Luego de derrotar a Paysandú en la semifinales de la Liga Femenina, Básquet Total fue en busca de Camila Laesprella, una de las figuras del equipo del Mercado.

Pese a venir con menos descanso que el cuadro rival, Montevideo no se achica y sabe cuales son las claves para poder llevarse la final: “A pesar de que venimos de una semana sin jugar por temas de COVID, tuvimos un buen juego. Ahora tenemos que seguir entrenando ya pensando en Capurro, el cual es un rival difícil. Nuestro fuerte está en la defensa como lo demostramos hoy, a pesar de que tuvimos algunas desconcentraciones. Pero también tenemos que lograr que el ataque fluya”. 

Cuando parecía que el “Paysa” se acercaba e iba a forzar un final cerrado, las dirigidas por Méndez lograron concluir el juego sin sobresaltas gracias a la buena defensa: “Por suerte sí. Hicimos hincapié en la parte defensiva y que nos teníamos que cerrar atrás para que no penetren y también para evitar que tiren desde afuera, ya que tienen buenas tiradoras. Buscamos cortar un poco de eso con nuestra defensa dura. Puede que en ataque hayamos estado un poco estructuradas, pero cuando corrimos la cancha pudimos sacar la ventaja. Queríamos ganar y veníamos con la cabeza en esto porque era nuestro objetivo”.

Ha sido un año más que particular para el equipo de la calle Porongos, donde ha vivido todo tipo de situaciones: “Montevideo comenzó a competir el año pasado y nos fuimos incorporando a medida que corría el campeonato. También se incorporó Sofi (Wolf) que nos dio una mano bárbara y nos ayudó también en lo emocional porque es un grupo joven. Teníamos que meterle y defender duro para poder llevarnos este partido.”

Con el parate cerca de fin de año, las chicas perdieron a la argentina, quien había sido de vital importancia para las Rojas. No obstante, esto sólo sirvió de motivación para salir adelante: “Emocionalmente al principio fue dura su salida, pero tenemos buenas jugadoras que pueden asumir en ataque y aportar su granito de arena. Anímicamente nos fortalecimos y con eso seguimos adelante. Tenemos que seguir entrenando para poder ganar la copa de Bronce y empezar la nueva Liga de cero.”

Para finalizar, analizó a su futuro rival. Pese a que no juegan hace casi dos meses y que salieron victoriosas en su último enfrentamiento ante ellas, Camila se lo toma con cautela: “Al estar en actividad nos fortalece. Eso nos puede servir porque Paysandú es un equipo fuerte y nos costó bastante poder vencerlas. No sé si ellas harán scouting, pero igualmente sabemos que es un equipo muy fuerte y tenemos que salir a ganar. La clave está en la defensa. A Capurro ya les ganamos y sabemos que podemos hacerlo nuevamente, sin subestimarlas claro está.”