En un intenso tercer partido donde fue de ida y vuelta, Montevideo derrotó a Deportivo Paysandú con un buen trabajo de Camila Laesprella y sacó pasaje a la final de la Copa de Bronce, donde se medirá ante Capurro.

El partido en el Espacio Comunitario Deportivo Olímpicos comenzó con el Paysa abusando de los tiros de larga distancia, pero capturaba sus rebotes en ofensiva y le permitió tener segundas chances. En tanto, el Rojo del Mercado siguió planteando su zona 2-1-2, la cual le dio resultado y evitó que las de la Blanqueada siguieran tirando cómodas. En la ofensiva comenzó a gravitar la figura de Cardoso en el poste y las inesperadas anotaciones de segunda oportunidad de Díaz, más lo hecho por Blanco ampliaban la diferencia para Montevideo. Villamarín comenzó a aparecer en la pintura para las visitantes. Cerca del cierre y con rotación de la banca, Montevideo tuvo un mejor final de cuarto y se lo llevó 12-9.

Los segundos diez minutos tuvieron un dubitativo arranque por parte de ambos equipos, con pérdidas en los pases y malas decisiones. Además, el ritmo de juego se volvió cortado y se cargaron de faltas rápidamente. De hecho, la única forma en la cual los equipos anotaron puntos fue mediante la vía de tiros libres. Stoletniy había empezado a destaparse, pero una lesión la sacó del partido. Rovira tuvo un buen ingreso desde el banco por parte del elenco de la calle Emilio Raña. Las dos no encontraban sus fortalezas y principalmente Montevideo erraba demasiado desde el libre. Sabrina Blanco a falta de un minuto para el final del primer tiempo, rompió a la defensa rojiazul en dos ocasiones y pudo darle los primeros puntos de campo. Sin embargo, Pereira tuvo la última y achicó diferencias, dejando el marcador en 18-17.

La parte complementaria tuvo el primer minuto letal de Cynthia Díaz, que con un doble y un triple le daba más tranquilidad al equipo de Méndez. Esto, sumado a un doble de Laesprella fue un duro golpe para las dirigidas por Silva. No obstante, cuando parecía que Deportivo Paysandú no tenía efectividad en sus tiros, Villamarín recogió el guante y prácticamente ella sola se encargó de volver a poner el juego en acción, ya que puso un 6-0 y colocando a su equipo un doble abajo. Con el partido vibrante, Díaz tuvo un encontronazo con Guzmán y esto le valió la falta técnica, provocando que esta saliera del juego con cuatro faltas para preservarla. Las del Mercado Agrícola no se achicaron y siguieron atacando el cesto, con Laesprella asumiendo desde rompimientos, para encontrar a Aguerre y a Bagnato cerca del final para irse al último cuarto 34-30 arriba.

En el período final, Montevideo aprovechó el cansancio del Paysa y con sus rompimientos y descargas, desajustó la defensa y Aguerre sacó tajada de eso para ampliar la brecha. Un buen pasaje de Laesprella hizo que la ventaja se fuera a 12 y parecía que el duelo se liquidaba. Cuando parecía perdido, Pereira se puso el cuadro al hombro y con un parcial de 7-2 de parte suya y de Viana, trajeron el juego a cinco nada más. En las siguientes posiciones, el nerviosismo tomó protagonismo y no dejó tomar decisiones claras. Un tiro de Camila Laesprella fue bien contestado por un triple de Villamarín con menos de dos minutos por jugarse. Montevideo se defendía con uñas y dientes mientras que Paysandú proponía el ataque. Una buena lectura atrás cortó las ilusiones de las chicas de Silva, que veían como las de Méndez rotaban el balón y ganaban minutos de posesión, haciendo que las chances de ganarlo se esfumaran. El resultado final fue 46-42.

 

EL GRITO

¿Cómo vas a decir que no si sonó?

En el primer tiempo, Paysandú atacaba el aro con firmeza y en un lance del juego, una jugadora de Montevideo comete una falta debajo del aro. Cuando se encaminaba a protestar, Méndez le dijo a su propia jugadora en tono chistoso que ni se acercara a protestar, que ese foul lo escucharon hasta en Ciudad Vieja.

UNO x UNO

MONTEVIDEO

Díaz (8): Fue la figura de Montevideo en la primera parte y en el comienzo del segundo. La falta técnica hizo que perdiera protagonismo. Blanco(7): Goleadora silenciosa. Ayudó mucho al equipo en los dos lados. M. J. Méndez(6): Ayudó en tareas defensivas. No desentonó. Aguerre (7): Junto con Blanco, estuvieron cuando las papas quemaban también. Buen tiro de media. Cardoso (6): Empezó posteándose fuerte, pero la clave del partido fue por otra dirección. Laesprella (9): Apareció en el clutch, cuando todo pintaba feo y oscuro en Kibón. Desde el banco brindó aire fresco y soluciones. Bagnato (7): Se hizo fuerte en la zona pintada y sacó renta de eso. La forma en que festeja los goles es el fiel reflejo de todos los simpatizantes del Rojo. Lotito (5): Sumó al equipo. Aportó en defensa. M. Méndez (7): Por algunos instantes no se entendieron las indicaciones, pero su equipo si lo hizo y las llevó a una final. Un buen trabajo coronado con lágrimas por el progreso de su dirigidas que están en una final.

DEPORTIVO PAYSANDÚ

Stoletniy (5): Cuando empezaba a asumir para su equipo, tuvo esa fea lesión. Esperamos que no sea grave. Guzmán (4): Aportó mucho en defensa y sacó del partido a Díaz. Viana (5): Se sumó a la última remontada del Paysa, pero no alcanzó. Pereira (7): Hasta ahora sigue corriendo por Kibón. fue vital para que Paysandú llegara con vida a la recta final. Villamarín (8): Enorme el trabajo de Karen. De abajo del aro, de media, de tres puntos. No se le puede reprochar nada. Rovira (6): Relevó muy bien a Villamarin y se hizo grande en la zona pintada. López (4): No pudo demostrar su juego. Canabal (5): Entró reemplazando a Stoletniy y metió uno de sus libres, pero luego se perdió en el partido. C. Sosa, V. Sosa y Veleda (-): Poco en cancha. Silva (5): Ligó mal con la lesión de su base. Si bien arengó a las suyas, no pude ser este año.

VAR

Pablo Graiño y Walter Borio (6): Puede que alguna jugada puntual hayan tenido un criterio distinto, pero buen arbitraje en lineas generales. Siempre abiertos al diálogo.

_______________________

LO DESTACADO

Fue un año bastante raro para todos los equipos. Pero imagínense que el 2020 haya sido el año donde tu equipo debuta en la Liga Femenina de Básquetbol y viene una pandemia mundial que hace que tengas que parar todo y no sepas si vas a tener que dar marcha atrás en ese proyecto que tanto quisiste. También pensá que tenías una jugadora desequilibrante que se acopló muy rápido al equipo y esa misma quien fue partícipe de tu primer triunfo en la divisional, se tuvo que marchar por temas sanitarios. Sumando todo eso y muchas más cosas aún, a las chicas de Montevideo demostraron ser uno de los equipos de mayor progreso en el torneo. Las adversidades les importaron muy poco, siguieron adelante y hoy se encuentran con lo que tanto quisieron: poder disputar una final. Nadie sabe cómo van a terminar los partidos ante Capurro, pero el equipo está como en la foto: más unido que nunca. Salú, chicas.