En las últimas horas, y tras una enfermedad que lo castigó los últimos meses, dejó de existir Javier Espíndola.

 

Hablar de Espíndola es hablar de una carrera prominente. Campeón Federal y de LUB, un tipo ligado a varios clubes y que cuando no le tocó dirigir, amaba tanto esto que empezó a comentarlo. Si habrá sido especial su paso por varios equipos, que le dio el primer Federal a Cordon, dirigió al primer equipo campeón del interior (Salto Uruguay) y permitió que Aguada fuera campeón tras 36 años logrando la tan ansiada octava estrella.

Fue entrenador de Malvin y de Unión Atlética, dirigió algunos años en Argentina y también tuvo el honor de haber sido entrenador de la Selección Uruguaya en un Pre-Olímpico y dos Sudamericanos. En sus últimos años estuvo ligado a 25 de Agosto y Hebraica Macabi, equipo con el que salió campeón en la década del 90′.

Se fue un referente, uno de esos tipos especiales de los cuales nadie habla mal. Desde BT le deseamos un descanso en paz a Javier y enviamos nuestras condolencias a su familia.