Después de tanta espera, Malvín cerró su primera semifinal ante Bohemios con triunfo. Sabina Bello fue una de las piezas claves del triunfo Playero y tras el juego, habló de todo lo que pasó en la cancha, pero también de todo lo vivido en la semana.

La Playa sustentó el triunfo por lo hecho previo a la suspensión. Respecto al reinicio donde las marronas amagaron con la reacción, Bello comenzó diciendo: “Nos costó bastante anotar. Ellas estaban muy cerradas, la cancha no ayudó mucho hoy porque había un poquito más de viento y no estuvimos finas con los tiros de afuera. Cuando logramos correr la cancha lo hacemos bien, cuando logramos poner la pelota adentro también, pero no fue nuestro mejor partido hoy”.

Sabina también tuvo palabras para la primera parte del partido, en donde su equipo consiguió un 38-10 mostrando un nivel de juego soberbio: “Podemos jugar mucho mejor que como lo hicimos ahora en el cierre. Nuestra identidad es no aflojar ni un minuto, defender a morir y que eso nos permita correr y más en esta cancha que si se te cierran es mucho más difícil anotar de afuera. Sin duda que nos costó hoy después de tantas suspensiones volver a lo que habíamos hecho en el inicio. Pero tenemos claro a lo que queremos jugar”.

Malvín  a lo largo de los años sigue nutriendo a la Liga Femenina de talentos jóvenes con responsabilidades importantes en el torneo. La experiente jugadora habló de lo que fue la actuación de las más chicas, en una semifinal de Liga: “Es algo que lo podemos ir disfrutando año a año. Ahora particularmente tenerlas en una semifinal así de metidas, que realmente las necesitábamos hoy y nos dieron una mano enorme, así que una alegría tremenda del nivel que están mostrando. Ellas saben que les toque jugar un minuto o cinco tienen que mantener la intensidad. Estas chiquilinas que vienen están todas muy intensas, le dedicamos mucho tiempo a esa parte. También están muy bien físicamente y eso las ayuda. Por suerte se metieron y lo hicieron bien. Defendieron intenso, robaron un par de pelotas que les permitió correr”.

Tras una primera semifinal que precisó de seis fijaciones para finalizar, Bello contó su sentir acerca de toda la situación: “Fue una frustración tras otra, a pesar de que nosotras estemos dispuestas desde el primer momento, como lo estamos desde que empezamos a jugar al básquetbol, porque no es la primera vez que pasamos por una situación de injusticia o de este tipo. Después de cada suspensión era una frustración enorme, pero tratábamos de limpiar lo más rápido posible y a la siguiente práctica ya pensar, enfocarnos en preparar la semifinal”.

Sin dudas que la última suspensión en donde la FUBB no comunicó a los jueces que debían presentarse en el Espacio Comunitario Deportivo, fue la que más pegó en el básquetbol femenino: “La primera suspensión por lluvia era probable, después cuando empezó a pasar varias veces nos empezamos a frustrar un montón, porque también una de las veces fue por el rocío. Cuando pasó esto de los jueces, la verdad que no lo podíamos creer. Fue mucha indignación, pero también mucha tristeza, porque es como sentir de que a pesar de hacer todo lo que está a tu alcance, de poner la mejor parte de vos y todos los que forman parte de esto, sentimos que la Federación no respondió, de cierta forma. Fue un problema de comunicación, pero que evidentemente en el básquetbol masculino no pasaría nunca. Una vez más nos hacen sentir que no se nos trata con el respeto que nos merecemos”.

Respecto a lo ocurrido el pasado jueves, Sabina contó que respuesta recibió por parte de la FUBB y que muestras de apoyo recibió por parte de los jugadores del masculino: “La Federación simplemente explicó cuál había sido la situación, falta de comunicación para avisarle a los jueces que se jugaba esta semifinal. Respecto al masculino, hay muchos jugadores que entienden que esta lucha es de todos, no solamente de nosotras las jugadoras. Lo han tomado como una causa del gremio y nos están dando una mano bárbara, pero de todas formas podemos crecer mucho ahí, porque ni que hablar que el involucramiento de todo el masculino nos va a seguir ayudando a crecer a nosotras”.

En la semana hubo mucha manifestación en las redes y previo al encuentro, tanto Malvín como Bohemios prepararon un mensaje buscando concientizar sobre la igualdad tras lo sucedido: “En la semana hubo de todo. Hubo mucha manifestación inmediata, de jugadoras que de alguna manera trataron de hacer un descargo de lo que habíamos vivido. Nosotras tratamos de meditarlo y de hacer algo constructivo, algo que sume. Se nos ocurrió escribir un texto, bien armado, con un mensaje constructivo, se lo compartimos a Bohemios, ellas estuvieron de acuerdo. Por otro lado, ellas nos propusieron no jugar las primeras dos posesiones”.

También dejó espacio para hablar del segundo juego de la serie: “Primeramente, después que se cerró este partido que lo veníamos arrastrando hace un montón, va a ser más fácil enfocarse en el juego solamente, porque esto de estar dedicándole por un lado al juego y por otro a tener que manifestarnos, expresarnos y a esta lucha que estamos transitando, muchas veces nos complica. Pero ahora esperamos poder enfocarnos en el juego mismo. Podemos mejorar en defensa y en ataque, sin duda va a seguir siendo difícil, porque no es lo mismo anotar en espacio abierto que en espacio cerrado. Ellas se cierran en defensa y tenemos que estar finas en los tiros de afuera para poder sacar nuestro mejor juego”.

Sabina hizo énfasis en una mochila pesada que se sacaron ambos planteles tras por fin poder terminar la primera semifinal: “Nunca me había pasado vivir una cosa así, de arrastrar una semifinal, no tanto en el tiempo, pero sí en la cantidad de veces que nos preparamos, nos vestimos, vinimos con todas las ganas, hicimos la entrada en calor y se tuvo que suspender. Después de haber cerrado este partido, va a ser mucho más fácil poder enfocarnos y cerrar el torneo de la mejor manera”.

Entre tanta lucha y el final de la liga, Malvín no pierde el enfoque en el plano internacional, sabiendo que en poco más de un mes tendrá que salir a representar al país en la Liga Sudamericana: “Se piensa mucho y sobre todo cuando nos pasan este tipo de cosas, nos queda la tranquilidad de que nosotras tenemos un montón de objetivos y metas por delante. También a la hora de preparar, porque es otro juego totalmente distinto el que vamos a encontrar en la Liga Sudamericana. Lo tenemos ahí, queda muy poco tiempo. Ni que hablar que estamos preparando estos partidos, pero también siempre pensando en seguir creciendo para cuando nos tengamos que medir a nivel internacional”.