Rubén Magnano volverá a trabajar en Hindú, hará un asesoría en el club cordobés donde trabajó hace más de 30 años.

Por importancia, palmarés e historia, cada paso de Rubén Magnano en el básquetbol argentino es significativo. La caja de resonancia se amplía en su Córdoba natal. El entrenador de la selección uruguaya volverá a aportar al básquetbol de su país, sin dejar la celeste, claro.

Fue invitado por un grupo de dirigentes de Hindú para hacer una asesoría que tiene como objetivo fomentar y trabajar en la formación de los chicos que habitán el club cordobés. Dentro de las personas que lo convidaron a participar hay ex jugadores que fueron dirigidos por Rubén hace más de 30 años, cuando el entrenador dorado daba sus primeros pasos en la dirección técnica.

Ellos me ofrecieron el gerenciamiento del club pero, luego de mucha evaluación y debate interno, decidí aceptar una especie de asesoría. Ya comencé a realizar un diagnóstico del club, sobre qué tiene y qué necesita. Mi idea, además, es tener un claro acercamiento a los entrenadores, porque ellos son el motor de las instituciones que forman jugadores y personas” explicó Magnano.

“La intención primordial es ampliar la base de la pirámide, aumentar la cantidad de chicos que puedan practicar el básquet en el club, pero a la vez hacer hincapié en una forma de trabajar y lograr insertar una forma, una cultura, dentro de la institución para que haya un respeto, una conducta. Un camino, en definitiva. Hablamos de un club muy abocado a la parte social, ahora con charlas de violencia de género, maltrato y todas estas temáticas tan presentes e importantes en el día de hoy. Trabajar en estas bases sin descuidar la parte competitiva. Voy a tratar de poner mi experiencia al servicio de eso” concluyó.