Contundente victoria aguatera, con un primer tiempo de porcentajes disparatados, y la jerarquía de sus jugadores para llevar el partido sin sobresaltos, fue más que un Trouville que se vio sorprendido y nunca pudo encontrar su línea de juego en los 40 minutos.

Aguada entró como un vendaval, plan claro en ofensiva: ser agresivos para buscar juntar ayudas y anotar tanto de descargas cortas, como el tiro de tres a pie firme. Estrategia que le salió a la perfección los primeros minutos, anotaron los primeros 11 puntos que intentan, antes que Trouville pudiera acomodarse en el partido. El rojo intentaba jugar desde las transiciones, salidas de sucesivas, pero todo sin éxito, el equipo no fluía, hacía todo forzado y no era su noche con los porcentajes de acierto; 11-0 y el primer minuto de tiempo de Fernández.

A la salida de ese minuto se quebró el partido, Aguada seguía anotando, se animaba a salir rápido (la mala selección de tiro del rival lo permitía), para poder romper la primera línea defensiva y lograr generar para los demás. Buena actitud colectiva, muchas asistencias en ese pasaje, el equipo se prestaba el balón cosa no común salvo en el último partido. Por su parte a Trouville le costaba muchísimo generar tiros cómodos, el pick central de Mariani no sacó ventaja alguna, a Tintorelli lo llevaron a recibir casi en la línea de 6.75, y con las dos armas principales ofensivas de Trouville afuera, se le complicó mucho para encontrar los tiros cómodos, fue hasta el buen ingreso de Mayora que con sus tiros de media distancia pudo destapar un poco la ofensiva.

Thornton con un primer tiempo espectacular, anotó los primeros 16 tantos que intentó, incluyendo un 4/4 en triples hasta ese momento, Davis también comandando la ofensiva, siendo agresivo de frente al aro, buscando posteo para sacar ventaja de su buen juego de pies, y el control de juego de Bavosi, los tres pilares del primer punto de Aguada.

A Trouville le pesó mucho el comienzo, se frustró, puso más corazón que cabeza para revertir el resultado, y nunca encontró el juego que lo caracteriza. Muchas veces el relacionamiento en el juego que tiene el atacar y defender, hace que cuando te ves muy superado en un área, repercute en la otra. Se vio superado ampliamente en defensa (el análisis de mi colega lo detallará); eso hizo que tenga que sacar de fondo muchas veces y no poder imponer su ritmo de corrida de cancha y ataque en transiciones, jugó todo el tiempo en el 5×5 y no le favoreció.

Para nada cerrada la serie, comentábamos en lo previo que las buenas noches en porcentajes inclinarían la balanza para equipos como estos que lanzan tanto de 3pts, en este le tocó a Aguada, pegó un cachetazo grande, veremos como responde la cabeza durante el fin de semana para la final del lunes.