Montevideo derrotó a Paysandú y quedó a un juego de las finales de la Copa de Bronce. Sabrina Blanco fue figura en el momento de quiebre y tras el juego, dialogó con Básquet Total.

Comenzó contando como fue la vuelta a las canchas tras el parate: “Se sintió mucho nervio, pero sabíamos con las gurisas que íbamos a venir a darlo todo”.

Al otro lado del alambrado del Espacio Comunitario Deportivo, el Mercado marcó presencia y Blanco tuvo palabras con la gente que vino a apoyarlas y que lo hizo durante todo el torneo: “Son lo mejor que hay. Siempre alentando, siempre apoyando, Abel, Joaquín, el gordo Santi, todos; son lo mejor que hay en el club”.

Blanco tuvo tiempo para la foto del equipo en el debut de su equipo en el Olímpicos de Helsinki 1952 y Melbourne 1956 y tras cumplir con las cámaras, nos contó la clave de sus aciertos de afuera, en una noche en la que el viento complicó bastante el tiro exterior: “Hoy se prestaba para tirar más de adentro. Pero tuve la oportunidad de tirar de afuera en un momento que vi que no había viento. Por suerte entró”.

La lluvia amenazó con la suspensión en el segundo cuarto, pero a pesar de que por momentos el piso se complicó, con el correr de los minutos el partido comenzó a tener un rumbo normal: “Yo sinceramente quería jugar igual, pero si se tenía que frenar se frenaba. Esperamos un poco y por suerte mejoró”.

El receso dejó a Montevideo sin su goleadora, Sofía Wolf, pero el equipo respondió de buena manera: “La Wolf es lo mejor que hay. Es parte del equipo y siempre lo va a ser. Hoy nos mandó un mensaje dando apoyo, pero nos teníamos fe igual. Con ella tenemos una mejor ayuda pero sin ella también podíamos”.

También tuvo palabras para todo lo que le generó la argentina a un equipo que mejoró sus rendimientos individuales con el correr de los juegos: “Con la llegada de ella mejoramos, nos daba más confianza. Veníamos a entrenar de mañana con ella algunos días, nos ayudó mucho y nos dio mucha confianza”.

Montevideo quedó a un juego e la final, lo cual genera ilusión en el Mercado: “Un poco sí, siempre está la ilusión. Vamos a salir a ganar el que viene y si no iremos con las mismas ganas al tercer partido”.