con el ciclo de notas a los entrenadores previo al inicio de una nueva Liga Uruguaya, Básquet Total fue tras la palabra del actual campeón, Adrian Capelli, que tiene un objetivo claro, repetir el título.

¿Cómo has digerido el título con el pasar de los días?

Recién ahora uno empieza a tomar un poco de conciencia, de lo largo que fue el campeonato, del estrés que se pasó, el gran trabajo que se hizo con el equipo y a medida que las pulsaciones van bajando se comienza a disfrutar de algo tan lindo como es la posibilidad de un campeonato.

¿Cómo fue el trabajo para mantener unido al equipo con tantos parates, suspensiones e incertidumbre de si se jugaba o no?

Fue muy complejo, porque se paró mucho y por momentos no se sabía si se iba a continuar o no y eso crea un poco de inestabilidad natural. Pero el equipo nunca bajó los brazos y siempre estuvo dispuesto a trabajar y mejorar, todo esto mientras el tiempo pasaba y no teníamos una respuesta o un panorama sobre como iba a ser, si jugábamos o no. No tengo palabras para con el equipo, en todo momento doblaron esfuerzos, entrenando duro en sus casas con lo que cada uno tenía. Eso fue algo fundamental para poder lograr lo que tanto equipo, cuerpo técnico, los jugadores, los dirigentes y la hinchada querían, que era salir campeón.

¿Cómo cambias el chip para pensar en una nueva Liga en tan corto tiempo?

Esta primer semana luego del título tenemos que disfrutar lo que más podamos. Ya a partir del 8 nos empezamos a juntar, vamos a saber que rival nos toca para arrancar y otro lindo desafío por delante. Capaz nos queda en el debe el disfrutar lo que conseguimos, por ser tan corto en el tiempo. Pero también hay que ver que a los que nos apasiona el básquet, estamos jugando y en cada nuevo campeonato se renueva la esperanza e ilusión de un nuevo título. Conociendo el grupo no tengo dudas que el equipo va a ir tras ese objetivo y vamos a enfocarnos en ello.

¿Se hace más fácil al venir en un rodaje que los demás equipos no tienen?

No sé si más fácil, pero sí es bueno estar en competencia. Ojalá podamos estar todos, puede haber una ventaja por venir jugando, pero la mayor ventaja es conocernos. Igualmente no somos los únicos que juegan, hay equipos que se han armado muy bien para un torneo corto donde no podes descuidarte, va a ser fundamental estar concentrado porque al ser muy corta la Liga y arrancar con una desventaja, puede hacer que te sea más trabajoso mezclarte en los de arriba.

¿Qué le puede dar la llegada de Diego Soarez y en qué papel están los juveniles?

La llegada de Diego nos va a potenciar en la pintura, teniendo la posibilidad de tener una rotación diferente. No soy de modificar demasiado, siempre hay cosas para mejorar pero estoy contento con la actuación de equipo. Es fundamental tratar de estirar el equipo lo más que se pueda. Cuánto más chicos podamos meter en el primero mejor. Porque más preparados van a estar cuando comiencen los playoffs, más que nada para llegar con rodaje. Todavía hay que ver como cerramos el equipo y ver con que chicos contamos, cada uno se irá ganando sus minutos con el paso de los entrenamientos y los partidos.

¿El objetivo es ser campeón?

Primero que nada tratar de cerrar el plantel, ojalá que puedan continuar todos. Tenemos que tratar de acomodarnos lo más arriba posible en la clasificación y después se verá. Tenemos que ir paso a paso, pero sin duda que el objetivo final es el campeonato.

¿Cambia en algo el escenario donde se juegue, en este caso el Palacio Peñarol?

Realmente no me modifica para nada, sea en la cancha que sea nosotros nos tenemos que enfocar en cada equipo que vamos a enfrentar y no en la cancha. Nos tenemos que enfocar en lo que queremos como equipo.

¿Es fácil o difícil estar al frente de un plantel con tanta jerarquía?

Es una alegría muy grande estar al frente de un equipo de jugadores con tanta trayectoria. A uno le permite seguir aprendiendo, soy de los que le gusta escuchar al jugador y por sobre todas las cosas cuanto tienen esa trayectoria siempre buscan y quieren más. Son excelentes profesionales. Estoy agradecido a todo eso, porque es el laburo que no se ve, ellos te mandan a estar día a día preparado para no dejar pasar ni un mínimo detalle.

Mucho se habló de la edad de los jugadores y los partidos cada pocas horas, pero hay un profesionalismo atrás que no se ve

Les gusta el básquetbol, les gusta entrenar, son fanáticos con lo que hacen y se han esforzado un montón, jamás bajaron los brazos. Buscaron siempre llegar al título y para eso se sobre entrenaron y como entrenador jefe me pone muy contento haber cumplido con el objetivo.

¿Cómo es estar lejos de la familia? ¿El plantel se volvió la familia?

El tener a mi familia lejos es muy extraño, no fue nada fácil más que nada por lo que nos toca vivir. Al estar las fronteras cerradas no podía ir ni siquiera unos días. Pero por otro lado, el grupo siempre fue muy unido y eso también te lleva a dar un plus. A veces podes tener un buen plantel, pero el grupo no se consolida y tal vez ese saltito de calidad no lo da. En nuestro caso, los chicos siempre estuvieron bien, se juntaron, charlaron y no tengo dudas que eso influyó a la hora de conseguir el objetivo.

¿Qué significa Aguada para vos?

Mucho. Estoy muy agradecido a los dirigentes que confiaron en mí, de traerme al último campeón. Lo que significa Aguada como institución, la cantidad de gente que lo sigue, siempre buscando más sin conformarse, eso me deja muy feliz, ojalá que podamos disfrutar esto que pasó, porque duró muchísimo y el disfrute es muy corto porque ya se viene otro objetivo. Pero con Aguada solo tengo palabras de agradecimiento.

¿Qué equipos ves como candidatos para esta nueva liga?

No tengo duda que Aguada va estar en la pelea, pero también estoy convencido que va a ser una liga muy pareja. No veo solo dos o tres equipos, veo un pelotón de varios y muy buenos. O tenés a los otros, que no dicen tanto y se terminan sumando. Va a ser todo muy parejo, mucho más si tenés en cuenta que todos los equipos van a playoffs, sea por el camino largo o el corto. Eso puede ayudar a algún equipo que comenzó flojo, pueda levantarse y llegar a la pelea, porque en playoffs nunca se sabe que puede pasar.