Comenzamos a analizar las claves defensivas de lo que nos dejó la primera final entre Aguada y Trouville. Donde el aguatero marcó la cancha y se llevó el primer punto de la serie.

Ambos equipos defendieron en hombre, y ahí ya se marca la primera diferencia en el primer cuarto:

  • En el 1×1, Trouville es superado permanentemente en todos los emparejamientos (Lee a Tintorelli, Davis a Soto, LGM a Marotta y Bavosi a Mariani), lo cual generó directamente o bandejas o ante las ayudas largas, descargas y tiros muy cómodos a pie firme, con el consiguiente buen porcentaje de esos casos (3 de 3 de Thornton ya de inicio).
  • Aguada a diferencia, estaba muy cerrado en defensa, no deja de esa manera tanto espacio para rompimientos 1×1

Ante las tres principales armas ofensivas de Trouville, Aguada defendió así:

PICKS

En los picks, principal arma ofensiva de Trouville en ofensivas de media cancha, Aguada eligió perseguir por arriba (con Bavosi) a Mariani evitando de esa manera su tiro, mientras que el grande defensor se suelta conteniendo la penetración; los restantes 3 defensores se cierran en la pintura evitando pase al rol, por lo que lo único que eligió dar Aguada en esa situación fue el tiro exterior ante un pase de descarga, pero con buen close-out (recuperación) por lo que tampoco fueron tiros tan cómodos y por eso los porcentajes de 3 de Trouville no fueron nada buenos.

Cuando los picks los tomó Mayora, sistemáticamente su defensor pasó por detrás del pick regalándole el tiro pero no involucrando de esa manera a los restantes defensores y dejándolos así cerca de sus emparejamientos.

POSTEOS DE TINTORELLI

La siguiente arma ofensiva de Trouville era el posteo de Tintorelli, situación que Aguada tenía muy bien scouteada y consistió en doblarlo (y por momentos hasta triplicarlo) una vez que pisara la pintura, sumado a que los restantes 3 defensores se hundían en la pintura, y de esa manera no solo neutralizó su muy buen juego de espaldas sino que además le dificultó muchísimo sus pases de descarga a los jugadores perimetrales, que si llegaban lo hacían en forma forzada y de esa manera tampoco tenían tiros cómodos.

ATAQUE RÁPIDO

Prácticamente ni hubo por parte de Trouville dada la efectividad ofensiva de Aguada, por lo que en general el rojo de Pocitos sacaba de abajo y ya con la defensa plantada del rival. La única vez que pudo correr fue cuando Aguada se apuró en tomar algunos tiros en el tercer cuarto.

Conceptualmente, Aguada volvió a mentalizarse en mostrar mucha intensidad defensiva desde el primer segundo (evidenciada en negación de líneas de pase, agresividad en la defensa de los picks, un brillante bloque defensivo y rebote) para evitar así agrandar al rival y tener que remar el partido de atrás, lo cual con la seguidilla de finales cada día por medio, iba a ser una complicación grande.

DEFENSIVAMENTE TROUVILLE:

  • No pudo contener el 1×1 (ni en los perimetrales ni con sus interiores cuando Thornton y Roberts se abrían y jugaban 1×1 de frente), lo cual fue una fácil fuente de penetración y descarga para tiros cómodos de Aguada, que es el equipo con mejor % del torneo
  • No presionó el traslado
  • No fue agresivo en la defensa de los picks centrales, lo cual le permitió tiros a LGM y Bavosi, como también rompimientos al aro de Sarni.