Luego de culminado el lanzamiento y sorteo de la LUB especial 2021, Básquet Total conversó con Álvaro Butureira que dejó más detalles sobre la elección del escenario, forma de disputa, protocolos sanitarios y mucho más.

En primer lugar, el gerente de marketing de la FUBB dejó en claro que la elección del Palacio Peñarol como escenario fue de la empresa Tenfield. La planificación viene desde hace tiempo, y fueron quedando varios candidatos por el camino. Primero el CEFUBB por su escaso aforo, luego el ANTEL Arena porque está siendo utilizado como centro de vacunación masiva. Se evaluaron U.A, Sayago, Larre y Atenas; pero por distintas razones no contaban con la disponibilidad horaria necesaria. Luego apareció la opción de Cordón con bastante fuerza, incluso hubo visitas con la gente de Tenfield y estaba todo bastante encaminado hasta que la empresa llegó a un arreglo económico y deportivo con la institución aurinegra. Butureira hizo hincapié en que si la Liga puede llevarse a cabo es por el aporte económico de la empresa, que a su vez se vuelca directamente a los clubes.

Consultado acerca de cómo recibieron los clubes la designación del escenario, Butureira relativizó la ventaja que pueda tener Peñarol, dejando claro que hay una planificación de entrenamientos que será pareja para todos. Afirmó que el cronograma de prácticas en el Palacio será estricto y asegurará las mismas chances para todos los equipos. “Quizás alguno pueda sentirse perjudicado, pero en ese sentido será parejo para todos. Es una situación especial, estamos en pandemia y desde el consejo de Liga se le dio la potestad a Tenfield que es quien nos ayuda a potenciar nuestro producto básquet”.  

En cuanto al tema de la seguridad, aseguró que la presencia de clubes como Nacional o Peñarol no le preocupa especialmente, ya que tienen total confianza en su jefe de seguridad que se encuentra en contacto directo con el Ministerio del Interior, neutrales de los clubes y la SND. Por el contrario, afirma que la presencia de estos clubes enaltecerá el producto y le dará mayor visibilidad. Además, agregó que a partir de un código de penas muy estricto, los clubes tomaron conciencia y hace mucho que no hay problemas grandes, los dirigentes de los clubes están haciendo un buen trabajo en ese sentido. “Nacional al igual que Goes o Aguada ya jugaron en el Palacio y no hubo problemas”.

En cuanto al aforo que se le otorgará a cada club, precisó que aún no está confirmado ya que están a la espera de la resolución de MSP y SND, pero seguramente se mantendrá cerca de 60 (25 plantel y 35 dirigencia/allegados) como terminó la Liga recientemente finalizada. Sobre la eventual presencia de público en los playoffs, dejó en claro que la intención de la FUBB y los clubes es abrir las puertas lo antes posible, pero entiende que la situación sanitaria no es la mejor. Se irá paso a paso siguiendo las directrices del gobierno, pero no se descarta ni se asegura que pueda llegar un número reducido de público en las siguientes etapas.

Con respecto a los protocolos sanitarios si hubiese casos positivos, Butureira fue claro en que no se postergarán partidos por esta razón. “Se juega sin descenso previendo que algún club pueda ser perjudicado o directamente quedar por el camino por algún contagio, así se estipuló en la votación de enero”. Si algún jugador diera positivo, quedaría aislado y el resto del equipo puede seguir practicando y jugando, pero a los siete días todos serán hisopados y los que den positivo lógicamente entrarán en cuarentena. No se postergarán partidos y si algún equipo no llega al número mínimo de jugadores disponibles, perderá los puntos.

Por último, cuando fue consultado acerca del alejamiento de Pablo Véscovi como contador de la FUBB, aseguró no estar muy al tanto de la situación, aunque puede suponer que haya sido por temas personales, ya que estar en el básquet es muy desgastante.